Noticias Castellón
miércoles, 07 de diciembre del 2022 | Última actualización: 15:34

Una década de actualidad (IX): La Diputación de Martí y ‘los líos’ de Castelló con el Botánico

Tiempo de Lectura: 22 minutos, 12 segundos

Noticias Relacionadas

El hito de Escala a Castelló, su Plan General y los miedos de Marjalería mientras PortCastelló abre puertas a la era de Rafa Simó

Mientras la Diputación estrenaba gobierno de izquierdas con José Martí y el pacto PSOE-Compromís, el Ayuntamiento de Castelló editaba un acuerdo de gobierno y comenzaba a gestionar millones de euros de fondos europeos. Pero no todo fueron parabienes, los socios del Fadrell no se entendían y las discrepancias de Castelló con el Botánico de Compromís eran cada vez más sonadas, la Generalitat se quedó con su edificio de Borrull y la Date del Plan General recortaba el suelo industrial del Puerto.

X Aniversario Castellón Información

Escala a Castelló

En la primavera de 2019, durante las vacaciones de Pascua, PortCastelló acogió uno de los eventos más importantes en materia de Turismo. El evento se denominaba Escala a Castelló, porque nacía en 2018 de la iniciativa que ya desarrollaba la ciudad francesa mediterránea de Sète: ‘Escala a Sète’.

Se trataba de una feria temática dedicada a los barcos históricos y la cultura del mar. En torno a estos grandes navíos se organizaban eventos de todo tipo: mercadillos gastronómicos, mercadillos marineros, desfiles, demostraciones militares antiguas, actividades para niños, representaciones. Todo ello hasta transformar PortCastelló y el frontal del Grau en una ciudad marinera de los siglos XV, XVI y XVII.

En la primera edición el éxito fue tan absoluto como no se había visto hasta el momento. Y visto el resultado, Castelló no solo se comprometió a trabajar por este evento turístico cada dos años, como hacía su ciudad hermana de Sète, sino a repetirlo todos los años, terminada la Semana Santa, en la semana de Pascua. La Llegada de la Covid no truncó del todo su celebración, solo la modificó hasta que llegaron mejores tiempos.

PSOE y Ciudadanos en Oropesa y Almassora

Con los resultados electorales de 2019 se conservaron algunos pactos de izquierdas y se deshicieron otros. En la capital de la Plana el PSOE ganó representación y volvió a pactar un gobierno, esta vez tripartido, con Compromís y Podem.

En localidades como Onda, los populares recobraron su mayoría absoluta. Y en otros como Oropesa del Mar y Almassora también cambiaron las cosas.

En Oropesa del Mar un pacto entre PSOE y Ciudadanos daba la alcaldía a ambos partidos con el acuerdo de que primero gobernaría la representante socialista, María Jiménez, y luego sería relevada por la de Ciudadanos, Araceli Moya.

En Almassora, también pactarían PSOE y Ciudadanos y dejaban fuera a Compromís.

La Diputación de José Martí

Pero lo más significativo es que con el número de representantes conseguidos en la provincia, el Partido Socialista recobró el dominio de la Diputación Provincial después de 24 años de gobierno del PP. El filósofo José Martí asumía el cargo de presidente y ‘el hombre de las mil caras’ que gozaba de enseñar y gobernar su pueblecito de Suera se vio elevado a la presidencia de este órgano provincial gracias a un pacto entre PSOE y Compromís.

La personalidad del nuevo presidente fue fundamental en la línea de llegar a acuerdos y hacer copartícipe a la oposición a la que no se privaba en llamar personalmente para consultar unas cosas u otras que afectaran a la provincia.

X Aniversario Castellón Información

En la nueva legislatura PP pasaba a la oposición. El que había sido vicepresidente con Javier Moliner, Vicent Sales, pasaba a ser el portavoz de la oposición del PP. Y Cristina Fernández, de Ciudadanos se constituía como la portavoz de su grupo en la oposición, integrado por dos diputados.

Los socialistas se las prometían muy felices al mando de ‘La Diputación del Cambio’ o ‘La nueva Diputación’, como algunos de sus diputados pretendían denominar, de forma bastante rimbombante a su gobierno.

En este caso Diputación y Generalitat compartían colores políticos. Lo que quiere decir, que muchas de las tensiones generadas en la anterior legislatura se limaron por completo y los Fondos de Cooperación salieron adelante con la bendición de ambos gobiernos.

Además, había una serie de inquietudes que tanto Diputación como Generalitat compartían: el fenómeno de la despoblación y la necesidad de aportar soluciones a los municipios del interior. Porque, José Martí, como alcalde de un municipio pequeñito, intentó, desde el primer momento, buscar una ‘discriminación positiva’ para que esos municipios pudieran recobrar su identidad o al menos mantenerla.

Uno de sus primeros logros, el acuerdo para rehabilitar Sant Joan de Penyagolosa, o los nuevos presupuestos en los que se pretendía ampliar el concepto del Plan Castelló 135 con una ‘mayor autonomía’ para los ayuntamientos.

De esta manera, los Planes de Obras y Servicios determinaban mayores cuantías para que fueran los municipios los que decidieran dónde y cómo invertirlas.

El Temporal Gloria

Entre los días 20 y 23 de enero de 2020 se produjo un fuerte temporal de mar y nieve en la provincia de Castelló.

El interior quedó ‘congelado’ y aislado por la fuerte nevada, mientras el litoral veía arruinados paseos y playas. Llegaron a cortarse 17 carreteras y se suspendieron las clases en 13 municipios. Fue la primera prueba de fuego para la diputación de José Martí.

Después llegó la Covid y lo complicó todo.

Temporal Filomena

Lamentablemente al 'Gloria' le siguió la borrasca 'Filomena' entre el 6 y el 11 de enero de 2021. Temporal de viento, nieve, lluvia y mar que prácticamente arrasó la provincia. Hasta el Desierto de las Palmas se pintó de blanco.

Historias de Castelló, la Generalitat y los fondos europeos

La capital de la Plana vivía buenos tiempos. Las cuentas estaban saneadas y se había gestionado con mucha habilidad la obtención de fondos europeos Edusi para el desarrollo urbano. De esta manera Castelló consiguió 20 millones de euros de los fondos europeos para una serie de proyectos que la ciudad debía co-financiar al 50%.

Con cargo a estos fondos se planificaron proyectos como el Parque de la Panderola del Grau, el nuevo puente sobre el Río Seco, para enlazar la carretera de Alcora con el Raval Universitari; la remodelación del Caminás, eje vertebral que enlaza las ermitas situadas junto a la antigua vía Romana; la Sala de Seguridad de la Policía Local, que después daría mucho que hablar; la remodelación del Camí de la Ratlla con Benicàssim, y varios proyectos de movilidad. También se proyectaba una actuación sobre el barrio de Crèmor y la Ribera del Riu Sec.

Pero para desarrollar algunos de los ‘temas de ciudad’ era inevitable una ‘colaboración’ estrecha con algunas de las consellerias del Botánico y aquí es donde comenzaron a torcerse las cosas.

Concretamente, para poder remodelar el Caminás, valorado en 4,6 millones de euros, que ya tenía el visto bueno de Europa para ser cofinanciado con fondos Edusi, Castelló necesitaba permisos como el de la conselleria de Agricultura, porque se consideraba una vía agropecuaria… y la conselleria solicitó que el ayuntamiento pagara una serie de ‘tasas’ que la entidad municipal consideraba abusivas, porque entre administraciones se llegaba a otro tipo de acuerdos. Y no hubo manera, ni con la intervención el presidente Puig.

De esta forma, Castelló hubo de renunciar al Caminás para pasar los fondos al Camí la Plana que si se podía ejecutar en el tiempo previsto para no perder la cofinanciación europea. No fue el primer rifi-rafe ni el último que se produjo entre la alcaldía de Amparo Marco y las consellerias de Compromís del Botánico.

El Palacio de Borrull

Otro tema que coleaba en aquel momento y que ‘dolía’ especialmente en la capital de la Plana era la rehabilitación integral del Palacio de la plaza Juez Borrull de Castelló.

El proyecto original se centraba en una ‘colaboración estrecha entre el Pacto del Botánico’, liderado por Ximo Puig, y el ayuntamiento de Castelló, que gobernaba, la socialista Amparo Marco. Generalitat cedía edificios a Castelló y Castelló a su vez colaboraba con el gobierno autonómico.

Y así fue cuando se firmó el acuerdo para ‘rehabilitar integralmente el Palacio de Borrull’, los antiguos juzgados en un avanzado estado de abandono en verano de 2017.

La Generalitat redactaba el proyecto y el ayuntamiento pagaba las obras (calculadas entonces en 12 millones de euros). Y el objetivo municipal era convertir aquel gran edificio ‘modernísimo’, en el nuevo ayuntamiento de la capital de la Plana.

No era una inversión pequeña, pero podía merecer la pena ya que el edificio del ayuntamiento se había quedado más que pequeño para la capital de la Plana, que tenía que pagar el alquiler del Edificio Hucha para albergar sus servicios. La otra alternativa para solucionar los problemas de espacio del ayuntamiento de Castelló, pasaba por ‘demoler’ el antiguo Asilo, comprado por el ayuntamiento para edificar un nuevo ayuntamiento desde cero. Pero el coste se disparaba por encima de los 50 millones de euros.

Y todo funcionó bien, hasta que Consellería de Políticas Inclusivas exigió la ocupación de parte de aquel nuevo inmueble de Borrull para utilizarlo para sus instalaciones de servicios sociales autonómicos.

La cosa no era de risa. El ayuntamiento había de pagar las obras, pero solo tendría derecho al espacio que ‘le dejara’ la conselleria. Al garete con el proyecto del nuevo ayuntamiento.

La redacción del proyecto se retrasó y, lo que es peor, multiplicó su coste. La alcaldesa de Castelló estaba más que rebotada por como habían salido las cosas y muchos eran los que rumoreaban que el ‘invito y y pagas tú’, también le había jugado una mala pasada al ayuntamiento de la capital de la Plana.

Las tiranteces entre Castelló y el Botánico no eran pequeñas. La remodelación del Caminás, echada a perder por las exigencias de las tasas de la Conselleria de Agricultura. El nuevo ayuntamiento de Borrull, completamente desmontado mientras el coste de edificación amenazaba con elevarse por encima de los 18 millones de euros que había de pagar Castelló ‘para nada’. El Centro de Alzheimer de la Pineda en el Tetuán 14, paralizado por las exigencias de los técnicos de la Consellería de Servicios Sociales.

No era extraño que la alcaldesa de la capital de la Plana se mostrara bastante cerrada ante otros acuerdos como la construcción de la nueva residencia para mayores, en la calle Onda, que había comprometido la Conselleria de Servicios sociales, y para la que Castelló debía de ceder el suelo… o la creación de un nuevo Conservatorio Superior en Taxida, donde el ayuntamiento también tenía que ceder el suelo.

La alcaldesa del PSOE (por más que estuviera respaldada por la coalición de Compromís y Podemos) no mantenía las mejores relaciones con las consellerias de Compromís.

Así las cosas, el presidente de la Generalitat hubo de tomar cartas en el asunto. En una visita a la alcaldesa de la capital de la Plana, tras las elecciones de 2019, modificaba su posicionamiento con respecto al pacto del edificio de Borrull, que el ayuntamiento amenazaba con romper.

Primero avanzó que los sobrecostes, sobre los 12 millones de euros que debía poner el ayuntamiento, serían asumidos por la Generalitat.

Pero a la postre, fue la Generalitat la que se hacía cargo de todo. La redacción del proyecto del edificio de Borrull, la licitación de las obras y el pago completo de la rehabilitación. Ahora bien, el ‘espacio compartido’ para el ayuntamiento en el edificio de Borrull también desaparecía del mapa. Si Castelló no pagaba no podía exigir. Tiempo por venir, futuro por delante.

Las obras salieron a concurso y se adjudicaron el 9 de marzo de 2021 por 15,5 millones de euros.

El Plan General de Castelló

Para el gobierno de Amparo Marco, primero con el Pacto del Grau y luego con el Acord de Fadrell, un tema prioritario era la redacción del nuevo Plan General de Castelló, que carecía de PGOU desde su anulación en 2013.

X Aniversario Castellón Información

Aunque el anterior alcalde, Alfonso Bataller, inició los trabajos previos para este nuevo Plan, los nuevos gobiernos de coalición retomaron el Plan, pero partieron nuevamente desde cero. Confiaban en poderlo sacar adelante durante la legislatura de 2011-2015.

La Ley del Suelo había cambiado. Con la nueva normativa autonómica, el ayuntamiento debía planificar ‘dos’ planes generales paralelos. El primero, el Plan General Estructural que estableciera el esqueleto del nuevo urbanismo de Castelló, adaptado a todas las normativas supramunicipales. Este tenía que contar con la aprobación de la Generalitat desde la Consellería de Medio Ambiente (Declaración de Impacto ambiental); y un plan paralelo, el Pormenorizado que diera forma a todas y cada una de las parcelas resultantes. El Estructural condicionaba el Pormenorizado, pero este último podía ser aprobado por el Ayuntamiento una vez que tuviera el visto bueno de la Conselleria sobre el anterior.

Para la redacción del Plan se realizaron trabajos previos y se realizaron encuentros con todos los sectores vecinales de Castelló. El concejal encargado de esta macro operación fue Rafa Simó.

La redacción de ese primer Plan General Estructural chocó desde el primer momento con la oposición municipal de 2011-2015. Proponía reducción de alturas en las edificaciones, nuevos conceptos de barrio tipo ‘manzana’ semi-peatonal; la urbanización de Crèmor, y una nueva visión de la Marjalería de Castelló, entre otros temas.

Pero además, planteaba una reducción de suelo industrial, suelo residencial y una red de zonas verdes comunicadas entre sí, que había sido una de las aportaciones en las que se centraron fundamentalmente Castelló en Moviment y Compromís.

En el primer pleno de aprobación del Plan General, la oposición, que denunció que no se había contado con ellos en ningún momento y recriminaban una falta de diálogo para un documento de ciudad, abandonó la sala. Por tanto, se aprobó por unanimidad, aunque con la ausencia de la mitad de la Corporación. Era suficiente.

Castelló tenía prisa, el equipo técnico trabajaba a destajo. Pero Castello no dependía de si mismo, necesitaba de los informes de todos los organismos autonómicos y nacionales que debían informar sobre el planeamiento. En estos organismos, al menos sus responsables políticos prometían apoyo incondicional. Pero sus respectivos departamentos tenían sus propios ritmos de trabajo y el procedimiento avanzaba de forma más lenta a como se había pretendido y a como se había prometido.

X Aniversario Castellón Información

La Marjalería reclama soluciones

Uno de los temas más comprometidos se centraba en la Marjalería de Castelló, suelo hasta entonces a un Plan Especial, aprobado en 2006, que por desgracia nunca contó de los medios económicos suficientes para su desarrollo.

El nuevo Plan, con las modificaciones introducidas de Castelló en Moviment, incrementaba el suelo protegido y modificaba mucha de las calificaciones del suelo.

Suelo Urbano pasaba a ser ahora suelo No Urbano, y muchas viviendas quedaban desprotegidas al encontrarse ahora en Suelo Rustico Protegido.

Y lo peor de todo era que, cuando se aprobara el Plan General el anterior Plan Especial que los amparaba dejaba de tener vigor. Puede imaginarse como era el sentir de los marjaleros y hasta qué punto se encontraban inquietos.

La Declaración de impacto Ambiental y sus efectos en el Puerto y la Marjalería

La Declaración de Impacto Ambiental del Plan General Estructural (Date) dio cien mil vueltas antes de que por fin la Comisión Territorial de Medio Ambiente diera su visto bueno, en julio de 2020, aunque, y esto es importante, con modificaciones importantes.

Por ejemplo, se recortaba el suelo industrial de la plataforma Logística del Puerto y el entorno de la estación intermodal. Se declaraban zonas inundables muchas áreas de la ciudad sometidas a desarrollo, también algunas urbanizaciones de montaña. Pero lo peor fue para la Marjalería. Calificada, casi en su totalidad como zona inundable, la Date establecía un periodo de 10 años, prorrogables a 12, para el desarrollo de toda la zona calificada en Suelo Urbano; y las viviendas construidas antes de agosto de 2024, que podrían ser regularizadas, pero siempre que fueran sometidas a planes de Minimización de Impacto para dotarlas de servicios como agua, luz y alcantarillado.

El Ayuntamiento de Castelló solo podía hacer dos cosas, renunciar a esa Date y volver a comenzar desde cero para justificar el ‘ajuste ambiental del Plan’, sin introducir modificaciones, o modificar el Plan General para adaptarlo a las exigencias de la Date. Optó por lo segundo.

El 17 de diciembre 2020 el pleno aprobaba la exposición pública del Plan General Estructural que incluía las modificaciones de la Date. Para entonces, la oposición estaba formada ya por PP, Ciudadanos y VOX. Todo ellos votaron en contra (pero no abandonaron el peno).

X Aniversario Castellón Información

En este pleno se produjo un detalle ‘importante’ que había pasado desapercibido para casi todo el mundo menos para PSOE y Compromís. La reserva del solar de Taxida para la construcción del nuevo Conservatorio Superior de Música, había cambiado. Ahora ya no se especificaba el uso. ¿Nuevo enfrentamiento entre Amparo Marco y las consellerias de Compromís?

Paco Toledo, presidente de Puertos del Estado

X Aniversario Castellón Información

En febrero de 2020 Francisco Toledo, hasta entonces presidente de la Autoridad Portuaria de Castelló fue designado presidente de Puertos del Estado. Para PortCastelló aquello suponía un avance fundamental. Significaba que el Puerto tendría un papel importante y reconocido en la estructura nacional portuaria.

Rafa Simó, presidente de la Autoridad Portuaria de Castelló

X Aniversario Castellón Información

Meses después, el presidente de la Generalitat Valenciana nombraba a Rafa Simó, concejal de Urbanismo de Castelló, como nuevo presidente de PortCastelló. Tenía por delante proyectos tan ambiciosos como la conexión interior del Puerto, el desarrollo de la zona Logística, el acceso ferroviario por el sur y la estación Intermodal. Como otras instituciones, el Puerto aspiró a los Fondos Next Generation para la construcción del acceso ferroviario.

Ahora bien, algunos de los problemas con los que se encontró el nuevo presidente de la Autoridad portuaria fueron, precisamente, el recorte de suelo industrial de la Plataforma Logística, incluida en la Declaración de Impacto Ambiental del Plan General de Castelló; y el incremento de impuestos a los que el ayuntamiento, del que había formado parte, aplicaba a ‘empresas especiales’, entre las que se encontraban las del Puerto de Castelló.

Para solventar el problema se recurrió al Plan de Acción Territorial, promovido por la Conselleria de Obras Públicas que dirigía Arcadi España.

Hecha la ley, hecha la trampa. Pese a la Date, el ayuntamiento tendría opción de modificar su Plan General cuando así lo exigieran las necesidades de desarrollo de la zona industrial del Puerto. Y para ello, el Plan de Acción Territorial podría incluir una ‘cláusula’ que lo permitiera…

Un Plan de Acción Territorial que no llegó a culminarse.

Los Fondos Europeos ‘a kilos’ con sus polémicas’

X Aniversario Castellón Información

Castelló había logrado abrir la puerta de las ayudas de los fondos europeos, y no era ninguna broma. Tras los Edusi llegaron muchos más.

Pero los fondos europeos presentaban un problema, Europa no ayuda de cualquier manera. Cada programa está condicionado a unos objetivos muy concretos, lo que significa que no se pueden demandar fondos si no se cumplen esas metas a las que van destinados.

En el caso de la capital de la Plana, la asistencia técnica de Carmen Vilanova fue fundamental para encontrar todos los resquicios posibles por los que poder optar a unas u otras ayudas. Y el entendimiento entre la alcaldía y el ministerio que gestiona esos fondos hizo el resto.

X Aniversario Castellón Información

Algunas de las apuestas fueron importantes. Tal fue el caso de sustituir todas las luminarias de Castelló por sistemas led. Y si el resultado de la operación no fue ‘tan brillante’ como se pretendía, no fue por los fondos y su gestión, sino por el hecho de que también hay que regular las luminarias led en función con cada uno de los puntos donde se ubican, y calibrar que el alumbrado sea suficiente para evitar problemas de accesibilidad. De la misma manera, no bastaba solo con cambiar la luminaria, sino calcular su cuadro de enfoque, la altura, y que los árboles no impidieran que la luz iluminara aceras y bordillos…

Avenida de Lidón

Uno de los proyectos que la alcaldesa de Castelló se marcó como ‘objetivo estrella’ fue el de remodelar la avenida de Lidón de Castelló, con fondos europeos destinados a una reducción de la emisión de carbono.

Pero esta justificación se realizaba con algo de ‘trampa’. La reducción de emisiones de carbono quedaba justificada con la eliminación de la circulación de tráfico. Lo que no indicaba es que toda esa emisión no se suprimía, sino que se trasladaba a todo el entorno de aquel punto de la ciudad. El tráfico es el mismo, pero en las calles adyacentes. 3 millones de euros de los que Europa aporta la mitad.

Los vecinos se manifestaron en contra desde el primer momento y llegaron con sus reivindicaciones hasta el Consejo Consultivo de la UE. Eso no paraliza las obras.

Plaza de la Paz y restauración de la Pérgola

X Aniversario Castellón Información

También se anunció a bombo y platillo la restauración de la plaza de la Paz y la rehabilitación del edificio de la Pérgola.

La primera no ha comenzado todavía, cómo salga la cosa y cómo reaccionen los vecinos, habrá que verlo.

En cuanto a la Pérgola, el anuncio, realizado por la alcaldesa, fue toda una sorpresa para propios y extraños. Primero porque la Pérgola está integrada en el BIC del Parque Ribalta. Ya intentaron renovarla los gobiernos anteriores del PP y nunca lo consiguieron porque la Conselleria de Cultura se negó rotundamente, es más, condenaban la Pérgola a su demolición para recuperar esa zona del Parque.

Pero el ayuntamiento consiguió el permiso con informe favorable y todo. La Asociación Amics del Ribalta se movilizó una vez más (ya lo hicieron años antes para evitar que el Tram atravesara el parque). Solicitaron informes a todos los organismos con más peso cultural y arquitectónico y patrimonial. Y finalmente lo consiguieron.

Cuando el ayuntamiento ya tenía adjudicadas las obras de la Pérgola, con cargo en su 50% a los Fondos Edusi, y estaban a punto de comenzar los trabajos llegaba un nuevo informe de Conselleria que prohibía la intervención. ¿Un nuevo desencuentro entre la alcaldesa de Castelló y la Consellería de Cultura de Compromís? En este momento el ayuntamiento se ha visto obligado a paralizar las obras, estudia cómo indemnizar a la constructora y ya ha presentado un recurso en los tribunales.

El Conservatorio Superior y la mesa fantasma de Patrimonio

En cuanto al Conservatorio Superior de Música… los tomas y dacas entre la alcaldesa amparo Marco y el teniente alcalde de Compromís, y por añadidura el conseller de Cultura, Vicent Marzà eran constantes.

Conselleria afirmaba que tenía el dinero, pero no la calificación de los terrenos. El ayuntamiento, que se había de conformar una Mesa de Patrimonio, con todas las instituciones, para que se concretara qué tenía y que ponía cada uno para el futuro de Castelló.

Y profesores y músicos del Conservatorio miraban al cielo esperando soluciones cuando los estudiantes eran denunciados en sus domicilios por ensayar en casa; o se veían obligados a practicar en los servicios porque el Edificio del Conservatorio de Hermanos Bou no daba para más.

La famosa Mesa de Patrimonio se reunió, que se sepa, solo una vez, y más para cumplir apariencias que para otra cosa. Ahora sí, era la excusa perfecta para no hacer nada.

Mientras, en el ayuntamiento de Castelló, el Grupo Socialista acercaba posturas con Ciudadanos, y el grupo municipal naranja llegaba a soñar con un ‘pacto de gobierno’ municipal.

Porque las divisiones internas en el Acord del Fadrell eran continuas. ¿qué mejor alternativa ante la debacle nacional e Ciudadanos que acceder al gobierno del primer municipio de la provincia de Castelló?

De esta manera, Ciudadanos llegaba a proponer en una moción una ubicación alternativa para el Conservatorio Superior de música, junto a la antigua N-340, frente al polideportivo de Gaeta Huguet. Ubicación que apoyaba el PSOE pero que rechazaban todos los demás incluidos profesores y alumnos del Conservatorio.

X Aniversario Castellón Información

De nuevo hubo de intervenir el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para poner paz entre el ayuntamiento y la conselleria, y determinar el proyecto del Conservatorio. Pero también hubo de comprometerse a realizar muchas más inversiones en Castelló.

Noticias relacionadas:

Bibliografía:

Pincha Aquí para ver la bibliografía.

No te pierdas el capítulo de mañana: 'Una década de Actualidad (X): Covid, muerte, confinamiento y sueños de libertad'

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí