jueves, 4 de marzo, 2021  |  

- 20 enero, 2021 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. El martes día 19 de enero, leí en el digital del periódico Mediterráneo, que cuarenta y dos... ¿Alarma general o casualidad?

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

El martes día 19 de enero, leí en el digital del periódico Mediterráneo, que cuarenta y dos residentes del geriátrico Mar Bella de Torrevieja además del personal y el propio Director del Centro de Mayores habían dado positivo en los test PCR de coronavirus, según les habían confirmado fuentes del mismo centro.

Los contagios habían afectado casi a la totalidad de los usuarios del Centro.

Los residentes y la plantilla de la residencia recibieron la primera dosis de la vacuna, el pasado 4 de enero y los primeros casos comenzaron a registrarse el lunes día 11 de Enero, es decir una semana más tarde.

Salud Pública y el Departamento de Torrevieja tenían previsto suministrar la segunda dosis, dos semanas después de la primera es decir el lunes 18 de enero.

La mayor parte de los contagiados son asintomáticos en estos momentos, aunque hay cinco residentes ingresados en el Hospital Universitario de Torrevieja según se ha publicado en la web local Objetivo Torrevieja y han confirmado al Mediterráneo las mismas fuentes de la dirección de la Residencia Mar Bella.

Parece ser que los primeros casos se detectaron a los siete días de inyectar la primera dosis.

La vacuna por lo visto, empieza a generar anticuerpos contra la enfermedad en torno al décimo día.

Parece ser que este esta Residencia ha estado libre de Covid durante la primera y segunda ola y ha respetado con rigor todas las normas sanitarias oficiales desde el mes de marzo de 2020.

Resulta incomprensible a primera vista la situación actual, aunque todo el mundo prefiere no poner en duda la eficacia de la vacuna.

Hasta aquí, he plasmado directamente la noticia como la he leído.

Aunque no soy médico, ni siquiera sanitario, me voy a permitir opinar sobre el tema a riesgo de hacer el ridículo, pero soy un hombre aficionado a correr riesgos plasmando mis opiniones, siempre sin ánimo de pontificar.

Si precisamente las Vacunas se basan en inyectar en nuestros cuerpos, dosis mínimas de los virus que se tratan de combatir, para generar los anticuerpos que nos defiendan, no tiene nada de extraño ahora que se han empezado a vacunar a troche y moche a cientos de miles de españoles se hayan multiplicado los contagios como los panes y los peces en el Mar Muerto.

No parece que haya nada tan sorprendente como parecen hacernos ver los noticiarios de todas las televisiones y medios de comunicación.

Lo que realmente nos tiene que preocupar seriamente, es la letalidad de los infectados.

Y evidentemente, nuestros hospitales y centros de salud se van a ver saturados en la medida en la que se disparen las alarmas, ya que como nos ocurre a muchos ciudadanos cuando nos vacunamos todos los años contra la gripe, los primeros días acusamos los efectos de la vacuna, aunque ya no nos alarmemos por saber que son cíclicos todos los años.

Quiero pensar, que muy probablemente el mismo efecto se va a producir en muchos de los vacunados por lo que no estaría de más:

“Bajar el tono de las alarmas, aceptando como normal, lo que hasta ahora nos han presentado como muy excepcional”

No se trata de dejar de tomar todas las precauciones necesarias, sino de evitar los efectos secundarios de una sobresaturación de nuestra sanidad cuando los síntomas sean leves, como suelen serlo todos los inviernos los de la gente que pasa una gripe normal, con algo de fiebre y molestias nada alarmantes.

No me considero negacionista, pero tampoco alarmista en exceso.

Si ustedes tratan de consultar el número de personas afectadas por la gripe común este invierno, apenas encontraran datos estadísticos.

Creo que se acumulan a los casos de Coronavirus.

Ni tanto, ni tan calvo.

Todos los años mueren muchos miles de españoles de gripe.

Cuando se contabilicen por el Ministerio de Sanidad el número de muertos del 2020 y se comparen con los fallecidos en los años anteriores, podremos saber aproximadamente los muertos como consecuencia directa o los efectos secundarios del coronavirus.

Lo demás opinable como todo.

Hasta la semana que viene amigos.

 

Whatsapp Telegram