Noticias Castellón
viernes, 19 de agosto del 2022 | Última actualización: 23:01

La Marjalería sigue en pie de guerra y reclama explicaciones y soluciones a sus problemas

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 29 segundos

Noticias Relacionadas

Apoyaron al Coto arrocero, a los afectados por las inundaciones y pidieron la legalización de las viviendas 

La Marjalería de Castelló sigue en pie de guerra. Quieren explicaciones, saber qué tienen que hacer para legalizar, apoyan las reivindicaciones de Coto Arrocero, soluciones a las zonas inundadas por el Colector Central y plantean movilizaciones a partir del mes de septiembre.

Marjalería Castelló

Apenas un centenar de vecinos acudieron a la Asamblea convocada en la Marjalería para dar cuenta de los resultados de la negociación mantenida con el ayuntamiento para legalizar las viviendas de la zona.

La reunión se celebraba ayer por la tarde en el centro social de la asociación. Una participación que se consideró muy reducida para cuanto se jugaban los vecinos. Y así se les recriminó desde la asociación. “Si queremos soluciones, que nos escuchen y nos den respuestas, tenemos que ser un colectivo unido capaz de responder como un solo vecino”.

Asamblea Marjalería

Pero no todos estaban por la labor de asistir a una reunión en la que ya sabían que no se iban a encontrar con muchas más novedades de las que ya conocían: Que el ayuntamiento promete, pero no cumple, seguramente, manifestaban, porque no saben cómo afrontar el tema de la regularización de las viviendas. Que el director general concede entrevistas que luego anula para dejar en manos del ayuntamiento las explicaciones a los vecinos. Que el Plan General sigue sin aprobarse porque falta el Plan de Ordenación Pormenorizada que les afecta de lleno a ellos, a los vecinos de la Marjalería.

Y que los vecinos quieren respuestas claras, una hoja de ruta que puedan entender y cumplimentar para conseguir una seguridad jurídica que ahora no tienen.

Marjalería Castelló

Nos dicen que nos dejarán realizar el mantenimiento de las viviendas que se encuentran en suelo rústico, pero cuando pedimos los permisos, ellos consideran el mantenimiento como una mejora y nos lo niegan todo”, afirmaban desde la Asociación.

Y más aún, alegaban, las disputas internas en el equipo de gobierno se traducen en que: “se nos toma el pelo con los protocolos de los sistemas anti-inundación, unos nos dicen que la Declaración de Emergencia Sanitaria ya está firmada mientras otros niegan saber nada de ello… y los hay que nos dicen que no sale adelante porque el concejal Fernando Navarro se niega a firmar”. “¿Quién nos dice la verdad?”

Se dio cuenta a los vecinos, que la Asociación, aún con el permiso concedido a la dirección, no había llegado a presentar el recurso contra el Plan General “porque nos prometieron que todo iba adelante para legalizar las viviendas”. Pero no ha sido así.

La Asociación ha presentado alegaciones contra el Plan de Ordenación Pormenorizada y contra el Plan Director de la Marjalería. En ambos casos reivindican que la Ley del Suelo de la Comunitat Valenciana protege todas las viviendas construidas antes de agosto de 2015, pero no les dan las herramientas para obtener la primera cédula de habitabilidad con la que poder reparar, acondicionar, y obtener los enganches al agua, luz y alcantarillado.

Entienden que los procesos de urbanización que se lleven a cabo, cuando siga el ayuntamiento, tienen los plazos limitados por la Declaración de impacto Ambiental; pero también, que ellos van a tener que sufragar gran parte de los gastos. Y se preguntaban ¿Nos van a tener en cuenta todo lo que hemos aportado durante los últimos años, lo que hemos puesto nosotros, los impuestos para ser vecinos de primera aunque nos consideran vecinos de segunda?

Por todo ello, la Marjalería sigue en pie de Guerra y ha programado movilizaciones a partir de septiembre.

El Coto Arrocero llama a la responsabilidad

Marjalería castelló

En otro orden de cosas, intervinieron representantes del Coto Arrocero para recordar, que gran parte de la Marjalería, lo que fueron los terrenos del arroz, se desecaron artificialmente y es imprescindible contribuir para mantener las tierras libres de inundación.

El Coto tiene ahora un 28% de impagos, además, hay muchos propietarios que compraron una parcela y que ignoran o no quieren saber que están sujetos a una servidumbre, la de las cuotas del Coto Arrocero. Además, durante los últimos meses, se han multiplicado los recibos de la luz para el mantenimiento de los bombeos que desecan la zona. Si el Coto no paga estos recibos, si los comuneros no son conscientes de lo que se juegan, los sistemas de desecación dejarán de funcionar y la Marjalería se inundará progresivamente… ¿Qué pasará entonces?

Las inundaciones de La Molinera, Bovar y Senillar: Quieren que vuelva a ser un humedal

Marjalería Castelló

También,  intervino uno de los vecinos de las tres zonas que soportan desde hace 3 años las inundaciones de Bovar, la Molinera y Senillar. Y tampoco se anduvo por las ramas. “Hay intereses políticos para que todo eso vuelva a ser una zona inundada, quieren un humedal y es lo único que defienden. Los protocolos anti inundaciones funcionan solo cuando ellos quieren… y nos dicen con toda la desfachatez, que los tornillos pueden funcionar durante dos días seguidos, pero que la bomba de la Molinera solo puede hacerlo 3 horas porque se queda sin gasoil”.

No es un tema para bromas. Si el Coto no tiene medios para desecar y los sistemas municipales no se ponen en marcha cuando toca, toda la zona norte de la Marjalería se convertirá en un pantano en el que se hundirán las viviendas. Y eso es el principio porque el problema acabará por afectar a toda la zona.

Ocupación Ilegal

Finalmente, también se habló de la ocupación ilegal de algunas viviendas. El consejo fue tajante: “si encuentra su vivienda (sea la primera o la segunda vivienda) ocupada, cabe comunicarlo a la policía. Le preguntarán ¿Quiere interponer una denuncia? No se le ocurra decir que sí, los ocupas ya saben dónde se meten y tienen buenos abogados; el procedimiento pasará al juzgado y pueden pasar años antes de que el propietario recupere el derecho a su propiedad. La respuesta acertada es: me han ocupado la vivienda y esta propiedad es mía. La policía pedirá la documentación que demuestre la propiedad y solo así entenderá que se ha producido un allanamiento de morada y tendréis alguna oportunidad de recobrar la casa porque ellos no podrán demostrar nada”.

1 COMENTARIO

  1. A la alcaldesa le importan un comino los vecinos de la marjaleria y le deja el problema a la siguiente corporación. Esperemos que el tandem Vox y PP, tengan suficientes apoyos como para resolver el asunto.

Los comentarios están cerrados.