domingo, 18 de abril, 2021  |  

- 3 marzo, 2021 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Me he propuesto analizar lo mejor que pueda y sepa, la gestión deportiva y económica de los... Fútbol profesional valenciano en varios artículos: hoy el Villarreal C.F.

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Me he propuesto analizar lo mejor que pueda y sepa, la gestión deportiva y económica de los equipos de futbol profesional de nuestra Comunidad.

Empezaré por el Villarreal por ser en estos momentos el único que juega torneos europeos y el primer clasificado en nuestra Liga.

En estos momentos de crisis sanitaria, que por cierto ha llevado emparejados efectos secundarios muy importantes en todos los sentidos, Fernando Roig tomó la decisión de invertir potenciando su equipo en todos los sentidos, trayendo a un entrenador con mucha experiencia en el futbol europeo y ganador de varios torneos de primera magnitud, tanto en la ligas Francesa con el PSG, como en Europa League con el Sevilla, que es Unai Emery.

Desde el primer momento puso todo su empeño en potenciar el centro del campo con uno de los mejores motores y creadores de futbol como Parejo y un centrocampista más destructivo y de contención como Coquelín y poco después y con las imprevistas lesiones de Iborra y Alberto Moreno se ficharon a dos jugadores de idéntico perfil, para cubrir el pivote defensivo (Capoue) y lateral izquierdo (Estupiñan) los dos procedentes del futbol inglés, con lo que quedaba la plantilla completada con dos jugadores para cada posición al tener también a Rulli como alternativa de garantía para Asenjo en la portería.

Un esfuerzo económico muy notable por parte del Presidente, que de momento no se ve justificado en la tabla clasificatoria de nuestra Liga, ni en la injusta eliminación en Copa a manos del Levante en un último minuto injusto de la prorroga en Orriols, cuando se habían hecho ocasiones mucho más claras por los amarillos.

En Europa League (la competición más brillante en la historia de Emery) la marcha hasta octavos de final está siendo impecable y nos espera el Dinamo de Kiev.

Con dos o tres jugadores por sitio y con el último contratiempo, que ha sido la lesión de Mario durante dos meses, que ha mermado la capacidad defensiva por la banda derecha y con notable incorporación de jugadores de la cantera como han sido especialmente Fer Niño, Jeremy Pino y Baena que han demostrado sobradamente ser alternativas excelentes tanto en punta como en las dos bandas del centro del campo, parece un contrasentido que el equipo se haya ido diluyendo con el paso de la temporada, teniendo que devolver a un Take Kubo indolente y muy verde al Real Madrid y caer lesionado inesperadamente Samu Chukuwedze, que acaba de volver al equipo titular con bríos renovados.

Delante un inspiradísimo Gerard Moreno, ha sido el único en demostrarnos que es el mejor delantero español del momento mientras Paco Alcacer después de unos inicios muy brillantes y debido a una lesión no ha podido aportar nada pese a la insistencia de Emery en mantenerle en las alineaciones en detrimento de Fer Niño, que es el delantero español con mejor ratio de goles por partido jugado en España a lo largo de esta temporada.

Tampoco Baca ha aportado casi nada notable y eso y la excesiva elaboración del futbol en la salida del balón, así como el excesivo repliegue y control del balón del Villareal una vez se avanzaba en el marcador y una dosis increíble de mala suerte, han llevado al equipo a ser el “rey del empate” muchos de ellos en los últimos minutos.

Trece empates en 25 encuentros de Liga, nos han alejado de Europa, pese a haber perdido solo cuatro partidos.

Si a eso le añadimos la evidente incapacidad de Emery en toda su vida profesional para ganar los partidos en los que se enfrenta a equipos en teoría superiores como los dos madrileños, el Barcelona e incluso el Sevilla y los pinchazos tanto en casa como fuera con equipos de la zona baja de la clasificación, encontraremos los motivos de la actual clasificación.

A nivel individual, los dos porteros han cumplido bien pero con algún fallo puntual, que nos ha penalizado en Liga pero no en Copa ni en Europa.

A Raul Albiol y Pau Torres solo se les puede felicitar porque han jugado casi todos los minutos y muy bien en el centro de la defensa, aunque Foyt que es un buen central ha tenido que cubrir accidentalmente la banda derecha discretamente pero sin incorporaciones en ataque, todo lo contrario que Peña,que ataca muy bien pero defiende muy poco. Funes Mori jugó muy poco.

Por banda izquierda Pedraza excelente en ataque y bien en defensa y Estupiñan ha ido de más a menos, tanto en defensa como en ataque.

A Trigueros, Capoue, Parejo y Moi no se les puede exigir más trabajo ni capacidad creativa, pero les ha faltado gol a los tres que suelen llegar más al área.

Jeremy Pino, Baena e incluso Jaume Costa de comodín cuando se le ha necesitado han cumplido muy bien y parecen tener un futuro prometedor en la élite los dos primeros y una final de carrera notable Jaume.
Y delante desde Noviembre, solo ha trabajado de una manera brillante y definitiva Gerard y muy bien Fer Niño en los pocos minutos que se le han dado.

Tanto Baca como Alcacer no han aportado casi nada de cara al gol y ese déficit es el que más se ha notado.

Si yo tuviera que valorar al equipo, lo dejaría en un notable, por el trabajo y disciplina demostrado por todos.

Emery, no pasa del aprobado, aunque quizás al final de temporada se le pudiera dar una nota mejor si nos clasifica para Europa League la temporada que viene y llegamos a semifinales o a la final esta temporada, llegando incluso al sobresaliente, pero para eso tiene que cambiar esa tendencia conservadora cuando se adelanta en el marcador, porque los equipos contrarios en Europa cada vez seran mucho mejores y el Villarreal cuando se encierra en el área no defiende tan bien como cuando ejerce una presión intensa desde la salida del balón en el centro del campo y por ahí hemos perdido muchos puntos esta temporada, en los últimos minutos.

Un equipo que empata todos los partidos en la Liga, está condenado a descender y nosotros llevamos más de la mitad empatados.

Esta es simplemente la opinión personal de un aficionado al futbol y socio del Villareal desde hace muchos años, que desea lo mejor para su equipo, para su entrenador y su Junta Directiva que lleva la gestión perfectamente desde hace muchos años y sin duda seguirá llevándola mucho tiempo, porque saben, quieren y pueden hacerlo.
Hasta la semana que viene amigos.

 

Whatsapp Telegram