Noticias Castellón
lunes, 05 de diciembre del 2022 | Última actualización: 22:01

Salvar el pequeño comercio de Castellón

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 32 segundos

Noticias Relacionadas

El pequeño y mediano comercio de nuestra provincia atraviesa una situación que, como mínimo, me atrevo a calificar de complicada. Muy complicada.

La proliferación de nuevos modelos comerciales pero, sobre todo, el constante e imparable incremento de los costes y de los impuestos, no hacen más que dificultar una actividad que es básica para la economía de nuestros pueblos y ciudades pero que, además, también son un elemento imprescindible en la dinamización social y cultural en todos los municipios. El comercio es vida no solo para el centro de las ciudades, sino también para todos los barrios.

Por eso, y después de escuchar atentamente a los comerciantes, desde el Partido Popular de Castellón proponemos una línea de bonos comerciales y ayudas directas para salvar al comercio de la provincia de Castellón. El comercio de las grandes ciudades y de los pueblos más pequeños.

Hay que reivindicar y recuperar el pequeño y mediano comercio en la provincia de Castellón, y para conseguir ese objetivo, desde el Partido Popular hemos propuesto a la Diputación la creación de una línea de bonos comerciales por valor de 5 millones de euros, así como un plan de apoyo a las familias, autónomos y pymes por valor de otros 5 millones de euros.

Es urgente apoyar con medidas ágiles y valientes al pequeño y mediano comercio de Castellón. No podemos cruzarnos de brazos y ser meros espectadores de la angustiosa y dolorosa desaparición del pequeño y mediano comercio de las calles de nuestra provincia y comprobar cómo, día a día, los centros urbanos de nuestros municipios se apagan. El comercio se encuentra inmerso en una crisis sin precedentes. Ya hay muchos negocios con la persiana bajada y otros muchos que anuncian ya su despedida.

Desde el PP tenemos un compromiso claro y sólido por parte de la Diputación con el comercio y apoyamos las reivindicaciones del sector. Proponemos ayudas directas y reducción de trabas burocráticas. Por eso ya hemos reclamado a la Diputación la puesta en marcha de una línea de bonos comerciales por valor de 5 millones de euros para ayudar a las familias más necesitadas en la adquisición de los productos de alimentación en comercios de proximidad y también hemos  presentado un plan de apoyo a las familias y el pequeño comercio en el que se solicita activar una línea de 5 millones de euros para sufragar el incremento de los precios y el coste de la luz, el gas y los combustibles, de familias, autónomos y pymes con dificultades económicas.

Del comercio depende, tanto de manera directa como indirecta, el sustento de muchas familias. Y la evolución de este sector, tan maltratado en los últimos años, condicionará el futuro de nuestros pueblos y ciudades. Es necesaria una política valiente y efectiva a favor de nuestro tejido comercial.