Noticias Castellón
miércoles, 05 de octubre del 2022 | Última actualización: 01:28

¿Quién miente?

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 38 segundos

Noticias Relacionadas

Los vecinos de las partidas Molinera, Bovar y Senillar merecen que se les aclare esta cuestión. ¿Existe o no una declaración de Emergencia Sanitaria para la Marjalería? Es la solución que prometió la alcaldesa el pasado 1 de junio a los vecinos para acabar con las inundaciones que sufren en sus parcelas desde hace cuatro años, debido a la rotura del colector central. Ahora es cuando tienen la oportunidad de poner en práctica, PSOE y Podemos, la transparencia que tanto piden para los demás.

Esta semana leíamos en en este medio de comunicación como el portavoz de la formación morada negaba la existencia de dicho documento. Por tanto, llamaba mentirosos a su socios de gobierno abriendo una nueva crisis en el seno de l’Acord de Fadrell que nada ayuda a los castellonenses en el peor momento. Un gobierno dividido es un gobierno inservible a sus vecinos y éste anda ya en avanzado e irreversible estado de descomposición. En esta ocasión, el portavoz del tripartito, del PSOE, hablando en nombre de las tres patas del gobierno, había asegurado días antes que la declaración de Emergencia Sanitaria estaba pendiente de la firma de Podemos. ¿En qué quedamos? ¿Quién dice la verdad?

Sin soluciones para los vecinos que viven con el temor de tener que afrontar una Gota Fría sin que se haya actuado en la tubería, ni en materia de limpieza de acequias, en el Partido Popular nos preguntamos si existe voluntad política de los tres socios de gobierno de solucionarles el problema.

El estancamiento de las aguas ha supuesto la pérdida total de cultivos, malos olores, la proliferación de mosquitos -hasta el punto de convertirse en un problema de salud pública- y el temor de los residentes de ver como el agua se cuela en sus salones y dormitorios cuando llueve, algo que no se producía mientras el colector central no estaba roto. Los afectados merecen saber si pueden contar o no con la declaración de Emergencia Sanitaria, aunque llegue tarde o si la promesa de la alcaldesa fue un brindis al sol porque los tres partidos del gobierno están con la calculadora electoral en la mano pensando en la cita con las urnas el año que viene.

Esto explicaría que la puesta a punto del alcantarillado, limpieza de cauces y acequias les haya vuelto a pillar de improviso. De 1.436.237 euros presupuestados para limpieza y mejoras de sistemas hidráulicos, apenas ha hecho uso de esta partida, después de seis meses queda más de 1 millón de euros sin tocar. El gobierno llega tarde y entre las ocho actuaciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar en nuestra provincia la capital se vuelve a quedar fuera. Sigue pendiente la ampliación de la desembocadura del Río Seco que la alcaldesa prometió en 2018 y el encauzamiento del barranco del Sol es solo un anuncio con el que tampoco pueden contar los vecinos de San Agustín y San Marcos para evitar que se inunden sus casas.