domingo, 28 de noviembre, 2021  |  
El Gobierno social-comunista remata una política educativa El Gobierno social-comunista remata una política educativa

- 17 noviembre, 2021 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado El Gobierno de Pedro Sánchez, decide de un plumazo, que todos nuestros adolescentes y jóvenes pasen de... El Gobierno social-comunista remata una política educativa

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado

El Gobierno de Pedro Sánchez, decide de un plumazo, que todos nuestros adolescentes y jóvenes pasen de curso por porque así lo quieren ellos, acabando con la CULTURA DEL ESFUERZO.

Ese conglomerado de indigentes intelectuales, acomodados en un lugar que nunca merecieron y se les ha regalado fruto de una serie de nefastas coincidencias en una sociedad desquiciada y desestructurada en tantos aspectos, ha firmado la sentencia de muerte de la formación y educación de varias generaciones de niños y adolescentes, que antes de empezar un curso ya sabrán que nada les va a impedir pasar al nivel superior en siguiente y acceder a la Universidad cuando llegue el momento, sin ningún control previo.

Cuanta peor educación y formación tengan las generaciones futuras, más posibilidades tendrán los mediocres políticos de nuestra izquierda radical de eternizarse en sus cargos.

Sencillamente, porque de nuestras Universidades solo saldrán bien preparados aquellos jóvenes que tengan en su entorno familiar un ambiente motivador que les explique que su futuro, va a depender de la formación que adquieran.

Estos jóvenes saldrán a trabajar a países mejor estructurados para no contaminarse con las miserias que verán a su alrededor aquí en España.

Van a tener que competir en una Europa en la que España se va a quedar en el PELOTÓN DE LOS TORPES y, por lo tanto, no podrán optar a ocupar puestos importantes dentro de la misma, si su formación no tiene un nivel similar,  al de los jóvenes centroeuropeos.

Esta España del “mono y la pandereta”, acabará siendo la que suministre  la mano de obra agrícola y de la construcción a todos nuestros vecinos, incluyendo Portugal y Grecia, cuyos  Gobiernos de la tendencia política que sea, si están llevando a cabo unas políticas de educación y formación, mucho mejores que las de aquí.

PODEMOS y sus equivalentes en la Europa Mediterránea, han fracasado rotundamente en la misma medida, en la que aquí, han contaminado al PSOE de Pedro Sánchez que se ha convertido en el adalid del populismo desmotivador que los comunistas han tratado de  imponer siempre donde ellos han Gobernado, como lo hacen ahora en España.

En esta simbiosis degradante entre socialismo y comunismo que tenemos en España, se han impuesto los destructivos  dogmas de los morados, a la tolerante  e indolente incapacidad de los rojos.

Estos se han dedicado a arruinar a España, mientras todos se enriquecían, repartiéndose entre ellos y sus socios oportunistas, los impuestos mal administrados que nos han condenado a los españoles a dejar de ser una sociedad floreciente, para convertirnos en una sociedad subvencionada, sin apenas capacidad de crear un tejido empresarial privado para mejorar las condiciones de vida de la gente que realmente quiere trabajar.

Por eso se obsesionan, en que las nuevas generaciones pierdan toda motivación para recuperar la España que con tanto esfuerzo levantamos la generación de sus abuelos y bisabuelos.

Nunca me cansaré de denunciar la desvergüenza y estulticia de toda esta gentuza, que espero y deseo acabe su vida entre rejas, para pagar todo el daño que nos han hecho y están haciendo a las nuevas generaciones.

Aunque lo dudo mucho, porque sus principales figuras y responsables, no me cabe la menor duda de que ya tendrán a buen recaudo en paraísos fiscales los millones de euros o de dólares o los especulativos “bitcoins” necesarios, para garantizar una vida plácida a varias generaciones como lo han hecho los comunistas cubanos o los chavistas venezolanos.

Hasta la semana que viene amigos.

Whatsapp Telegram


  • En 1962 funcionaba muy bien la ley educativa, para que cambiar la tanto

    Responder

Deja un comentario