Noticias Castellón
sábado, 26 de noviembre del 2022 | Última actualización: 13:19

El espíritu del equipo español en todos los deportes

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 21 segundos

Noticias Relacionadas

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Cuando ya están en sus últimos días los Juegos Olímpicos, quisiera resaltar por encima de todo, los excelentes resultados que están consiguiendo los deportistas españoles, en los deportes de equipo.

Creo que nuestra representación, es probablemente de las más numerosas, entre naciones de nuestro entorno y con relación a los habitantes de cada una de ellas.

La primera medalla de oro (y única hasta hoy) la consiguieron en los primeros días de competición, nuestro equipo mixto de tiro.

Las otras ocho, cuatro de plata y cuatro de bronce, se han conseguido (salvo error u omisión por mi parte) en brillantes actuaciones individuales de nuestros deportistas. A los que felicito cordialmente desde esta columna, ya que todos han marcado un hito en el deporte español de la primera mitad del siglo XXI.

Taekwondo, tenis, descenso en aguas bravas, otros deportes de agua y vela, salto de longitud y seguramente otros que no recuerdo puntualmente, han ido acumulando éxitos para nuestro deporte.

Pero en mi opinión, lo mejor está aún por llegar, ya que no tengo la menor duda de que deportes de equipo de primer nivel en España, como Futbol, Balonmano, Waterpolo e incluso Baloncesto femenino entre otros, van a seguir aportando resultados espectaculares en lo que queda de esta semana y hasta la clausura de los juegos.

La Selección Olímpica de Futbol, el martes a mediodía se ha clasificado para la final contra Brasil, tras eliminar a los anfitriones nipones en una prórroga no apta para cardíacos, con un gol muy bonito de Marcos Asensio, que ha puesto el broche de oro o plata a un trabajo estajanovista de todo el equipo durante todo el campeonato, en el que no ha cosechado ni una sola derrota hasta llegar a la final.

Los demás deportes, aún están en fases de cuartos de final o semifinales, pero no me cabe la menor duda de que la cosecha en todos ellos va a ser importante, aunque en algunos casos nos podrá salir la moneda cara o cruz. Pero todos ellos se van a dejar hasta su última gota de sudor sobre el terreno de juego como lo hicieron anteayer y hoy frente a Eslovenia y EE. UU. los baloncestistas de la mejor generación que ha dado este deporte en suelo español.

Pau y Marc Gassol, Ricky Rubio (el mejor jugador español del momento) Willy Hernangomez, Llull, Claver y compañía, tuvieron la mala suerte de ceder ante Doncic, Prepelic, Tobey y sus compañeros en el último minuto de un partido disputado a cara de perro, ante una equipo que lleva ya varios años sin perder ningún partido de competición y en menos de 48 horas acabó con las ilusiones de esa generación de Oro un equipo de la NBA, que no consiguió destacarse en el marcador hasta el último cuarto, poniendo el punto y final a 20 de éxitos ininterrumpidos de la Selección Española de Baloncesto.

Ahora, tanto deporte, como quizás el balonmano tendrán que emprender el cambio generacional, como ya lo hizo el futbol, que parece renacer de sus cenizas.

Decía mi buen amigo Miguel Saborit, de la generación de mis padres, socio del Centro España hace medio siglo, que “las revendedoras, contaban sus beneficios cuando acababan sus ventas” (en valenciano “les revenedores conten quan pleguen”) pero eso es lo más fácil y no hay error posible.

Yo prefiero mantener mi optimismo hasta el final de los juegos y aseguraría que además de las nueve medallas conseguidas en los 14 días transcurridos hasta hoy, aún vamos a conseguir cinco o seis más en los pocos días que nos quedan para el final de la Olimpiada de Tokio 2020.

Hasta la semana que viene amigos, donde ya no tendremos la menor duda de los resultados.