sábado, 4 de diciembre, 2021  |  
Consejos para anunciarse de forma más eficiente Consejos para anunciarse de forma más eficiente

- 1 enero, 2019 -

La publicidad es una poderosa herramienta de comunicación. Cuando es de calidad genera un fuerte impacto e influye en la vida de las personas Consejos para anunciarse de forma más eficiente

La publicidad es una poderosa herramienta de comunicación. Cuando es de calidad genera un fuerte impacto e influye en la vida de las personas

Castellón Información

Todos los días recibimos multitud de mensajes publicitarios, pero la mayoría de ellos los desechamos. Sólo nos quedamos con unos pocos, aquellos que más nos han impactado o nos han motivado a actuar. Este es el reto de los publicistas, conseguir transmitir un mensaje e influir en la vida de las personas.

Los medios

La publicidad ha ido evolucionando al ritmo de los avances tecnológicos. Se ha adaptado a las tendencias del momento. En un principio, los carteles eran el canal para transmitir los mensajes publicitarios. Con el paso del tiempo, y a medida que fueron instalándose en los hogares, las radios y los televisores ocuparon el protagonismo de los carteles. En la actualidad, la publicidad que mayor impacto tiene en la sociedad es la que se recibe a través de las redes sociales. Internet ha revolucionado este sector.

La publicidad tiene diferentes intereses. La venta de un producto es sólo uno de ellos. También tiene como objetivo informar acerca de un servicio. Por ejemplo, el estado invierte en publicidad para poner en conocimiento de la ciudadanía ciertos servicios públicos. Un caso de esto son las campañas de vacunación contra la gripe.

Conocer al público y las herramientas que el medio ofrece, son aspectos muy importantes para crear un anuncio eficaz. El público determina el enfoque del anuncio, no es lo mismo dirigirse a un colectivo adolescente que a uno de padres. Sucede algo parecido con los medios y las herramientas. No se pueden utilizar las mismas técnicas en un corte de radio que en un anuncio televisivo.

La fórmula

La publicidad efectiva es aquella que sigue un mismo patrón de calidad. Está formado por unas características y funciones en concreto. Entre las características están la credibilidad, originalidad, sencillez y veracidad. Estos cuatro requisitos muestran a su público lo práctico y necesario de contar con su producto o servicio. Si al crear un anuncio no se tienen en cuenta estos aspectos, el mensaje perderá fuerza y no generará entusiasmo.

Las funciones

Cuando un equipo publicista piensa en la creación de un anuncio debe tener presente dos objetivos esenciales: informar y persuadir. La mayoría de la publicidad ofrece aspectos novedosos, o desconocidos, sobre alguna materia. Por ello, informar de forma sencilla, clara y atrayente contribuirá en mostrar la importancia de hacerse con el producto ofertado.

El aspecto económico es otro de los factores a tener en cuenta. Las empresas crecen en base a las ganancias obtenidas. Ver las campañas publicitarias como herramientas de crecimiento es la clave para hacer una inversión eficiente en ellas.

Los mejores anuncios publicitarios

El éxito de la publicidad puede medirse por el número de ventas o de servicios ofrecidos, y por el impacto generado en la sociedad. Cuando un anuncio perdura en el tiempo significa que ha sido de calidad. Por ejemplo, un listado con los mejores anuncios publicitarios es el siguiente:

Un anuncio que tuvo éxito por su marketing emocional fue el de Nescafé y La Gioconda. En éste, se modificaron los ojos del retrato de da Vinci por unos más abiertos e intensos, mostrando así la intensidad del café de Nescafé. El anuncio causaba risa. Gracias a ésto, la marca consiguió comunicar y grabar su mensaje en la mente de los espectadores.

Otros anuncios famosos, que a día de hoy aún se recuerdan, son los que utilizan la fórmula de un buen slogan. El slogan se utiliza como frase representativa de la marca. Por ejemplo, BMW ha conseguido este objetivo con eslóganes como: “¿Te gusta conducir?” o “be water my friend”.

Hay otros casos, en los que el éxito del proyecto no depende de cuánta inversión se haya hecho, sino en el gusto del público en general y de empatizar con él. Por ejemplo, un anuncio con poca inversión pero sumamente eficaz fue el de Limón y Nada con su famoso “¡un palo!, ¡un palo!”. En el anuncio se mostraba a un niño abriendo un regalo que su padre le había hecho. El contenido era un palo, algo básico y primario, pero que generó mucha ilusión en el niño. De esta forma se daba valor a lo sencillo.

En cuanto a la publicidad exterior, como gráficas de empresa o mupis (mobiliario urbano como punto de información), podemos encontrar anuncios muy originales y exitosos. Por ejemplo, Siemens y su batidora con dos brazos. Los extremos de estos brazos eran puertas giratorias originales, lo cual daba mucho realismo al producto ofertado. O el de Smart, donde se mostraba el tamaño real de un coche en un mupi. Sobresalía un poco de la parte delantera y trasera del coche por ambos lados.

Whatsapp Telegram