Viernes, 25 de septiembre, 2020  |  
La Luz de las Imágenes desarrolla la décima campaña para recuperar patrimonial La Luz de las Imágenes desarrolla la décima campaña para recuperar patrimonial

- 30 diciembre, 2012 -

Se han escogido como sedes cuatro poblaciones enclavadas en el Maestrazgo: Catí, Culla, Benicarló y Vinaròs. La Luz de las Imágenes desarrolla la décima campaña para recuperar patrimonial

La campaña de restauración patrimonial, que ya se ha iniciado y se prolongará durante la mayor parte del próximo año, incluye la restauración de cinco edificios monumentales en las localidades-sedes de la muestra; y la recuperación de un total de 93 de obras de arte, entre pinturas, esculturas, orfebrería, tejidos y documentos, pertenecientes o relacionadas con este territorio.

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, a través de La Luz de las Imágenes, está desarrollando la décima campaña de restauración y difusión del patrimonio que, en esta ocasión, tiene como territorio de actuación las comarcas del Maestrazgo de Castellón, y que culminará con una exposición a finales de 2013.

Se han escogido como sedes cuatro poblaciones enclavadas en este territorio: Catí y Culla , situadas en la comarca de Alto Maestrazgo; y Benicarló y Vinaròs, en el Bajo Maestrazgo, en cuyas parroquias de La Asunción y San Bartolomé se podrá contemplar la mayor parte del discurso museográfico. La Luz de las Imágenes pretende con ello plasmar el carácter singular que posee este territorio de frontera que, durante siglos, fue el baluarte norte del antiguo Reino de Valencia.

La intervención en los bienes inmuebles comprende la restauración integral de la iglesia Arciprestal de la Asunción de Vinaròs. La construcción de este templo se inicia en 1586 y fue consagrada el 24 de diciembre de 1597. Su estilo arquitectónico es de transición entre el gótico y el renacimiento. Consta de una sola nave con capillas entre los contrafuertes. El ábisde es octogonal y está cubierto por una bóveda estrellada de seis puntas, característica propia de la arquitectura tardogótica valenciana.

También, la recuperación en su totalidad de la iglesia parroquial de San Bartolomé de Benicarló. Este templo se construye entre los años 1724 y 1743 sobre el solar de una iglesia anterior y sobre parte de la muralla y los fosos que ya estaban inutilizados.Se trata de un templo con una sola nave y con crucero que no sobresale en planta. Las capillas laterales están comunicadas entre sí. La nave central y los brazos del crucero se cubren con bóveda de cañón con lunetos.

Las intervenciones patrimoniales también se dirigen al conjunto histórico de Catí, que fue declarado Bien de Interés Cultural el 22 de octubre de 2004, e incluye la restauración de la fachada de la Lonja-Casa de la Villa, cuyos orígenes se remontan al siglo XV. Se trata de un edificio mixto que mezcla en la planta baja la estructura de lonja gótica, un espacio diáfano y abierto, con una casa señorial en el piso superior que se abre al exterior con dos ventanales góticos. También se ha incluido la recuperación de la cubierta de la iglesia de esta localidad, dada la precaria situación en que se encuentra este monumento arquitectónico, que responde a una construcción gótica, que se divide en tramos por arcos diafragma y con cubierta a dos aguas.

Por último, la restauración y habilitación, exterior e interior, de los espacios de la Casa Abadía para las necesidades que conlleva la exposición y posteriormente para su funcionamiento como museo parroquial de Culla. El Consell Valenciá de Cultura declaró en el pleno celebrado el 19 de diciembre de 2003, Bien de Interés Cultural al conjunto histórico de Culla, en el que queda encuadrado este edificio.

Una vez recuperados los bienes inmuebles, la exposición dará a conocer el legado histórico-cultural de este territorio, a través de sus manifestaciones artísticas. Junto con la muestra de estas arquitecturas se exhibirán un total de 250 obras de arte, procedentes en su mayoría de pequeñas poblaciones del Bajo y Alto Maestrazgo, y dels Ports, así como otras procedencias como Castellón, Valencia, Barcelona o Tortosa.

De estas 250 piezas, han sido seleccionadas para su restauración un total de 93, de las cuales 48 ya se encuentran en proceso de recuperación en el Centro de Conservación de Bienes Muebles de La Luz de las Imágenes. El resto de pobras de arte llegarán a los talleres en las próximas semanas. En su mayor parte son lienzos, pero también hay una representación abundante de pinturas sobre tabla, escultura en piedra y en madera, obra en soporte de papel, textiles y orfebrería, de diferentes épocas y estilos.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *