Noticias Castellón
martes, 27 de septiembre del 2022 | Última actualización: 10:11

La entrada de fondos de inversión y la resiliencia empresarial reducen los concursos en la cerámica

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Noticias Relacionadas

Un informe de la consultora Solunion constata la tendencia a la baja de los casos de insolvencia entre las compañías del sector azulejero

Ramón Pardo/Castellón Información

La concentración de empresas y la entrada de fondos de inversión son las claves que explican el buen momento que atraviesa el clúster cerámico de Castellón, que repercute en la economía de la Comunitat Valenciana. El crecimiento de la industria azulejera la lleva a alcanzar el 14,4 por ciento del PIB de la región, aspecto que confirma la tendencia positiva reflejada en el Índice de Producción Industrial (IPI) que lleva ya 90 días en positivo, logrando un crecimiento interanual del 14,8 por ciento.

Esa buena marcha de las empresas cerámicas, que han mostrado su capacidad de resiliencia durante la pandemia, hace que hayan desaparecido las sombras de temor a entrar en concursos de acreedores o a problemas de insolvencia. Esa fortaleza del sector la recogen los datos del informe de la consultora Solunion.

La consultora constata la caída mantenida del número de concursos de acreedores que llegan a los juzgados en un análisis del sector que arranca en 2017. Año a partir del cual se detecta “una tendencia de bajada en el número de concursos declarados en el sector azulejero tras un creciente interés por parte de sociedades de capital riesgo o los grandes operadores en adquirir compañías".

Añade que entre 2017 y 2020 tuvieron lugar 17 concursos en el sector, de los cuales, un 71% se produjo en la Comunitat Valenciana. La tendencia es a la baja tal y como apunta el informe que indica que en 2017 se registraron 7 concursos, por 6 en 2018, la mitad en 2019 y tan solo uno en 2020, durante la pandemia

La industria cerámica logra alcanzar el 14,4% del PIB en la región, reflejo de la relevancia que tiene el sector en la Comunitat. El Índice de Producción Industrial (IPI) acumula tres meses en positivo y logra un crecimiento del 14,8% comparado con el primer trimestre de 2020.

Las perspectivas para este año, de acuerdo a lo apuntado por Solunion, son buenas, en la misma línea que otros informes y de las previsiones de la patronal Ascer. La consultora indica que “en el primer trimestre de 2021 se ha dado una recuperación de los pedidos desde el exterior y se prevé un horizonte de optimismo a corto y medio plazo, a raíz de la actual tendencia al alza del sector que podría mantenerse durante los dos próximos ejercicios”. Un vaticinio optimista al que le pone el pero de “la pérdida de competitividad por el elevado coste de gas natural, el transporte y los derechos de CO₂ son un auténtico desafío”, un argumento también apuntado desde Ascer.

Cabe indicar que el sector azulejero tiene un gran impacto en el PIB estatal, que en 2019, fue el 2,7% del PIB industrial nacional. Además, el sector tiene un importante efecto multiplicador en los proveedores del azulejo y en sus respectivas cadenas de aprovisionamientos: por cada euro de PIB directo del sector, aporta 2,1 de PIB; y por cada empleo directo del sector, aporta 2,8 empleos adicionales.

A nivel global el sector azulejero español es el quinto productor mundial, segundo exportador por volumen y tercer exportador mundial por valor. Es una industria exportadora que ha demostrado un elevado poder de resiliencia durante la pandemia, tras crecer un 4,4% interanual hasta casi los 3.000 millones, aunque la producción del ejercicio desempeñado en 2020 cerró en negativo, con un retroceso interanual del 4,3%.