jueves, 24 de junio, 2021  |  
Palmas y palmeros Palmas y palmeros

- 28 mayo, 2021 -

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castelló. Llevamos 2 años de legislatura en blanco, primero bloqueados por el ‘desacord’ tras el golpe de... Palmas y palmeros

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castelló.

Llevamos 2 años de legislatura en blanco, primero bloqueados por el ‘desacord’ tras el golpe de estado a las fiestas que impuso el PSOE en contra de todos, incluidos sus socios de gobierno; luego confinados por la pandemia, donde el Sr. López consiguió, gracias a su acertada acción social, minimizar el bochornoso reparto de monas de la alcaldesa; un ayuntamiento limitado por no tener presupuesto, unas cuentas que son incapaces de sacar en tiempo y forma año tras año, con lo necesarias que son, más si cabe en estos años atacados por la Covid-19 y, finalmente paralizado por el hackeo, donde se ha demostrado lo frágil y expuesta que está nuestra institución cuando no se invierte lo suficiente en ciberseguridad.

Lo único en positivo que puedo valorar es la ejecución del Camí La Plana, y el cambio de la luminaria LED de la ciudad, ambos proyectos gracias a los fondos europeos.

El ‘desacord’ del Fadrell, lleva gobernando dos años y, dos años presentando los presupuestos más de medio año tarde. El año pasado el ultimo día de julio y este año, vamos a estrenar el sexto mes del año y pintan bastos. Una tragedia si pensamos que en estos momentos su aprobación es fundamental para hacer frente a la crisis sociosanitaria, y sobre todo económica, con medidas que estimulen el consumo y permitan reflotar tantos y tantos comercios y negocios damnificados.

Desde Ciudadanos nos ofrecimos para ser la solución a los presupuestos, no el problema. Si hubiesen querido y cumplido con lo prometido, tendríamos aprobados los presupuestos hace meses, pero sus guerras internas bloquean los intereses de los castellonenses, y ya ven, seguimos prorrogando los presupuestos del año pasado.

En Ciudadanos siempre hemos sido partidarios de bajar impuestos porque una bajada generalizada de impuestos ha demostrado que revierte en un mayor consumo y dinamiza la economía, al igual que la reducción de las tasas. Siempre hemos pensado que el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos, y no en las arcas municipales, donde a final de año se quedan millones del presupuesto sin invertir y acaban en los bancos para pagar deuda.

Me gustaría decir que la gestión de la Pandemia ha sido correcta, es más, me encantaría decir que ha sido hasta buena, pero lamentablemente no ha sido así. A nivel social se actuó bien, como en cualquier otro municipio, pero salvo por eso, todo lo demás ha dejado mucho que desear. No se repartieron mascarillas cuando eran casi inaccesibles, los funcionarios y personal de primera línea trabajaron con escasos medios de protección, las ayudas municipales y autonómicas apenas han llegado a los autónomos y empresas, bien porque los requisitos son muy exigentes o por la excesiva burocracia. En definitiva, nada de nada.

Es tremendo ver como las listas del paro suben cada día, como las tristes colas del hambre son cada vez más largas. Cada día vemos más negocios y persianas cerradas, en cambio el ‘desacord’ del Fadrell parece más interesado en defender sus posicionamientos ideológicos y partidistas que en resolver los problemas reales de los castellonenses.

Parece que las prioridades del Fadrell son crispar y enfrentar a la sociedad en vez de mejorar Castellón. Prefieren derribar la Cruz de Ribalta antes que arreglar la estatua de Ripollés. Una cruz que fue resignificada en 1979 en favor de las Víctimas de la Violencia, con lo cual nos quedaremos sin un símbolo que las recuerde a todas. Además se han empeñado también en estropear la Avd. Lidón, remodelada por cierto, no hace muchos años, un proyecto en contra de la mayoría de sus vecinos y comerciantes y, que complicará el acceso al centro de nuestra ciudad por la zona noroeste, y generará atascos tremendos en la Consolación a las horas punta.

Sin embargo, aún esperamos que pongan la primera piedra de la Residencia de la 3ª edad tan prometida por la Sra. Oltra y el Sr. García, por no hablar del proyecto fantasma del Conservatorio de Música y Danza, o el sampiterno problema de la Marjalería y el esperado PGOU no resolverá.

Desde Ciudadanos hemos presentado numerosas iniciativas que casi siempre han sido rechazadas y las que se han aceptado, las han secuestrado en el cajón de sastre y siguen sin cumplirse. Como la de  Fiestas. Iniciativas siempre en pro de todos los castellonenses, medidas transversales que han siso sistemáticamente vetadas por el ‘desacord’.

El ‘desacord’ gobierna Castellón dos años pero arrastra los incumplimientos del Pacte del Grau de la pasada legislatura. Por tanto, seis años en los que el Gobierno autodenominado ‘progresista’ es claramente un gobierno de rodillo, caprichoso y que improvisa.

Si dependiese de mi ahora, los despediría a todos por Whatsapp como ha hecho el Botànic con los miles de trabajadores sanitarios con contrato Covid-19. Tremendo, parece que ya no recuerdan las palmas, o sí, porque de palmas, palmeros.

Whatsapp Telegram