Noticias Castellón
lunes, 05 de diciembre del 2022 | Última actualización: 22:01

Algo ocurre

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 34 segundos

Noticias Relacionadas

Hay que ir con cuidado cuando uno hace afirmaciones porque es lo esperable dada la evolución del concepto de que se trate en los últimos años. Eso me ha ocurrido con los datos de paro registrado en la provincia de Castelló en octubre.

Lo habitual en este mes que acaba de terminar es el hecho que el inicio de la campaña citrícola conlleva: disminuyen las personas paradas. Ello es constatable y previsible que ocurra al analizar los últimos veintinueve años; solo en cinco, en 2002 y 2007 y ya en la crisis de las subprime, en2008, 2010 y 2011 se dieron aumentos. Pues bien, el mes pasado se registró un incremento del paro registrado de 520 personas; llevábamos diez años seguidos de descensos.

Y ese aumento no es achacable a la campaña naranjera que, con sus problemas de precios y climatología, ha iniciado su camino, que cada vez es más complejo, con mayores y cada vez más inasumibles costes de producción y crecientes pérdidas y con el progresivo abandono de parcelas.

Entonces, ¿qué ha ocurrido este mes para ese cambio de comportamiento? El desglose del paro registrado por grandes sectores ya nos señala, a diferencia de octubre de 2021, un aumento mayor de los parados en industria y un incremento importante en servicios, a diferencia de doce meses antes en que se redujo. También ha aumentado el número de personas que se inscriben en el paro y sin empleo anterior.

La evolución delos contratos formalizados este mes de octubre respecto a septiembre, refleja esta situación: tiene lugar un incremento muy relevante en el sector agrario, que supera ligeramente al de octubre de 2021; en cambio, se da un descenso del 26%del número de contratos en la industria respecto a septiembre, que llega a una disminución del 45% respecto a los formalizados en octubre de 2021. También se registra una disminución de los contratos en la construcción, del 16% respecto al mes precedente y del 17% respecto a doce meses antes. Por contra, se produce un pequeño aumento en los contratos en servicios respecto a septiembre, pero un retroceso del 25% sobre los contratos en servicios en octubre de 2021.

Toda esta situación da lugar a que la contratación agregada de los diez primeros meses del año sea inferior a la de 2021, tras varios meses de ser más elevada. Y todavía es bastante inferior a la contratación antes de la pandemia.

Como aspecto positivo, Castelló es la quinta provincia con más contratos indefinidos (fijos discontinuos o a tiempo parcial en una parte relevante) en los diez primeros meses de 2022, tras Illes Balears, Lleida, Girona y Almería: 48 de cada cien frente a menos de trece un año antes.

La afiliación a la Seguridad Social sigue al alza y confirma con su incremento el inicio de la campaña citrícola, algo inferior, sin embargo, al montante alcanzado en octubre de 2021. Se ha dado, sobre todo el aumento en los afiliados al Sistema Especial Agrario y al Régimen General en sentido estricto, con pequeños retrocesos en los autónomos y ligeros incrementos en los trabajadores del mar. Otro aspecto positivo de este mes es el hecho de que Castelló es la tercera provincia con mayor porcentaje de incremento en la afiliación, tras València y Almería.

A pesar de tener una economía con sectores con una marcada estacionalidad, como ocurre con la campaña citrícola y la turística, la evolución seguida en este mes delata que la actividad industrial acentúa sus problemas en los que el precio del gas, pero no solo esto, provoca lainclusión de trabajadores en Ertes y despidos.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones también publica mensualmente los trabajadores que están efectivamente en Ertes en la provincia; a finales de octubre son 1390, cifra casi idéntica a la del 30 de septiembre, 1368 personas; en toda España son 19.990 trabajadores. El Ministerio no facilita datos por sectores a nivel provincial, pero se puede ajustar mucho cuántos de esos trabajadores pertenecen a firmas cerámicas.

En efecto, el sector cerámico está encuadrado en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) en el epígrafe 2331; el Ministerio solo desagrega la CNAE a dos dígitos (el 23), por lo que algunas firmas no serán estrictamente de cerámica. Teniendo en cuenta lo anterior, a finales de octubre había en España 68 firmas con 1295 trabajadores en Ertes por lo que, como máximo, esa sería la cifra de personas incursas en un Erte en el sector cerámico español y, por ende, castellonense. Las cifras que se publican de más de ocho mil personas del sector cerámico en Ertes se refieren a empresas que han solicitado un Erte desde el inicio del año, no que estén efectivamente ya sin trabajar e incursos en los mismos; y es preocupante, pro cada cifra en su sitio.

Es previsible que los datos de noviembre sean de descenso en el número de parados, porque desde 1994 solamente se han dado aumentos en cinco años, pero la ralentización de la actividad económica, a pesar del descenso de la alta tasa de inflación, y la subida de los tipos de interés, junto a la guerra de Putin, puede alterar esa previsión. ¿Y usted qué opina?