Sábado, 5 de septiembre, 2015  |  
John Keane: “Megaproyectos como Bankia o la Ópera de Valencia dañan la democracia” John Keane: “Megaproyectos como Bankia o la Ópera de Valencia dañan la democracia”

- 20 enero, 2013 -

Castellón Información ha compartido una charla con uno de los principales pensadores y escritores políticos, según lo considera El London Times. John Keane: “Megaproyectos como Bankia o la Ópera de Valencia dañan la democracia”

John Keane

Es un destacado teórico político cuyo trabajo se ha centrado en la sociedad civil, la democracia y los medios de comunicación. Actualmente, es director del recién fundado Institute for Democracy and Human Rights (IDHR). Entre sus numerosas publicaciones destacan: The Media and Democracy (1991), Democracia y sociedad civil (1998) y The Life and Death of Democracy(2009). London Times lo ha catalogado como uno de los principales pensadores y escritores políticos considerando su trabajo de “importancia mundial”. En 2013 saldrá publicado por Cambridge University Press su nuevo trabajo bajo el título “Media decadence and democracy” donde analiza el papel del periodismo en la democracia.  

El australiano llegó a la cita con temple relajado, acompañado de su ondulado y “afro” pelo blanco. Según algunos historiadores, la cabellera rizada de las estatuas griegas simboliza la inquietud y sabiduría intelectualdurante la entrevista tuve la sensación de estar frente a uno de esos pensadores de la Antigua Grecia.

En esa época también se construyeron muchos proyectos, pero ninguno de la magnitud de los “megaproyectos” como denomina Keane a las inversiones de más de un billón de dólares, ya sean transportes, comunicaciones o experimentos con armas que normalmente se demoran en su inauguración y que comportan consecuencias nefastas para millones de persona y para el medio ambiente. Y que también unen, normalmente, “capital privado con administraciones o entes públicos”. Cita como ejemplo próximo la Ópera de Valencia, las cajas de ahorro españolas o los Juegos Olímpicos de Londres que empezaron con un presupuesto de 2’3 billones de libras y acabaron costando 29 billones.

John Keane durante la entrevista.

Por eso valía la pena preguntarle por qué ocurren estos desajustes en proyectos de esta envergadura tan cotidianos en nuestros días. Él es muy claro en su respuesta: “La arrogancia de los líderes y la estupidez de los que tienen demasiado poder” sumado a “la falta de control público” de las organizaciones o corporaciones que las crean. Además incide en la intervención de “periodistas selectos” beneficiarios de privilegios económicos y de otra índole, ligados a los creadores de megaproyectos que sólo muestran las partes positivas del proyecto escondiendo los aspectos negativos. “Gracias a este tipo de periodistas el público general no llega a enterarse de los puntos oscuros de estos proyectos” explica Keane.

Frente a esta situación y aunque muchos filósofos contemporáneos consideren estas construcciones nuestro destino inevitable; él se considera “no muy optimista” aunque cree que hay alternativas, sobretodo si hay una abertura a que “el público general cuestione los megaproyectos” durante todo el proceso de creación, construcción y desarrollo. Por eso declara: “Hay algunos megaproyectos que se pueden hacer a costes más económicos, acabados dentro de los plazos y sin efectos catastróficos para las personas y el medio ambiente”.

El prestigioso politólogo durante la entrevista.

Como a lo largo de toda la entrevista, John Keane utiliza ejemplos constantemente. En este punto, recuerda un antiguo eslogan del metro neoyorquino que decía: See something, Say Something” (Cuando veas algo, dilo). Y lo nombra para enfatizar la necesidad de que “los expertos e intelectuales alcen la voz para conseguir que la ciudadanía cuestione estos proyectos”. Así este hecho de alzar la voz significaría que la manera de “hacer política” en estos u otros aspectos comenzaría a cambiar. Otro de sus ejemplos, una nueva aplicación para móviles que mide la radiactividad, le sirve a Keane para explicar que se trata de “una manera de cuestionar lo que dice el gobierno, de comprobar por sí mismo si un alimento tiene radiactividad o no”, apunta entusiasmado.

 La importancia de los periodistas de investigación  

En un momento en que los grupos mediáticos controlan directa o indirectamente la mayor parte de los medios en todo el mundo, el politólogo muestra su preocupación por el periodismo actual: “la comercialización de los medios, la tremenda presión que sufren los periodistas en el día a día, les impide tener tiempo para fijarse en los detalles e investigar“. Por este motivo declara: “es muy importante para la democracia que sigan existiendo periodistas dedicados a la investigación en profundidad“. Ya que, según Keane, la “democracia no se construye en un día, una semana o un año” y “continúa en proceso de crecimiento constantemente”.

                                        R.B.R

Google+

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *