Noticias Castellón
miércoles, 01 de febrero del 2023 | Última actualización: 13:20

Ximo Puig insiste en que la prioridad es "garantizar la seguridad" de las personas afectadas por los incendios

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 26 segundos

Noticias Relacionadas

El jefe del Consell ha subrayado que los desalojos tienen un carácter preventivo y pide extremar “al máximo” la precaución

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha insistido en que la garantía de seguridad para las personas es “lo más importante” y ha pedido extremar “al máximo” la precaución ante los incendios forestales de Bejís y de La Vall d’Ebo, donde, según ha precisado, se encontraban trabajando en la mañana de este martes alrededor de 50 medios aéreos.

El president ha presidido la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integral (Cecopi) constituido con motivo de los incendios forestales que afectan a la Comunitat Valenciana, que se ha celebrado en el Centro de Coordinació de Emergencias de la Generalitat en L’Eliana y en la que también ha participado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo.

El responsable del Consell ha subrayado que en la mañana de este miércoles el incendio originado en Bejís estaba afectando a Alcublas y su extinción se estaba viendo afectado por una “climatología muy negativa”, debido a la persistencia de un viento cambiante que de forma sorpresiva obligó esta madrugada a evacuar Sacañet.

Puig ha confiado en que la previsión de lluvias a partir de mediodía pueda ayudar al control de las llamas y ha insistido en que “lo más importante en este incendio y en todos los incendios es, sin duda, la garantía de seguridad de las personas”.

Según ha destacado, el perímetro de este incendio, que, de acuerdo con un balance provisional afecta a entre 3.800 y 4.000 hectáreas, es de 50 kilómetros, y trabajan en la mañana de este martes en su extinción alrededor de 30 medios aéreos, una cifra cambiante en función de la operatividad del control de las llamas y de la cercanía de núcleos urbanos tanto de este siniestro como del originado en La Vall d’Ebo, donde la superficie provisional dañada asciende a las 11.500 hectáreas y el perímetro se sitúa en los 80 kilómetros.

El president ha indicado que “los vecinos y vecinas de los pueblos han de ser conscientes de que, cuando se producen las evacuaciones, que no son deseadas”, estas “son preventivas”, pero ello “no significa que se vayan a quemar sus casas”. Son decisiones, ha agregado, que se toman por seguridad, quee s la principal prioridad también para quienes participan en la extinción de los incendios.

Puig ha reiterado su agradecimiento al Gobierno de España por los medios prestados –el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visita este miércoles el Puesto de Mando Avanzado en Viver-, un agradecimiento que ha hecho extensivo a los gobiernos de las comunidades limítrofes, que también han prestado colaboración.