Noticias Castellón
viernes, 07 de octubre del 2022 | Última actualización: 00:11

La Unió asegura que la climatología adversa "retrasa una campaña arrocera con una producción similar a la del año pasado"

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 27 segundos

Noticias Relacionadas

Preocupa "el continuo aumento de los costes de producción, así como el elevado retraso en el cobro de las ayudas pendientes que hace que se pierda competitividad".

La Unió de Llauradors asegura que la climatología "ha marcado la actual campaña arrocera, lo que ha provocado un retraso de entre 10 y 15 días en el desarrollo vegetativo del cereal respecto al año anterior". Así, el crecimiento de la planta del arroz "se ha visto ralentizado por los fuertes vientos y temperaturas más bajas de lo normal durante el mes de junio que han condicionado el desarrollo de la campaña y ha contribuido a un mayor coste de producción para el arrocero y, sobretodo, en el aumento del uso del gasóleo".

En este sentido, y debido a este retraso, desde La Unión afirman que el agricultor "se ha visto obligado a incrementar los gastos destinados a luchar contra las malas hierbas (adventicias), ya que la escarda se realiza manualmente en las zonas productoras de arroz valencianas para reducir el uso de plaguicidas". En cuanto a la producción de arroz esperada, "queda condicionada a la evolución de la climatología a lo largo de las próximas semanas y se estima que estará en niveles muy similares a los obtenidos en la campaña anterior, siempre y cuando se de una disminución de la temperatura nocturna y unos días de calor seco, con poco humedad ambiental".

Problemas en la siega

El sector arrocero estima que los trabajos de siega estén en plenitud en todas las zonas productoras alrededor del 20 de septiembre, "lo que podría conllevar problemas en la siega por la elevada probabilidad de lluvias en el mes de septiembre", que complicaría "gravemente" esta tarea, que requiere de una paja del arroz seca. El otro aspecto que preocupa al sector arrocero valenciano, según La Unió, "continúa siendo el retraso con el que al Conselleria de Agricultura viene pagando las ayudas agroambientales a los agricultores, que está provocando una pérdida de la competitividad de los productores valencianos respecto a los del resto del Estado". Mientras en otras Comunidades Autónomas, los arroceros "vienen percibiendo con regularidad estas ayudas ambientales, la administración valenciana todavía adeuda a los arroceros valencianos toda la anualidad 2012 y parte de la del 2011".

A esto se le unen "las dudas en el mantenimiento de estas ayudas agroambientales para el año 2014, debido a que la Conselleria de Agricultura deberá abonarlas con cargo a unos fondos propios de los que no dispone". En este sentido, Enric Bellido, responsable del sector de La Unió, afirma que el próximo año "no puede quedar en blanco respecto a las ayudas agroambientales porque los arroceros valencianos no nos podemos permitir el lujo de dejarlas perder porque continuamos realizando los compromisos medioambientales demandados para cobrar las ayudas, pero sin tener acceso a estas compensaciones.”