Noticias Castellón
viernes, 19 de agosto del 2022 | Última actualización: 16:39

Un mes atípico y raro

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 37 segundos

Noticias Relacionadas

Enrique Domínguez. Economista

Y tan atípico. Me ha sorprendido totalmente. Era lo menos esperado para un mes de enero. Pensar que el paro iba abajar en este mes teniendo una economía tan estacional como la castellonense no era previsible. Por eso mismo, no encuentro razones de peso para lo acaecido. Y, por supuesto, ese comportamiento no significa en absoluto un cambio en la dirección de la economía provincial ni una modificación de su modelo económico.

Atípico porque desde 1994, primer año del que tengo datos, solamente en enero de 1998 se produjo un descenso del paro registrado, que fue solo de 23 personas.

Por sectores, el descenso se ha dado en todos salvo en agricultura en la que, a diferencia de un año antes, el incremento ha sido mínimo. Es de destacar el mínimo retroceso en industria, a diferencia del conjunto de la Comunitat Valenciana (CV), lo mismo que en servicios; en cambio, la construcción manifiesta con su disminución su paulatina mejoría.

Se registra un importante descenso en el número deparados en el apartado de “sin empleo anterior” lo cual podría ser, en parte, una posible razón de ese comportamiento atípico. Podría ser el efecto desánimo que hace borrarse de las listas del paro al no encontrar el empleo deseado o pasar el motivo por el que se dio de alta.

En todo caso, febrero va a ser una nueva piedra de toque para comprobar si se puede hablar de enero como un mes, como digo, atípico, o sigue ese comportamiento, lo cual dudo porque, a pesar de la mejoría de la economía y de las perspectivas para 2022, la estructura dela economía castellonense sigue sin cambios.

El número de contratos formalizados no indica una mejoría respecto a diciembre, todo lo contrario: se da una disminución del 13,6%; retroceso superior al registrado en la CV (del 6,3%) y en España (del 5,1%). El mayor número de contratos se sigue realizando en el sector de servicios (dos terceras partes) pero se registran descensos; también disminuyen los contratos en el sector agrario, lo que encaja con la marcha deficiente dela campaña citrícola. Sin embargo, se da un incremento dela contratación en la industria y, en menor medida, en la construcción.

Hay que resaltar que Castelló es la quinta provincia con más reducción de la contratación respecto a diciembre de 2021 y es la segunda, tras Ávila, las dos únicas, con reducción de contratos respecto a enero de 2021.

Otro aspecto que destaca este mes es el comportamiento del paro extranjero: mientras en enero de 2021 respecto a diciembre de 2020 se registra un aumento de su peso relativo dentro del paro registrado total tanto en Castelló como en la CV y em España, en enero de este año respecto a diciembre de 2021 tienen lugar descensos bastante significativos de ese peso relativo en las tres áreas.

Y la variación más significativa se ha producido en la evolución mensual de la contratación indefinida: ha tenido lugar un incremento muy destacado la formalización de contratos indefinidos y en ello algo debe haber tenido que ver la aprobación del decreto-ley que modifica la reforma laboral y que penaliza los contratos de escasa duración.
En el caso de la provincia de Castelló se pasa de 13,5 contratos indefinidos década cien de media en 2021 a 19,4 contratos en este mes de enero; en la CV esas cifras son 11,2 y 15,1 y para el conjunto español, 10,9 y 15,0, respectivamente. En Castelló este mes respecto al anterior los contratos indefinidos se han incrementado un 39% mientras los temporales han descendido un 20,8%.

Pero ¿todo este comportamiento atípico del paro registrado puede significar el inicio de un cambio en la trayectoria estacional y, por tanto, en el modelo económico de la provincia? Pienso que señala la evolución positiva de la economía, ayudada por el entorno económico internacional y la marcha delas exportaciones, si bien con la incertidumbre que la pandemia, los contagios, la inflación y la tensión entre Rusia y Ucrania producen.

No creo, pues, que sea una señal de modificación dela estructura económica provincial. ¿Y usted qué opina?