Noticias Castellón
jueves, 18 de agosto del 2022 | Última actualización: 12:27

Un Estrella Michelin 'made in' Castelló Ruta del Sabor bañado por las aguas de la cala Capicorb de Alcossebre

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 50 segundos

Noticias Relacionadas

Restaurante Atalaya concentra los mejores productos de la gastronomía provincial y con esta nueva distinción los muestra a toda España y al mundo

Sin prisa pero sin pausa. Así se degusta el Menú Goleta del Restaurante Atalaya, ubicado en pleno 'rovellet del ou' de Alcossebre. Esta misma cita se podría atribuir al papel que ha desarrollado la Diputación de Castellón para impulsar los productos de kilometro 0. Y que mejor manera que mostrarlo a través de los estrellas Michelin que tiene la provincia. De los tres, Atalaya Restaurante es uno de ellos.

Desde el primer momento que se entra por la puerta de este premiado espacio gastronómico se respira un ambiente de mar. Básicamente porque es lo que se encuentra cuando sales del local. De esta forma este menú degustación de 90 euros cuenta con 12 platos, de los cuales 9 son de pescado. Pero todo procede de lo que nos envuelve, de nuestro entorno. Porque Castellón, aunque a veces no lo parezca, cuenta con productos de gran calidad y de todos los tipos que podamos pensar. Y en Atalaya creen en eso.

Por eso sirven el aceite La Farga de Sant Mateu, acompañado de olivas de la Serra d'Irta, y pan de un horno tradicional de Alcalà, así como su tomaca de penjar. Sin olvidar las almendras de este paraje natural a pie de costa, las cerezas de La Salsadella, el queso 'Tot de poble' de les Coves de Vinromà y el marisco de este municipio pesquero de una alta categoría. Todo de muy cerquita y muy sabroso.

Por su puesto sin desdeñar una amplía carta de vinos que lideran los caldos made in Castellón. Sus propietarios se preguntan que "¿Por qué apostar por lo de fuera si lo de aquí es maravilloso?", aunque aseguran que su opción gastronómica y enóloga se centra "en todos los gustos". Desde Canet hasta Viver, pasando por Les Useres y Vilafamés.

Toda una experiencia gastronómica a degustar, pero siempre con la Ruta del Sabor de Castellón por bandera. Esta vez sí, el esfuerzo, la amabilidad y el buen hacer, tuvieron premio.