jueves, 13 de mayo, 2021  |  
Ted Lasso no querría la Superliga Ted Lasso no querría la Superliga

- 28 abril, 2021 -

Daniel Bernat. Graduado en derecho y experto en series. No creo que fuera casual que, días atrás, con el anuncio por parte de un... Ted Lasso no querría la Superliga

Daniel Bernat. Graduado en derecho y experto en series.

No creo que fuera casual que, días atrás, con el anuncio por parte de un grupo de clubes de fútbol que iban a llevar a cabo su proyecto de Superliga, desde Apple se lanzara el primer avance de la nueva temporada de Ted Lasso, una de las series más destacadas del pasado año, y cuya segunda entrega se estrenará en la plataforma de pago el próximo 23 de julio.

Para el que no conozca la serie, Ted Lasso nos cuenta la historia de la llegada de un entrenador de fútbol americano (el personaje que da nombre a la ficción) a Inglaterra, para dirigir a un equipo ficticio que milita en la Premier League, el AFC Richmond. Claro, si conocéis mínimamente los dos deportes, sabréis que nada tienen que ver el fútbol que se practica en los Estados Unidos y el que se desarrolla en Europa, que desde el otro lado del charco llaman “soccer”. Solo con esa premisa, uno puede pensar que estamos ante la típica comedia de burlas, sátira salvaje y menosprecio hacia el deporte rey, y de paso, una retahíla de clichés manidos de los ingleses y los amantes del fútbol. Nada más lejos de la realidad.

Si algo tiene esta ficción original de Apple TV+ (así se denomina el servicio bajo demanda de la compañía) es que es una serie con alma. En la actualidad, en un mundo abarrotado de productos de unas marcas y otras, es extraño encontrar una gema oculta como Ted Lasso. Sí, la oferta es amplísima, pero cuesta toparte con una producción que te llegue tan adentro como esta comedia. Lejos de ridiculizar a un foráneo como Ted, que llega sin saber nada de fútbol al país donde nació esta práctica, le da la vuelta desde el minuto uno a las ideas preconcebidas que pudiéramos tener, y te presenta a un hombre con problemas, como cualquier otro, pero que da lo mejor de sí mismo cada día, y busca ser su mejor versión a pesar de las adversidades que pueda encontrarse por el camino.

En 2020, un año aciago a muchísimos niveles, Ted Lasso fue la luz en la oscuridad para mucha gente. Quizá por eso fue tan bien acogida, porque la positividad que transmitía con cada episodio marcó a muchos espectadores y acabó convirtiéndose en el rincón de felicidad semanal entre tanta preocupación externa. Al fin y al cabo, consumimos ficción para eso, para evadirnos de la realidad y alejarnos del mundanal ruido, y esta galardonada comedia lo consigue. Porque sí, en apenas unos meses de vida, ya ha sido premiada en los Globos de Oro por la interpretación de su protagonista, Jason Sudeikis, por dar vida a este entrenador tan peculiar, que logra tocar la fibra sensible de los personajes de la ficción y a los que le vemos a través de la pantalla.

En el piloto, Ted coloca un cartel con la palabra “believe” –creer en inglés– en el vestuario del AFC Richmond. Y ese mantra acompaña a sus jugadores y al resto del cuerpo técnico durante la primera temporada, y lo hará en la próxima. Alguien con unos valores tan sanos y tan poco habituales en nuestra sociedad actual, no tengo ninguna duda de que se opondría firmemente a la creación de una súperliga de unos pocos. Porque el fútbol se supone que es de los aficionados, y ojalá hubieran más técnicos como Ted Lasso, que igual no es el más ducho en cuestiones balompédicas, pero la bondad y las ganas de trabajar, mejorar y transmitir toda esa energía positiva no le faltan. Quizá así lograríamos cambiar, no solo el mundo del fútbol, sino nuestro planeta en general, con más personas como él.

Whatsapp Telegram