Noticias Castellón
miércoles, 07 de diciembre del 2022 | Última actualización: 14:16

Octubre de 1986

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 15 segundos

Noticias Relacionadas

En 1986 Almassora inauguró el centro de salud de la calle San Pedro. Fue un hito para una población celebraba sus fiestas del Roser y que en esos momentos contaba con menos de 16.000 habitantes, cifra que se alcanzaría una década después, en 1996.

Aquella inauguración abría a la población un centro de salud necesario y reclamado. Atendía a las familias y ofrecía servicios básicos que poco a poco fueron creciendo para introducir especialidades.

Aquel centro de salud que ha sido nuestro ambulatorio de toda la vida, se quedó pequeño. Y fue así como en 2011 logramos dotar al pueblo de un Centro Sanitario Integrado que diera cobertura a las necesidades de una población que se había multiplicado hasta superar, como hoy ocurre, los 26.000 habitantes.

El Centro Sanitario Integrado de Pío XII respondía a las demandas de una ciudad que seguía creciendo y reclamaba, por derecho, servicios de salud especializados y dimensionados a una demanda creciente. Y nos costó, no vamos a negarlo. Porque el trabajo arrancó con años de antelación para incluir nuestras exigencias en la cartera de infraestructuras de una Conselleria de Sanitat que finalmente atendió nuestras demandas.

Fue así como el 21 de marzo de 2011 Almassora estrenaba este nuevo Centro Sanitario Integrado que llegaba con la voluntad de prestar la mejor sanidad a un pueblo en constante crecimiento. Llegaba para descongestionar el centro de salud de la calle San Pedro, inaugurado en octubre de 1986, y perseguía mejorar la sanidad de los vecinos. Ese era el objetivo.

Hoy son dos objetivos los que perseguimos. El primero, que nos devuelvan la cobertura sanitaria que Merche Galí ha desmantelado desde 2015 en nuestro pueblo. Si algo tenemos claro los vecinos es que con el PSOE nuestra salud ha ido empeorando, año tras año con mucho ruido en forma de propaganda y pocas nueces en forma de soluciones.

El segundo, que actúen y lo hagan con urgencia para mejorar las condiciones de nuestro querido ambulatorio. Esos problemas que la alcaldesa conoce pero que prefiere ignorar. A ella le gustan más los titulares y las fotos. Para eso siempre hay un hueco.

Hoy nuestro ambulatorio ha convertido las humedades que hace años eran puntuales en goteras que provocan acumulación de cubos con cada tormenta. Hoy Merche Galí sigue sin hacer frente a plagas que, como las ratas, se han detectado dentro de la instalación sanitaria.

Desde aquí nuestro apoyo y agradecimiento sin límites a todos los sanitarios que cuidáis de nosotros. A los que habéis demostrado que frente a la adversidad nunca nos abandonaréis. Gracias por estar ahí siempre.