Noticias Castellón
viernes, 07 de octubre del 2022 | Última actualización: 00:11

El ayuntamiento prevé hacer fiestas en septiembre y los festeros temen una maniobra para acabar con la Magdalena

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 51 segundos

Noticias Relacionadas

La teoría de la conspiración afirma, que la verdadera intención es crear otras fiestas mayores, no vinculadas a la romería religiosa

El Patronato de Fiestas de Castelló baraja la posibilidad de celebrar los festejos de la ciudad en el mes de septiembre, coincidiendo con el aniversario de la Carta Pobla. Este año estaría justificado el cambio, pero los festeros ‘se huelen’ una maniobra para trasladar las fiestas mayores de Castelló después del verano y acabar con las fiestas fundacionales de la Romeria de les Canyes. La Gaiata de la ciudad no iluminará la plaza Mayor.

Esperanza Molina / Castellón Información

Ya, cuando se suspendieron las fiestas de la Magdalena del 2020, surgieron los rumores sobre la posibilidad de que el ayuntamiento intentara recuperar las celebraciones de Castelló en el mes de septiembre, cuando hubiera pasado la Covid. Una fecha que coincidiría con la conmemoración la firma del permiso de traslado por el que se fundó la ciudad.

La iniciativa no salió adelante, entre otras cosas, porque para septiembre la pandemia seguía activa y comenzaban a producirse los primeros brotes después del verano de la que sería la segunda ola. La Magdalena del 2020 se suspendió definitivamente.

Ahora, en vísperas de la que hubiera tenido que ser la semana de las Fiestas de la Magdalena 2021 (entre el 6 y el 14 de marzo), el Patronato de Fiestas vuelve a barajar la propuesta.

Es cierto que las circunstancias exigen cerrar el ciclo festero de la ciudad. Las jóvenes, reina, damas de la ciudad, madrinas de gaiata podrían mantener sus bandas un año más… pero no ocurre lo mismo con las cortes infantiles, las niñas y niños de la Magdalena de 2020 que ahora son ya adolescentes.

El tema es de sentido común y la celebración de fiestas en septiembre podría serlo también. Sin embargo, una sombra de duda sobrevuela 'el món de la festa' y a los sectores de las Gaiatas de Castelló.

José Luís Serrano, por parte de Castellón Información y participante activo de las fiestas de la ciudad, lo exponía en La Tertulia de Ximo Tirado:

¿La teoría de la conspiración tiene algo de cierto?

La teoría de la conspiración que comienza a cobrar forma en muchas cabezas es si el ayuntamiento no esconde una carta en la manga para intentar sustituir las fiestas mayores de Castelló desde 1945, ligadas a una romería religiosa, la Romeria de les Canyes, para constituir unas fiestas mayores en septiembre, alejadas de toda tradición que tenga que ver con la Iglesia.

¿Por qué piensan esto? La razón es más que sencilla. Desde 2015, con los gobiernos de coalición de izquierdas se ha intentado eliminar de un plumazo todo lo que huele a iglesia. El Ayuntamiento se declara laico y, como tal, ha pretendido modificar tradiciones como la de la Romeria de les Canyes.

Para muestra un botón. En la Romería de la Magdalena de 2016, el ayuntamiento, de forma unilateral, borró parte de la tradición e intentó por todos los medios que la comitiva civil no entrara en Santa María en el inicio de la rogativa.

En 2017, todavía lo volvió a intentar y, para ello, propuso que la comitiva le diera la vuelta a la fuente de la plaza (“la volteta”).

La salida de la Romeria de les Canyes recupera la tradición con la entrada de la alcaldesa en la concatedral

Y no fue hasta la Magdalena de  2018, una vez declarada oficialmente la Romeria de les Canyes como Bien de Interés Cultural cuando ya no hubo otra que respetar la tradición documentada en el siglo XIV, que contempla como parte del rito, que la procesión civil salga del ayuntamiento, entre en Santa María y luego clero y autoridades civiles inicien el recorrido hacia el ermitorio.

Si a eso se le suman los enfrentamientos entre los sectores de las Gaiata y el Ayuntamiento de Castellón en torno a las Fiestas de la Magdalena, el decretazo’ que eliminó la Junta de Fiestas en 2019, la creación de una Junta paralela con la excusa del 75 aniversario, y la disolución de la Comisión de festeros para la redacción de unos estatutos de fiestas actualizados, para muchos el resultado es blanco y en botella.

En la Tertulia de Ximo Tirado, en Castellón Información, el pasado miércoles, el ex concejal popular, Miguel Angel Mulet, impulsor como diputado en Cortes Valencianas de la declaración BIC de la Romería, preguntó directamente por este tema a un miembro del Patronato de Fiestas, Miguel Angel Rebollo.

Bromas aparte sobre lo inamovible de la vida, Rebollo certificó que se querían aprovechar las fechas de septiembre, relacionadas con la fundación de la ciudad, para recuperar algunos de los actos de Magdalena, y afirmó que, de momento el Patronato no ha considerado sustituir las Fiestas mayores de la Magdalena por otras fiestas mayores en el mes de septiembre.

Con todo, los festeros no están convencidos.

La Gaiata de la ciudad no iluminará la plaza Mayor

Por otra parte, el ayuntamiento ha rechazado la posibilidad de instalar la Gaiata de la Ciudad en la plaza Mayor de Castelló para mantener el símbolo de la luz en unas fiestas que no se van a celebrar. La propuesta fue realizada por Ciudadanos, en el último pleno. Partía de la sugerencia realizada por los gaiateros para que los castellonenses iluminen sus balcones con una gaiata en la semana de no fiestas.

La razón que ha dado el ayuntamiento, es que no lo ha solicitado ningún colectivo festero, y que la Gaiata podría animar a que se produjeran aglomeraciones.