Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

Los Drones de la Policía Local ya vigilan desde el aire los vertidos ilegales en la zona de la Marjalería

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 53 segundos

Noticias Relacionadas

Los vecinos piden que también sirvan para mejorar la seguridad ciudadana y evitar robos en las viviendas

Hoy han entrado en servicio los drones de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local, para el control de vertidos ilegales ene el término municipal y, fundamentalmente, de territorio de la Marjalería. Al año se recogen más de 350.000 kilos de estos vertidos, ahora se podrá vigilar, localizar y multar por ello. Los vecinos de la Marjalería esperan que también contribuyan a mejorar la seguridad y evitar robos en las viviendas.

Esperanza Molina/ Castellón Información

Hoy se ha presentado en la Asociación de la Marjalería de Castelló, cómo el dron ‘Amelia’ puede sobrevolar la zona para vigilar y, en su caso grabar y fotografiar las prácticas ilegales de vertidos incontrolados de basura.

Con estos medios el ayuntamiento podrá prevenir la acumulación de basura en vertederos incontrolados, pero también ‘cazar’ a quienes lo hacían, hasta ahora, con total impunidad.

El dron ‘Amelia’ puede alzar el vuelo a grandes alturas y tiene una autonomía de más de 10 kilómetros y varias horas. Es el dron que bautizó la ciudadanía de Castelló con sus propuestas en redes sociales, aunque no es el único dron que dispone la entidad municipal para estos fines. También cuenta con sus ‘hermanos’ Grajo, de mayor tamaño, y ‘Chorli’, pequeñito pero matón.

En la prueba de hoy, ‘Amelia’ ha sobrevolado una zona de la Marjalería mientras tomaba imágenes que han podido ser visualizadas por los policías, el concejal Ignasi García y los presidentes de la Marjalería.

Y es que, tal como ha comentado posteriormente Ignasi Garcia, el problema del depósito de basura ilegal en la Marjalería ha alcanzado niveles insospechados. Solo en un año se han recogido 353.000 kilos de basura de vertederos incontrolados. Pero actuar y frenar estas actuaciones ilícicas es más que complicado, ya que cuando llega la Policía Local, el mal ya está hecho.

Para poder luchar contra ello, la Unidad del Uproma ha duplicado su personal y va a actuar en colaboración con los drones. Alguno de estos drones tiene capacidad de visión nocturna, pero los tres pueden grabar imagen y fotografiar, por lo que esperan poder localizar a los incivilizados que depositan la basura donde no deben.

Si escucha el zumbido de algo parecido a un mosquito tamaño portaviones, no se lo piense, se trata de un dron, pero no pica, solo graba, vigila y transmite lo que ve a los agentes del Uproma que también actuarán a pie de tierra.

Las multas pueden ser muy diversas ya que dependerá de lo que se vierta, dónde se deposite y en qué cantidad.

Para los vecinos de la Marjalería, la noticia también es positiva y esperan que los drones no solo hagan frente a los vertidos, sino que puedan servir como vigilantes aéreos para frenar la oleada de robos que se produce en las viviendas de la Marjalería. Y en este sentido esperan también, que se incremente la presencia policial en la zona.

 width=El procedimiento ha pasado por el control de los puntos de vertido. Se calcula que hay, al menos, 76 vertederos incontrolados en la Marjalería que han sido señalizados sobre un mapa. Los drones vigilarán estas ubicaciones y podrán trasladarse de unos a otros cuando exista la sospecha de que se está tirando basura en lugares no habilitados para ello.

La iniciativa forma parte de la colaboración conjunta entre las concejalías de Seguridad Pública y Emergencias y Gestión de Residuos para intensificar la detección, control y vigilancia de puntos sensibles.

El concejal de Gestión de Residuos, Ignasi Garcia, ha destacado la coordinación entre ambas concejalías para estos operativos que permitirán “hacer que nuestra ciudad sea más segura, pero sobre todo tener una ciudad más respetuosa con el entorno”. Precisamente, el edil Garcia ha insistido en que “la cuestión no es cuando limpiamos y recogemos, sino más bien evitar que se ensucie”, y ha añadido que “las conductas incívicas no se entienden cuando el Ayuntamiento hemos incrementado los recursos para llegar con los ecoparques fijos y móviles a toda la ciudad y con un teléfono gratuito para recoger voluminosos y enseres”.