Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

La actividad de Iberdrola en la Comunitat Valenciana genera un impacto socioeconómico de 873 millones de euros

Tiempo de Lectura: 7 minutos, 8 segundos

Noticias Relacionadas

En 2021 siguió actuando como uno de los motores de la economía de la región, realizando inversiones por 244 millones de euros

Iberdrola ha reafirmado a lo largo del ejercicio 2021 su compromiso con la Comunitat Valenciana, tal y como ponen de manifiesto, entre otras cifras, los 873 millones de euros de impacto económico generados por la actividad de la compañía en la región.

El impacto fiscal de la actividad económica que la compañía ha llevado a cabo en la Comunitat el año pasado ha sido de 345 millones de euros y las inversiones han alcanzado la cifra de 244 millones de euros.

En este sentido, cabe destacar que, sólo durante el pasado año, Iberdrola realizó compras y contrataciones de servicios a más de 430 proveedores valencianos por un valor aproximado de 182 millones de euros.

La actividad económica de la compañía -que este viernes, 17 de junio, celebra Junta General de Accionistas- es gracias a las más de 1.500 personas que trabajan en la Comunitat. Este año Iberdrola desarrolla un concepto de Junta más participativa, accesible, sostenible e innovadora. En este contexto, Iberdrola recomienda que los accionistas y sus representantes asistan telemáticamente o participen a distancia antes de la Junta con el fin de preservar su salud, fomentar la sostenibilidad y evitar las molestias derivadas de las medidas que eventualmente pudieran ser impuestas por las autoridades.

Para fomentar la participación, la compañía ha instalado en València un punto de atención en el Hotel Westin (C/ Amadeo de Saboya), donde los accionistas podrán acceder hasta el próximo jueves 16 de junio de 10h a 19h ininterrumpidamente. En él se podrá delegar, votar y recoger un obsequio por participar y, para evitar la brecha digital, Iberdrola siempre cuenta con personas para atender a los accionistas.

Redes adaptadas para la transición energética

i-DE, compañía de distribución eléctrica de Iberdrola, prevé invertir 477 millones de euros en redes inteligentes en la Comunitat Valenciana entre 2022 y 2024, con el objetivo de reactivar la economía y el empleo y alcanzar los objetivos de descarbonización comprometidos en el PNIEC.

La transformación de las redes en una infraestructura robusta, flexible e inteligente permite dar respuesta a los retos de la electrificación del sistema eléctrico, con una mayor integración de renovables, el desarrollo de la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes y el autoconsumo, así como dar al consumidor una mayor capacidad de decisión y conectividad.

Entre las principales actuaciones previstas para este periodo destacan la construcción de las nuevas subestaciones de Castalla, la Vila Joiosa, Monserrat, Sanxo Llop (Gandia), Boveral (Vinaròs) y Peñíscola, así como las ampliaciones de las instalaciones de transformación de Alcúdia, Betxí y Rambleta (la Vall d’Uixó) y la renovación y ampliación de la capacidad de la infraestructura de Burriana.

En los últimos años, i-DE ha acometido un ambicioso plan de digitalización de sus redes eléctricas de la Comunitat Valenciana, donde ha convertido sus más de 3,5 millones de contadores y la infraestructura que lo soporta en inteligentes, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización. En la región, i-DE gestiona más de 68.000 kilómetros de líneas de baja y media tensión y más de 3.400 km de líneas de alta y muy alta tensión. Asimismo, cuenta con 25.000 centros de transformación en servicio y 177 subestaciones primarias y secundarias.

Proyectos sostenibles

Iberdrola acelera sus inversiones en la Comunitat, destinadas al despliegue de proyectos renovables, movilidad eléctrica y autoconsumo, para seguir acelerando la transición energética. La compañía gestiona en la región más de 2.000 megavatios (MW) de potencia renovable instalada, la mayor parte hidroeléctrica, en la que destaca la planta de almacenamiento energético más grande de Europa, la central de bombeo de La Muela.

La empresa prevé aumentar su presencia renovable con los tres proyectos fotovoltaicos que actualmente tiene en tramitación, que supondrán una potencia de 450 MW y conllevarán una inversión de más de 230 millones de euros que ayudarán a la dinamización de la industria y el empleo local, ya que nada más en su construcción están prevista la involucración de casi 1.500 profesionales.

Además, con el fin de lograr una progresiva descarbonización de la economía, la compañía trabaja en los diferentes sectores como el transporte, la climatización y la industria, para dotarlos de soluciones adaptadas a sus características.

Iberdrola y Volkswagen presentaron recientemente en Sagunt un acuerdo estratégico de colaboración que contribuirá a hacer sostenible toda la cadena de valor del vehículo eléctrico en la futura gigafactoría de la firma automovilística en el que la energética va a aportar la generación de energía renovable, parte de ella de autoconsumo; soluciones de recarga para la movilidad de la propia fábrica; mejora de la eficiencia energética y electrificación de procesos mediante el uso de bombas de calor o de hidrógeno verde. Este acuerdo va a suponer 500 millones de euros en inversiones en energías renovables para suministrar la demanda energética que va a necesitar la gigafactoría, con lo que se evitará la emisión de 200.000 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

También destacan las alianzas selladas con Porcelanosa, con el fin de abordar la electrificación de la producción cerámica combinando energías renovables, hidrógeno verde y bomba de calor; o con bp para llevar a cabo el mayor proyecto de hidrógeno verde en la Comunitat, que permitiría remplazar el hidrógeno gris que actualmente utilizan en la refinería de Castellón; así como las alianzas selladas para la creación de un corredor de hidrógeno verde que contempla la construcción de dos hidrogeneras en Alicante y València para avanzar hacia un transporte pesado de mercancías más sostenible.

En el apartado de la movilidad eléctrica, Iberdrola continúa con la instalación y puesta en marcha de puntos de recarga en la Comunitat, donde ya cuenta con más de 600 plazas de acceso público disponibles, todas ellas alimentadas con energía 100% verde procedente de fuentes de generación renovable, que están operativos en la aplicación móvil Recarga Pública Iberdrola, desde la que se puede geolocalizar, reservar y pagar. Además, la empresa tiene firmado un acuerdo con el Grupo Marcos que le va a permitir seguir extendiendo su número de estaciones de carga en la región y dotar a los nuevos usuarios de vehículos eléctricos de soluciones de carga.

Entre las principales instalaciones puestas en marcha, destaca el mayor hub de recarga ultrarrápida del Sur de Europa, ubicado en Elche, así como la nueva estación activada ya en Ondara, a los que se sumarán las instalaciones de Alberic (Valencia) y les Alqueries (Castellón), lo que permitirá dar cobertura a la principal vía de comunicación de la Comunitat.

Acelerar inversiones para la transición energética

La compañía, que se ha convertido en la primera empresa del sector en Europa por valor en Bolsa con unos 70.000 millones de euros, ha invertido más de 130.000 millones en las últimas dos décadas en energía verde, redes y almacenamiento. Su capacidad de inversión le ha permitido ser un vector de empleo en todo el mundo, con más de 400.000 puestos de trabajo de forma directa o indirecta. 

En España, Iberdrola es el primer productor de energía eólica y renovable, con una potencia instalada de más de 28.000 MW -de estos, más de 19.000 MW son verdes-, un volumen que en el mundo roza los 40.000 MW y que convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

Dentro del área de distribución, cuenta con más de 11 millones de clientes y extiende su red eléctrica por 10 comunidades autónomas y 25 provincias, en una superficie que abarca 260.000 kilómetros.

Con unas emisiones de 60 grCO2/kWh en Europa, que suponen una quinta parte de la media de sus competidores, la estrategia de inversión en energía limpia y redes llevará a Iberdrola a ser una compañía “neutra en carbono” en Europa en 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí