Noticias Castellón
jueves, 01 de diciembre del 2022 | Última actualización: 23:43

Diputación de Castellón reabre en 24 horas las 17 carreteras afectadas por las lluvias

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 20 segundos

Noticias Relacionadas

La institución, a través de los servicios técnicos de mantenimiento y la maquinaria del Consorcio de Bomberos y el Parque Móvil, envía también maquinaria para despejar caminos de acceso a varios pueblos

La Diputación de Castellón mantiene ya abiertas al tráfico todas las carreteras de la red viaria provincial tras trabajar durante las últimas 24 horas en todas las calzadas que se han visto afectadas por el fuerte temporal que ha registrado la provincia todo el fin de semana.

El informe provisional de los servicios técnicos, según ha señalado el diputado de Carreteras, Santi Pérez, apunta a 17 carreteras que, debido a las fuertes lluvias, han registrado problemas por el arrastre de material y desprendimientos de las montaña, lo que provocó que cinco de ellas tuviesen que estar cortadas al tráfico de forma puntual. Se trata de la CV-100 entre San Rafael y La Sénia; la CV-213 entre Navajas y Algimia; la CV-130 entre Albocàsser y Sant Mateu, en término de Tírig; la CV-166 entre Els Ibarsos y Benassal y la CV-167 entre Benassal y Vilafranca, que en la tarde de ayer ya estaban totalmente operativas.

En los trabajos están participando máquinas tanto de la empresa de mantenimiento de la Diputación como del Consorcio de Bomberos y el Parque Móvil. La carretera más afectada ha sido la CV-130 en término municipal de Tírig, donde se ha levantado parte del asfalto, por lo que se analizará en los próximos días los trabajos a realizar para dejarla en condiciones.

El resto de viales en los que se ha trabajado han sido la CV-117 entre Morella y Xiva de Morella; la CV-113 entre la Jana y Canet; la CV-106 en los accesos a Fredes; la CV-147 en los accesos al Desert de les Palmes; la CV-203 entre Ayódar y Caudiel; la CV-189 entre Castelló y Ribesalbes; la CV-126 entre Vilafranca y Castellfort, la CV-110 en término de Herbers; la CV-15 en Castell de Cabres; la CV-107 en los accesos a la Pobla de Benifassà; la CV-109 en los accesos a El Boixar y Coratxar y la CV-212 entre Jérica y Novaliches.

De forma paralela, se ha enviado también maquinaria algunos municipios de Els Ports y Maestrat para limpiar algunos caminos que dan acceso a los núcleos urbanos y que, por el arrastre de material a consecuencia de la lluvia torrencial que ha caído de manera puntual, estaban intransitables.

El diputado de Carreteras, Santi Pérez, ha destacado que la Diputación "atenderá durante los próximos días las peticiones que vayan llegando de los ayuntamientos, para ver la situación global de la provincia y planificar el envío de maquinaria".