Noticias Castellón
domingo, 27 de noviembre del 2022 | Última actualización: 03:09

‘Copias de Estilo’: La vida del embajador y sus múltiples obligaciones políticas y familiares

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 52 segundos

Noticias Relacionadas

Jorge Fuentes ha presentado su libro en Villa Elisa, Benicàssim, rodeado de numeroso público y cargado de numerosas anécdotas

Jorge Fuentes

Villa Elisa de Benicàssim se ha convertido esta tarde en escenario literario con la presentación del libro ‘Copias de estilo sobre diplomacia y diplomáticos’ de Jorge Fuentes Monzonís-Villalonga.

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, se ha convertido en ‘entrevistadora’ para sacar a la luz los detalles y las historias que acompañan a un embajador a lo largo de su vida activa. En este caso, las que acompañan a Jorge Fuentes, a través de una charla cercana en la que no han faltado las ilusiones, los contratiempos, y ‘las maletas’ que acompañan al diplomático en su recorrido por medio mundo.

La elección de Villa Elisa ha sido uno de los grandes aciertos de esta presentación. Porque, como comentaba Susana Marqués: “Esa mezcla de misterioso glamour que envuelve la profesión de un diplomático es lo que nos llevó a pensar en Villa Elisa como escenario perfecto para la presentación del libro del embajador Jorge Fuentes, un libro que pretende mostrar, mediante relatos, la faceta de una profesión fascinante y muy desconocida para muchos”.

Jorge Fuentes Monzonís-Vilallonga es licenciado en Ciencias Políticas y Económicas y en Derecho por las Universidades de Madrid y Salamanca. Amplió estudios en Londres y París. Ingresó en la Escuela Diplomática en 1968, y ejerció ininterrumpidamente la profesión hasta 2011. La carrera le ha llevado desde Madrid a numerosos destinos con distintos cometidos dentro de la profesión diplomática, en la que alcanzó el grado de embajador en 1993.

A través de las preguntas de la alcaldesa, el autor ha reconocido que llevaba la profesión en la sangre, y era una aspiración casi imposible de cumplir en una época, cuando él comenzó, en la que la mayoría de los embajadores procedían de familias muy acomodadas e influyentes. “Pensar en ser diplomático era entonces casi un imposible, era cómo soñar con ser astronauta para llegar a la luna”.

Pero las circunstancias lo hicieron posible, ingresó en la escuela diplomática y durante décadas ha ejercido un oficio idealizado por la sociedad, y donde precisamente esa vida social, las recepciones, las presentaciones, llegan a ser la parte más dura, aunque fundamental, de un profesional de la diplomacia.

Con gracias, ironía a veces, pero siempre con una sonrisa y salidas muy ingeniosas, fuentes ha explicado el porqué del título de algunos de sus libros; los protocolos que impone la profesión, y también, el otro lado, el de la vida familiar del diplomático.

Para ello, también estaba en la sala su mujer, nacida en Polonia, y que tuvo que cambiar su nacionalidad por la española cuando se casó con Jorge Fuentes, porque así estaba establecido entonces.

Mientras Fuentes la miraba embobado con una sonrisa cariñosa, su mujer explicaba lo bueno y lo menos positivo de la profesión de su marido. Lo fascinante que resulta ser la compañera de un diplomático con el que ha recorrido medio mundo y ha tenido vivencias impresionantes; pero también los problemas que comúnmente se suscitan en la vida de los embajadores cuando llegan los hijos.

Porque Jorge Fuentes ha cambiado de país 12 veces, y con él ha estado su familia, sus hijos, ocho o nueve colegios diferentes, en distintos países, con otros idiomas y con otros compañeros.

Afortunadamente, nuestros hijos fueron muy adaptables”, explicaba la mujer de Jorge Fuentes, pero no todas las familias de los diplomáticos son tan afortunadas, hasta el hecho de que se ha llegado a acuyar el ‘síndrome del hijo del funcionario’.

Puede imaginar el lector, que la charla ha sido deliciosa en todos los aspectos, entretenida, apasionante en algunos momentos.

El autor ha explicado que este es el segundo volumen, tras la publicación de ‘Notas verbales’, en el que sigue la misma línea empleada. Es un ensayo que contiene 120 relatos de la vida diplomática, en el que se da a conocer tanto la parte profesional como algunos detalles de las situaciones personales con los distintos cambios de destino vividos, así como las diversiones y las penas pasadas durante más de 40 años.

La presentación del libro de Jorge Fuentes ha coincidido con la exposición de Tàpies en  Villa Elisa, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 10 de septiembre.