Jueves, 29 de octubre, 2020  |  
Un Castellón sólido y con buen empaque sumó los tres puntos ante un bisoño Villarreal C (1-3) Un Castellón sólido y con buen empaque sumó los tres puntos ante un bisoño Villarreal C (1-3)

- 30 agosto, 2014 -

Triunfo justo del conjunto de la capital de la Plana ante el segundo filial amarillo en el Mini Estadi. Un Castellón sólido y con buen empaque sumó los tres puntos ante un bisoño Villarreal C (1-3)

FICHA TÉCNICA:

-1- VILLARREAL: Quique; Carlos Julio, Dan, Juan Ibiza, Ferreres; Aleix, Dani Márquez (Javi García, min. 54), Ramiro, Manu Viana; Mario (Dani Raba, min. 63) y Cristian (Larrea, min. 82).

-3- CASTELLÓN: Álex; Adriá Gallego, Josema, Guille, Alberto Ramos; Dani Pujol, Cana (Charly Meseguer, min. 73), Yagüe (Víctor Pino, min. 84), Gabi; Carrascosa (Omar, min. 64) y Zárate.

GOLES: 0-1, min. 7: Carrascosa. 0-2, min. 52: Carrascosa. 1-2, min. 65: Dani Raba. 1-3, min. 86: Víctor Pino.

ÁRBITRO: Yeray Fermosell Pérez (Castellón). Amonestó a los locales Carlos Julio, Aleix, Ramiro y Ferreres; y a los visitantes Gabi, Yagüe, Canadell y Zárate. Expulsó al preparador físico vistiante Salva Claramonte (min. 87) con roja directa.

INCIDENCIAS: Unos 1.900 aficionados en el Mini Estadi, con presencia de unos 700 seguidores de la capital de la Plana.

F. F.

La diferencia, a día de hoy, y en estos momentos, entre el Villarreal C y el Castellón es eso: 1-3. Ni más ni menos. Es posible que dentro de un par de meses el segundo filial amarillo (una media de edad de 18.93 años) estará mucho más entonado y rodado. Se pondrá el mono de trabajo y le sabrá plantar cara a los adversarios con mucho más empaque y oficio. Y es de esperar que cuando ello ocurra el carro no vaya por el medio de barranco. Hay materia, juventud y calidad para aspirar a mucho más. Pero en estos momentos la diferencia entre amarillos y albinegros está ahí.

Y obvia decir que la victoria del equipo de la Plana fue tan justa y clara como refleja el marcador. Pablo Carrasco fue el hombre letal de un Castellón que en el séptimo minuto de juego ya gozaba de ventaja en el marcador. Jugadón de Roberto Canadellas ‘Cana’ y espectacular definición del pelirrojo del equipo capitalino al fondo de las mallas. Se puso todo de cara para los muchachos de Joan Esteva que a base de oficio supo manejar bien el control del encuentro.

Novedades hubo tres en el once ‘orellut’. Alberto Ramos, ante su exequipo en el lateral zurdo estuvo bien, trabajador. Albert Yagüe redebutó en el Castellón con lagunas en la mediapunta, pero mostró su experiencia y clase. Y Pablo Carrascosa, que desbancó a Víctor Pino en el ataque. También las hubo en el Villarreal C. Juan Ibiza, el central, dejó en el banco a Ramón Bueno, y el magnífico delantero Dani Raba se quedó en el banquillo y le suplió Cristian Herrera. Bueno, el gol de Raba fue para enmarcar (de 50 metros de distancia).

Con el 0-1 y dos buenas intervenciones del portero albinegro Álex Ruiz murió un primer tiempo jugado de poder a poder, con intensidad, con fuerza, con garra y también con mucha pasión desde la grada. Y más o menos de la misma forma arrancó el segundo tiempo.

No hubo cambios en la reanudación y sí el 0-2 también a las primeras de cambio (en el 7 de la segunda parte). Y otra vez definió de maravilla Pablo Carrascosa, que se anticipó a la defensa local para poner más tierra de por medio. Movió banquillo el técnico local Torres Gómez. Primero dio entrada a Javi García, para buscar más movilidad por las bandas. Y poco después hizo ingresar al terreno de juego al cántabro Dani Raba. No habían transcurrido dos minutos y logró el gol de la tarde y posiblemente uno de los más bonitos de la temporada.

Desde cincuenta metros envió un balonazo teledirigido a la escuadra izquierda de un adelantado Álex Ruiz que lo más que pudo hacer fue sacar el balón del fondo de la red. Gol para quitarse el sombrero y para poner otra vez al filial en el partido. Por unos minutos planeó el empate. Los amarillo se fueron arriba aprovechando la inercia del 1-2, y por delante veinticinco largos minutos.

El Castellón no se decidía a cerrar el partido y jugaba con fuego con el 1-2. Pero se mostró ordenado en el terreno de juego ante un Villarreal C que jugaba contra corriente y contra el reloj. Ambos equipos agotaron los cambios y se encaró el tramo final con las espadas en todo lo alto. Y si Dani Raba anotó al minuto y medio de entrar en el campo (para poner el 1-2), Víctor Pino no le fue a la zaga y el primer balón que tocó lo envió al fondo de las mallas, tras jugada de Charly Meseguer por la izquierda. Con el 1-3 murió el partido, y el joven filial amarillo cayó rendido ante la evidencia. Ante la mayor clase y empaque de un Castellón que sumó la primera victoria de la temporada.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *