Sábado, 15 de agosto, 2020  |  
Vivienda y discriminación fiscal son los principales obstáculos para evitar la despoblación del interior Vivienda y discriminación fiscal son los principales obstáculos para evitar la despoblación del interior

- 6 julio, 2020 -

Evitar la despoblación de los municipios del interior es uno de los objetivos de la Diputación de Castellón. Pero no depende sólo de esta... Vivienda y discriminación fiscal son los principales obstáculos para evitar la despoblación del interior

El presidente de la Diputación de Castellón aboga por seguir dotando de más y mejores servicios a los pueblos

Evitar la despoblación de los municipios del interior es uno de los objetivos de la Diputación de Castellón. Pero no depende sólo de esta administración, tienen que implicarse también la Generalitat Valenciana y el Gobierno del Estado. Conseguir una vivienda digna para vivir y la discriminación fiscal son, entre otros, los inconvenientes  que considera José Martí, presidente de la Diputación de Castellón, para que los jóvenes se queden en su pueblo o algún ciudadano opte por querer ir a vivir al interior.

Ximo Tirado/Castellón Información

La Diputación de Castellón tiene, entre una de sus principales estratégicas, que el interior de la provincia no quede despoblado. Más aún, intentar que los pueblos incrementen el número de habitantes y que tengan vida y servicios. Pero no sólo depende de la institución provincial, tienen que implicarse también el resto de administraciones, como la Generalitat Valenciana y el Gobierno del Estado.

Sólo con políticas atractivas e incentivando la llegada de nuevos vecinos, los pueblos pueden tener una segunda oportunidad. De no tomarse este problema –la despoblación del interior- de manera seria y queriendo dar soluciones, los municipios del interior están abocados, poco a poco, a perder habitantes y servicios y, en consecuencia, a cerrar sus puertas.

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, es consciente de esta situación, más todavía al ser alcalde de Suera, un municipio de unos 520 habitantes, situado en las últimas estribaciones de la Sierra de Espadán y a sólo 35 kilómetros de Castelló y a 7 de Onda.

Respecto a la situación que atraviesan los pueblos del interior, y en particular a la falta de oferta de vivienda y a un precio razonable, Martí, explica que “este tema es esencial por lo que todas las administraciones tienen que actuar coordinadas para llegar cuanto más lejos mejor”, para añadir que “estamos avanzando muchos para que los pueblos del interior tengan cada día más y mayores servicios para la población. Esta es una línea fundamental en la que trabaja la Diputación de Castellón y se están haciendo muchas cosas en el ámbito del bienestar social, la conciliación familiar, las unidades de respiro y el taxi rural, entre otras cosas”.

depuradora de Tales, José Martí, Enrique Gimeno, Ignaci Garcia i alcalde Tales

“Todas las actuaciones que llevemos acabo, -matiza el presidente de la Diputación de Castellón-, tendrían que servir para que si una pareja quiere quedarse a vivir en su pueblo o quiere instalarse en un municipio del interior puede hacerlo. Pero ahí nos encontramos con el problema de conseguir una vivienda.  En el interior hay muchas casas que no están habitadas pero son casas viejas que no están preparadas para que una pareja actual entre a vivir. Ahí está la disociación. Más todavía. Quien vende una casa está vendiendo una casa pero quién lo compra está comprando un solar con problemas que, en muchos casos tendrá que tirar y construir de nuevo o realizar una gran inversión en la reforma.  Y lo difícil es ponerse de acuerdo con el precio pues no cuadra lo que pide el vendedor con lo que ofrece el comprador”.

Martí argumenta que “por eso me pare muy interesante la política de la Generalitat Valenciana para proveer de vivienda pública a la gente y, sobre todo en los pueblos de interior. Y también  superar la brecha digital. Se tiene que dar también posibilidad de conexión en banda ancha que pueda servir no tan solo para el entretenimiento sino también para emprender, para crear una pequeña empresa, para trabajar desde casa”.

El presidente de la Diputación de Castellón estima que la gran crisis que ha supuesto la pandemia del Covid-19 puede servir, a lo mejor, “para revitalizar la idea de volver a la tranquilidad, al  sosiego, a la paz que te dan los pueblos y eso sí que puede ser que vitalice la vida en los municipios del interior”.

Otro tema importante que destaca Martí para que el interior no pierda habitantes es la discriminación fiscal, “que no está en manos ni de la Diputación ni de la Generalitat, depende del Gobierno del Estado. Es una cuestión esencial para las personas que viven en los pueblos, bien para los que tienen un pequeño comercio o los autónomos. No pueden ser considerados fiscalmente de la misma manera que los que residen en una gran ciudad o en la costa. Hay que actuar también en esta línea para que se queden en su pueblo”.

Martí recalca la importancia que tienen los pueblos pequeños y del interior para la Diputación de Castellón. “Para conmemorar el primer año del nuevo gobierno de la institución provincial nos desplazamos para celebrarlo a Castell de Cabres, el pueblo más pequeños de la provincia. La finalidad era simbolizar el significado y la importancia que tienen los pueblos pequeños”.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *