miércoles, 23 de junio, 2021  |  

- 27 diciembre, 2012 -

Los agricultores señalan que reconstruir esos márgenes de piedra es costoso y no se suelen encontrar ya profesionales que lo hagan

Los márgenes y muros de piedra son esenciales para retener las tierras y por tanto los agricultores afectados auguran que cuando vengan de nuevo las lluvias habrá importantes corrimientos de tierras y afectaciones en los campos ya que perderán compactación y hay peligro además para los tractores y maquinaria.

La Unió de Llauradors denuncia que la proliferación de gente que se dedica últimamente a recolectar caracoles provoca importantes destrozos en las estructuras (fundamentalmente márgenes y muros) del campo valenciano.

Muchas de las personas que van a recolectar caracoles no respetan el campo y todo su patrimonio e incluso llegan a utilizar barras de hierro para rebuscar entre los muros y márgenes con el fin de encontrar caracoles para posteriormente venderlos.

Un aumento de la población de caracoles debido que existen más campos abandonados y la crisis económica en general  anima a cada vez más a recolectores  a trasladarse al campo para recogerlos en busca de ingresos económicos para sus familias, una actividad que si bien no es ilegal sí que provoca que se incrementen los daños en las explotaciones agrícolas, tanto en las cosechas como en las estructuras.

La Unió no está en contra de prohibir la recogida pero cree que se debería regular de alguna manera y también controlar y perseguir a aquellos que destrozan los campos para recolectarlos. Los agricultores cuando llegan a sus campos observan muchas veces como los márgenes de piedra están destrozados porque los caracoles se ocultan en los mismos, las gomas del riego por goteo también quedan maltrechas y las compuertas de las acequias así mismo rotas en algunos casos.

Estos agricultores han señalado a La Unió que reconstruir esos márgenes de piedra es costoso y no se suelen encontrar ya profesionales que lo hagan. Otra alternativa que se baraja para sustituirlos es el hormigón, pero eso sería atentar contra ese patrimonio histórico y cultural valenciano como es el de la piedra seca de los márgenes.

Whatsapp Telegram