Noticias Castellón
miércoles, 07 de diciembre del 2022 | Última actualización: 14:55

Castelló tendrá nuevo Plan General de Ordenación Urbana el viernes

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 6 segundos

Noticias Relacionadas

Un pleno extraordinario aprobará el último trámite pendiente, el Plan de Ordenación Pormenorizada, que dará luz verde al PGOU

La capital de la Plana podrá estrenar nuevo Plan General de Ordenación Urbana el próximo viernes, una vez que apruebe en un pleno extraordinario el Plan de Ordenación Pormenorizada. Con ello se desbloqueará el urbanismo de la ciudad y se podrán desarrollar planes como el de la Marjalería.

El Ayuntamiento de Castelló ha convocado para el próximo viernes, 11 de noviembre, a las 09:30 horas de la mañana un pleno extraordinario con un solo punto en el orden del día: la aprobación definitiva del Plan de ordenación Pormenorizada de la ciudad.

Es el último trámite pendiente que permitirá la entrada en vigor del Plan General de Ordenación Urbana de Castelló.

Un pleno que llegará con debate y para el que se han marcado ya los tiempos de intervención de cada uno de los grupos políticos, que será de 7 minutos en la primera intervención y de 3 en la réplica. La concejal independiente Paula Archelós dispondrá de la mitad del tiempo de sus compañeros.

¿Por qué es importante el Plan General de Ordenación Urbana?

El Plan General de Ordenación Urbana es el documento que regula todo lo concerniente al urbanismo de una ciudad, y eso viene a ser absolutamente todo, porque determina los espacios residenciales, industriales, comerciales, culturales…

Porque establece las pautas de crecimiento y usos de una ciudad en función de una población calculada (según las tendencias actuales para un periodo de 5 a 20 años); determina los parámetros fundamentales de la evolución de la ciudad y, por tanto, influye también en su desarrollo económico y social.

Anulación del Plan General del 2000

Fotografía Amparo Navas

En el caso de Castelló, el último Plan General aprobado fue el de 2000 que estuvo en vigor hasta el 2008 cuando los tribunales aceptaron alguna de las reclamaciones que denunciaban defectos de forma en el planeamiento. Estos defectos se referían, fundamentalmente, en una modificación el PGOU del 2000, realizada en 2002, para modificar la clasificación del suelo que transformó los terrenos situados por donde antes discurría la vía férrea.

Las reclamaciones judiciales que, hasta entonces habían sido rechazadas, explotaron en cadena hasta la anulación definitiva del PGOU por el Tribunal Supremo en 2013.

Para poder mantener una cierta regulación urbanística en Castelló se elaboraron las Normas Urbanísticas Transitorias de Urgencia para el municipio de Castellón de La Plana en 2015.

Esas normas permitían mantener las normativas en los suelos ya desarrollados, pero impedían abordar nuevos desarrollos.

Ya para entonces, el ayuntamiento había reconocido que no podría conservar el PGOU, por lo que inició las denominados Foros de Urbanismo, para debatir con los colectivos sociales y económicos el futuro de Castelló, con el fin de redactar un nuevo Plan General.

Aquellos Foros de Urbanismo aportaron numerosas iniciativas, pautas con las que el ayuntamiento comenzó a redactar el nuevo Plan General.

Cambio de gobierno y nuevas leyes

Con el cambio de gobierno en el 2015, el ayuntamiento, gobernado ya por un pacto de izquierdas que lideraba Amparo Marco, abordó la redacción del nuevo Plan General, pero sin estimar los trabajos anteriores. Partía de nuevo desde cero.

La Ley del Suelo y la normativa urbanística en la Comunitat Valenciana había cambiado, por lo que la nueva tramitación debía desarrollar dos documentos paralelos.

Por una parte, el Plan General Estructural, concebido como algo así como una cuadrícula o ‘esqueleto’, que debía acoplarse a todas las normativas supramunicipales para adaptar el urbanismo de la ciudad al resto del territorio. Pero de forma paralela, había que tramitar también el Plan de Ordenación Pormenorizada, esto es, darle contenido a cada una de esas parcelas de la cuadrícula, con sus propias ordenanzas y normativas.

El Plan general Estructural, para salir adelante necesitaba de dos autorizaciones fundamentales: La Declaración de Impacto Ambiental (Date), que había de emitir la Consellería de Medio Ambiente; y posteriormente, la calificación positiva de la Comisión territorial de Urbanismo. Los trámites no fueron nada sencillos y las prisas con las que ‘jugaba’ el ayuntamiento no tenían nada que ver con los tiempos y plazos legales en que se movían las administraciones supramunicipales.

La declaración de la Date fue emitida con más de año y medio de retraso (para lo que había planificado el ayuntamiento), y cuando se emitió introducía una serie de rectificaciones, entre ellas, el recorte de la plataforma Logística del Puerto. El ayuntamiento solo podía hacer dos cosas: Rechazar la Date y volver a empezar con la tramitación de esa declaración de Impacto Ambiental… lo que podía retrasar en años la aprobación del Plan General. O aceptar las rectificaciones y someter a exposición pública el nuevo Plan General estructurar con las variaciones realizadas. Se optó por lo segundo.

Por otra parte, la Comisión Territorial de Urbanismo dictaba informe favorable el 17 de diciembre de 2021.

Con ello, la Generalitat aprobaba el Plan General Estructural.

Plan General Estructural Exposición publica Foto de Archivo 150118

Quedaba, por lo tanto, el Plan de Ordenación Pormenorizada, con la ventaja de que, en este caso, la aprobación definitiva depende directamente el Ayuntamiento de Castelló. Pero con el inconveniente, de que este Plan de Ordenación Pormenorizada también necesitaba de informes favorables de organismos supramunicipales, como eran Carreteras y Costas.

Si Carreteras apuró los plazos, Costas los prolongó más aún al solicitar sucesivas modificaciones.

De esta forma, el informe favorable de Costas retrasaba el Plan de Ordenación Pormenorizada hasta el pasado 4 de noviembre.

Con todos los informes favorables, el Plan de Ordenación Pormenorizado habrá de ser aprobado por el pleno del ayuntamiento del viernes. Y con ello, el Plan General de Ordenación Urbana estará completo y podrá ponerse en vigor.