Noticias Castellón
miércoles, 08 de febrero del 2023 | Última actualización: 22:41

Casi 1,8 millones de euros para controlar el paso de vehículos en la ZBE del Castelló Central

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 16 segundos

Noticias Relacionadas

Castelló adjudica la instalación con una baja que supera los 250.000 euros para que entre en funcionamiento en verano de 2024

El Ayuntamiento de Castelló ha adjudicado los servicios de ‘monitorización y control de paso de vehículos por la futura ‘manzana central’, que será restringida al tráfico de vehículos. Un sistema que también analizará la calidad del aire y que supondrá una inversión de casi 1,8 millones de euros. En función de la adjudicación y si no se producen otros problemas, entrará en funcionamiento en la primavera-verano de 2024.

Zona de Bajas Emisiones

El Ayuntamiento de Castelló sigue adelante con su proyecto millonario para la restricción del tráfico y peatonalización de la manzana central de la ciudad, lo que ya se ha denominado como el Castelló Central.

La iniciativa tiene como objetivo: reurbanizar toda la zona delimitada por las dos Rondas de Mijares y Magdalenapor el este, Cerdán de Tallada por el norte, Sant Roc, Sanahuja, Gobernador, Guitarrista Tárrega y Casalduch por el este y Orfebre Santalínea por el sur.

Tal como publicó Castellón Información, se trata de un proyecto financiado en más de un 80% por los Fondos Europeos, que pretende, además de mejorar el casco urbano, reducir las emisiones de carbono y el nivel de ruidos.

En consecuencia, se llevará a cabo una restricción generalizada de tránsito de vehículos y estacionamientos; peatonalización en algunas calles más estrechas y semi peatonalización en otras de mayor amplitud.

Pero para controlar cómo se encuentra la situación en estos momentos y, más aún cómo monitorizar a los vehículos que incumplan las restricciones, se ha contratado también los servicios de otra empresa que tendrá como meta: Aportar la tecnología necesaria para llevar su cometido con los paquetes de software y sistemas de información; la instalación de aparatos de detección y análisis; un equipo de medición del ruido, y paquetes de software de reconocimiento óptico de caracteres; y los servicios de arquitectura, ingeniería y planificación.

Mara mayor claridad: la instalación de cámaras con reconocimiento de matrícula, y medidores de ruido.

cámara tráfico castellon 140421

La instalación de estos dispositivos fue presupuestada por el ayuntamiento en más de 2 millones de euros. Tras el concurso público realizado y la presentación de ofertas, la Junta de Gobierno Municipal ha aprobado la adjudicación a la empresa Kapsch Trafficcom Transportation, S.A.U, por entender que es la propuesta más ventajosa para la ciudad.

Kapsch Trafficcom Transportation, S.A.U no ha sido la única oferta para hacerse con este contrato. De hecho, se presentaron varias mercantiles: Aceinsa Movilidad, S.A. y Estacionamientos y Servicios S.A.U. (con el compromiso de constituirse en UTE – Unión Temporal de Empresas); Electronic Trafic, S.A. y Telecso, S.L, (con el compromiso de constituirse en UTE); Kapsch Trafficcom Transportation, S.A.U. y Tecnologías Viales Aplicadas, S.L. (TEVA). Esta última fue rechazada al comprobar que había aportado datos relevantes que deberían haberse presentado en la última fase del concurso público y podían incluir en su calificación previa.

Pero, además, se dio el caso de que las ofertas de las mercantiles Aceinsa Movilidad, S.A. y Estacionamientos y Servicios S.A.U. (con el compromiso de constituirse en UTE) y Kapsch Trafficcom Trasportation, S.A.U, presentaron reducciones sobre el presupuesto de licitación que podrían ser exageradamente ‘bajas’. La primera de ellas se comprometía a realizar las obras por un 22,14% menos del coste de concurso. La segunda, también planteaba una baja del 12,50%.

En estos casos y, por ley, se entiende que, si la baja es tan notable, podría incurrir en una anormalidad que, posteriormente, diera al traste con la ejecución de los trabajos adjudicados. En estas situaciones, la mesa de contratación suele solicitar a las empresas una documentación complementaria en la que delimite el presupuesto de cada una de las fases y justifique dónde y de qué manera reduce el precio.

Pero cerrado el plazo, solo la segunda empresa que podía incurrir en una ‘baja temeraria’ presentó la documentación requerida, que por demás, fue aceptada como válida.

Con dos ofertas sobre la mesa, el informe técnico se decanta por la que ha obtenido mayor puntuación en el cumplimiento de las condiciones del contrato: Kapsch Trafficcom Trasportation, S.A.U.

Con la reducción del 12,50% planteado el ayuntamiento se ahorrará más de 250.000 euros y ganará también ciertas ‘mejoras’ como un incremento de la garantía de la obra de 7 años, o la implantación de analizadores y sensores de ruidos más eficientes.

En cualquier caso, el plazo de ejecución para su puesta en marcha es de 16 meses. O, dicho de otra manera, si las obras para la instalación de estos medidores comenzaran en enero de 2023 deberían estar culminadas en la primavera-verano de 2024.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.