Noticias Castellón
viernes, 12 de julio de 2024 | Última actualización: 13:41

Canet Lo Roig contará en el 2023 con un presupuesto récord de 1,7 millones de euros

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 45 segundos

Noticias Relacionadas

Pallarés explica que “la llegada de los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE) nos ha permitido este incremento. Es todo un logro conseguido gracias al trabajo de gestión que se realiza desde este consistorio”

El Ayuntamiento de Canet Lo Roig contará en el 2023 con un presupuesto récord de 1,7 millones de euros. Se trata de unas cuentas que aumentan un 71% respecto al 2022 debido al crecimiento del capítulo de inversiones, que se multiplica por encima de cuatro, al pasar de 207.000 euros a 902.499. La alcaldesa de la población, María Ángeles Pallarés, explica que “la llegada de los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE) nos ha permitido este incremento. Es todo un logro conseguido gracias al trabajo de gestión que se realiza desde este consistorio”. Una labor que, a lo largo del presente ejercicio, ha hecho posible conseguir 52 subvenciones de la Diputación, la Generalitat Valenciana y diferentes ministerios, que se han traducido en actuaciones por 1,12 millones de euros. “Es una cifra muy elevada para un municipio como el nuestro, por debajo de los mil habitantes”, remarca.

Entre los proyectos previstos para el próximo año destacan intervenciones fundamentales para aportar calidad de vida a los vecinos y hacer de Canet Lo Roig un municipio cada día más atractivo para residir, como el acondicionamiento de caminos (86.000 euros), la adecuación de la plaza España (237.507 euros), la reforma de la plaza Nueva (500.000 euros), la creación de una zona verde polivalente (69.952 euros) o la regeneración del Calvario (200.000 euros).

Pallarés también indica que el 2023 se cumplirá otro hito importante a nivel financiero. Y es que, en el mes de mayo, se liquidará el préstamo de 300.000 euros con el que el actual equipo de gobierno del Partido Popular abonó las facturas que el anterior ejecutivo dejó pendientes. “Son recibos que nos encontramos en el 2011 en los cajones y que teníamos que pagar a los proveedores. Es una satisfacción acabar con esta deuda con los bancos a la que nos obligó someternos la corporación socialista”, concluye.