domingo, 28 de noviembre, 2021  |  
Al suelo que vienen los nuestros Al suelo que vienen los nuestros

- 24 noviembre, 2021 -

Wences Alòs Valls. Alcalde de Moncofa y Vicesecretario PPCS Molt bon dia, primero que todo tengo que reconocer que el título de la columna... Al suelo que vienen los nuestros

Wences Alòs Valls. Alcalde de Moncofa y Vicesecretario PPCS

Molt bon dia, primero que todo tengo que reconocer que el título de la columna lo he elegido de forma malintencionada. aunque el lector, ávido de polémica, que lea la columna hasta el final no se quede indiferente.

Hace un par de meses asistí a la presentación del simulador de los efectos del calentamiento global en la costa Valenciana, en dicha presentación la Consellera Anti-agriculutra, Involución Rural y Radicalismo Progre-ecológico, Mireia Mollà, expuso la necesidad de la retirada (demolición) frente a la previsible subida del mar.

Y Moncofa aparecía como ejemplo de los efectos de la subida del nivel del mar. Allí oí repetidas veces la palabra retirada(demolición) como la única solución ante la subida de la mar, provocada por el calentamiento global. Por desgracia no oí ni una sola referencia a una lucha activa contra los efectos del cambio climático. Ni una sola referencia a la necesidad imperiosa de construir defensas y espigones.

Supongo que la Generalitat de Ximo Puig igual que esta muy preocupada por Moncofa también lo estará por toda la costa valenciana, y en especial por la ciudad de Valencia. Supongo que estará estudiando también la retirada (demolición de viviendas) en los poblados marítimos de la capital del Turia donde, según la misma herramienta creada por la Conselleria de Mireia Mollà, se perderán las viviendas varios centenares de miles de valencianos.
Hablar de retirada (demolición de viviendas) sin hablar de defensas (espigones) es igual de barbaridad que negar el cambio climático o el calentamiento global. Una barbaridad de la mano del comunismo-progre-radical-ecologista y la otra del capitalismo salvaje.

Es un gravísimo error promover el enfrentamiento de unos contra otros cuando el verdadero enemigo es el cambio climático y sus efectos. La Conselleria, la Generalitat debe esforzarse al máximo luchar contra sus causas y sus efectos, pero sin rendirse a sus consecuencias. Los espigones, los muros contra las tormentas van a ser necesarios, el enfrentamiento entre unos y otros no lo es.

Holanda es uno de los países verdes por antonomasia del centro de Europa y creo que en estos momentos, estado la mayor parte de su territorio por debajo del nivel del mar, no se estarán planteando retirase (¿derruir diques?).
Sr. Puig usted y su Conselleria de Anti-agriculutra, Involución Rural y Radicalismo Progre-ecológico tienen mucho que rectificar, no solo a favor de la defensa del litoral valenciano, también de la agricultura, la caza, nuestras tradiciones, … porque desde los despachos se está provocando un terrible daño a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana.

La gente que vivimos en la costa, los agricultores, los aficionados a la caza, a los toros, los que nos gustan las fallas, los que hablan castellano, … no somos el enemigo, y sin embargo así nos están tratando y haciéndonos sentir.

Y Sr. Sánchez, las empresas, los autónomos, tampoco son el enemigo. Son su mejor aliado a la hora de generar empleo, escúchelos. Si con unos costes disparados, gasolina por las nubes, el gas también, la luz en máximos históricos, incrementa las cuotas de autónomos, y cotizaciones seguridad social va a llevar a toda España a la crisis, Europa se lo dice, escúchela también.

Pedro, si suben los precios del gas, de la gasolina, del pan, de la ropa, … ¿Quién sale peor parado? ¿el rico o el pobre?

Se. Sánchez, Sr. Puig, Sra. Oltra no se confunda de, luchemos todos contra el cambio climático, a favor de la fauna y flora, por la generación de empleo, en definitiva por un futuro mejor… Pero mientras tanto, al suelo que viene los nuestros.

 

Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Deja un comentario