Lunes, 13 de julio, 2020  |  

- 3 enero, 2020 -

Jorge Fuentes. Embajador de España.  Aunque el fondo de la cuestión no está aun explicado, voy a aprovechar el revuelo producido en nuestra Embajada... Sucedió en Bolivia

Jorge Fuentes. Embajador de España. 

Aunque el fondo de la cuestión no está aun explicado, voy a aprovechar el revuelo producido en nuestra Embajada en Bolivia para aclarar no pocas inexactitudes que se están filtrando entre las escasas noticias que proporciona nuestra Ministra de Exteriores y de Defensa en funciones.

Por razones históricas, España es uno de los pocos países del mundo que tiene una Embajada, mayor o menor, en cada uno de los estados iberoamericanos. Solo tres de ellas son verdaderamente potentes, las de Méjico, Argentina y Brasil. Hay otras cuatro medianas, Chile, Cuba, Venezuela y Colombia, siendo todas las restantes de efectivos reducidos, poseyendo sus agregadurias compartidas con las grandes capitales en las que residen los agregados.

Tal es el caso de Bolivia, donde existen solo tres diplomáticos acreditados, el Embajador, la segunda jefatura que suele ejercer un joven consejero o secretario que queda de Encargado de Negocios en ausencia del titular. Y por último, está el joven secretario que suele llevar las funciones consulares y administrativas. Por razones coyunturales de seguridad, en Bolivia están destinados temporalmente cuatro GEOS.

La expedición que días atrás visitó la Embajada de Méjico, incluía por lo tanto, la casi totalidad de los efectivos de nuestra Embajada: la Encargada de Negocios, Cristina Borreguero (44 años), el Secretario/Cónsul, Álvaro Fernández (en la treintena) y los GEOS. Olvidemos por lo tanto los clichés de películas de espías en que el Encargado sería un Ministro Plenipotenciario entrado en años y el Cónsul un señor con sombrero al borde de la jubilación, bien comido y bebido al estilo de las novelas de Le Carré o Graham Greene.

Todo lo restante queda por aclarar  ¿Qué hacían esos funcionarios, ocho en total incluidos chóferes, a las 8.00 de la mañana haciendo una ‘visita de cortesía’ a la Embajadora de Méjico (un Encargado de Negocios no hace visitas de cortesía a una Embajadora) que por cierto tiene a una decena de refugiados fieles colaboradores del exiliado Evo Morales?

Esperemos que nos lo explique la Ministra en funciones en su comparecencia parlamentaria. Es bien sabido en la Carrera que a los jóvenes diplomáticos les gusta lucirse cuando su jefe esta de vacaciones pero dudo mucho que la joven Borreguero se hubiera atrevido a organizar semejante expedición sin instrucciones de Madrid. Sobre todo si, como me barrunto, el motivo de la visita era intercambiar puntos de vista con los refugiados bolivianos buenos conocedores, por lo visto, de las andanzas ‘podemitas’ por la región. De forma que el Ministerio tiene que saber perfectamente lo que pasó y esperamos que nos lo aclaren a todos muy pronto.

Aunque aquí tengamos muchos otros problemas más gordos en qué pensar.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Objetivo y explicando claramente la estructura Administrativa de la Embajada de España en l
    LA PAZ.
    Pero un no ha salido la menor explicación o aclaración desde. el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Gobierno de Bolivia lo ha explicado con una claridad meridiana.
    Ya empiezan a pagarse los servicios de PODEMOS. A Pedro Sánchez?

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *