Sábado, 24 de octubre, 2020  |  
Nuevos biomarcadores marcan el futuro próximo para controlar el Alzheimer gracias a su detección temprana Nuevos biomarcadores marcan el futuro próximo para controlar el Alzheimer gracias a su detección temprana

- 18 septiembre, 2020 -

La estimulación cognitiva, eficaz en la mejoría de los síntomas, sobre todo si se detecta precozmente la penosa enfermedad Nuevos biomarcadores marcan el futuro próximo para controlar el Alzheimer gracias a su detección temprana

La estimulación cognitiva, eficaz en la mejoría de los síntomas, sobre todo si se detecta precozmente la penosa enfermedad

Castellón Información

La edad es el principal factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer (EA). Desde la ONU (Organización de Naciones Unidas) se advierte que cerca de 700 millones de personas en el planeta tienen ahora más de 60 años, y se prevé que este colectivo llegue a los 2.000 millones en 2050. Esto supone una de cada cinco personas; más del 20% de la población. Y es que la composición de la población mundial ha cambiado de manera espectacular en los últimos decenios. Debido, principalmente, y según destaca la ONU, a que la esperanza de vida en todo el mundo ha aumentado de los 46 años en 1950 a los 68 años en 2010; y está previsto que aumente hasta los 81 años a finales de este siglo.

Ante esta pirámide poblacional envejecida, en los próximos años se prevé un aumento exponencial de la prevalencia de la EA. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha declarado prioridad de salud pública. Así las cosas, por su incidencia y su alto coste -no ya en salud, también económico, emocional, familiar y social- la investigación en torno a la EA está centrada en importantes proyectos encaminados a su detección precoz.

Acúmulo de beta amiloide

El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa asociada a la demencia más frecuente. El acúmulo patológico de la proteína beta amiloide extra-neuronal inicia una cascada de alteraciones (acúmulo de proteína tau intra-neuronal…) que llevan a la pérdida neuronal irremediablemente progresiva, ocasionando una alteración sucesiva de funciones cognitivas (memoria, etc.), que a su vez altera las capacidades funcionales para realizar actividades rutinarias como conducir, cocinar, etc. “El proceso lleva a la persona a un nivel de dependencia creciente y finalmente a su muerte”, explica la Dra. Helena Vico, especialista en neurología cognitiva de Vithas Valencia 9 de Octubre.

Diagnóstico precoz

Realizar un diagnóstico precoz de la EA es esencial. Además de disminuir los costes socio-sanitarios (visitas a urgencias y consultas, pérdida de horas de trabajo del cuidador…), permite iniciar tratamientos farmacológicos y no farmacológicos -como por ejemplo la estimulación cognitiva- que mejoran los síntomas de la enfermedad. “Y ofrece al paciente la posibilidad de participar en ensayos clínicos con fármacos potencialmente modificadores de la enfermedad, es decir, que podrían frenarla”, puntualiza la Dra. Helena Vico.

“Actualmente disponemos de ensayos clínicos de investigación con fármacos anti-amiloide y anti-tau”, matiza.

Hoy es posible realizar un diagnóstico temprano antes de la aparición de la fase de demencia (dependencia) gracias a la ayuda de los biomarcadores patofisiológicos o marcadores diagnósticos de la EA. “Estos nos permiten detectar in vivo los cambios patológicos principales de la EA, es decir, detectar el acúmulo anómalo de las proteínas beta amiloide y tau, mediante punción lumbar (PL) o tomografía por emisión de positrones (PET)”, asegura el Dr. Pablo Sopena, responsable del Servicio de Medicina Nuclear de Vithas Valencia 9 de Octubre.

Pruebas diagnósticas del alzhéimer

La técnica PL realiza una punción en la columna lumbar para obtener líquido cefalorraquídeo, que rodea al cerebro y a la médula espinal. Mediante esta técnica se pueden detectar las proteínas beta amiloide y tau.

La PET es una técnica de medicina nuclear mediante la cual se inyecta en la sangre un radiofármaco -de igual forma que si se realizara una analítica rutinaria de sangre-y se obtienen imágenes pasados 10 minutos. La PET permite medir varios biomarcadores, como por ejemplo el riego sanguíneo /función o daño encefálico (PET-FDG/Perfusión) o medir de forma específica las proteína beta amiloide (PET-Amiloide) o tau (PET-Tau) intracerebralmente.

“Esta última es una técnica emergente y que actualmente tiene un uso restringido al ámbito de los ensayos clínicos”, matiza el Dr. Sopena.

Las dos primeras (PET-FDG/Perfusión y PET-Amiloide) se encuentran disponibles en el Servicio de Medicina Nuclear de Vithas Valencia 9 de Octubre. En este sentido, conviene destacar que este centro Vithas es pionero en la creación del protocolo que permite obtener la información de dos biomarcadores en una sola visita. Así, afirma el Dr. Sopena, “se optimiza el proceso de este método”.

Investigación en Vithas

El Servicio de Medicina Nuclear de Vithas Valencia 9 de Octubre ha participado en un estudio multicéntrico (https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0925231220310699)  enfocado en la investigación de  nuevos biomarcadores en el alzhéimer; más concretamente, en el campo de la neuroimagen PET. Además del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, participan en el estudio la Universidad de Granada, el Hospital Virgen de las Nieves (Granada), la Universidad de Liége (Bélgica) y la Universidad de Leicester (Reino Unido).

“Las conclusiones más relevantes apuntan a que el biomarcador en que estábamos trabajando desde hace años (perfusión de amiloide ) obtiene datos equiparables a un biomarcador ya plenamente establecido (PET-FDG), lo que permite gracias a nuestro desarrollo científico obtener en un sola visita al centro y sólo inyectado un biomarcador (PET Amiloide)  la información de 2 biomarcadores, la del amiloide y la de la FDG”, explica el Dr. Pablo Sopena, responsable del Servicio de Medicina Nuclear de Vithas Valencia 9 de Octubre.

La Unidad de Memoria de Vithas Valencia 9 de Octubre está vinculada a ensayos clínicos multicéntricos de investigación con nuevos fármacos modificadores de la enfermedad de Alzheimer.

“La investigación en torno a la EA en el mundo apunta al estudio de la posibilidad de determinar en sangre tanto las proteínas beta-amiloide y tau, como otros marcadores: marcadores de inflamación a través de la cuantificación de progranulina, de daño neuronal mediante el análisis de neurofilamento, etc.”, asegura el Dr. Pablo Sopena.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 20 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la Covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la Covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *