Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 23:58

Siete familias alquiladas en Cabanes se quedarán en la calle, desahuciadas por la Sareb

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Noticias Relacionadas

Los inquilinos pagaban alquiler al constructor que estaba endeudado con el banco, ahora el juzgado declara el desalojo, y Consellería consigue un mes de plazo

Siete familias, algunas con niños, otras con personas mayores, que pagaban alquiler desde hace 10 años, han sido desahuciadas por la Sareb. El constructor alquilaba los pisos y cobraba por ellos. Pero estaba endeudado con el banco que las ha vendido a la Sareb. El Juzgado ordena el desalojo. Conselleria consigue un mes de plazo.

Esperanza Molina/ Castellón Información

La historia no puede ser más rocambolesca ni más siniestra. Siete familias, alquiladas desde hace 10 años en un edificio de Cabanes, serán desalojadas dentro de un mes y se quedarán en la calle sin un techo bajo el que cobijarse.

No son 'ocupas'

No son ‘ocupas’. Son familias que pagaban sus ‘contratos’ de alquiler al constructor del edificio.

Lo que no podían ni suponer la mayoría de ellos, es que el constructor que tan alegremente les alquilaba las viviendas y cobraba por ellas, tenía una deuda pendiente con una entidad bancaria.

Esta entidad, a su vez, vendió su deuda a un fondo de inversión de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, la Sareb, más conocida de forma coloquial como ‘el banco malo’. Una entidad que ya en su momento fue cuestionada por su funcionamiento desde las instituciones de Castellón.

El proceso por impago de hipoteca ha seguido sus cauces en el juzgado. El constructor no pagó su deuda, la entidad bancaria traspasó el impago a la Sareb y la Sareb recurrió al juzgado.

Y el juzgado resolvió: Las viviendas alquiladas irregularmente pertenecen a este banco malo que tiene titularidad sobre las mismas, y en consecuencia, derecho a recuperarlas.

La orden de lanzamiento ‘por impago de hipoteca’ y desahucio debería haberse ejecutado esta tarde.

Un mes de plazo

A última hora y cuando ya esperaban la intervención de la Policía Local para el desahucio de los inquilinos, la mediación de la Unidad de Desahucios de la Conselleria de la Vivienda ha conseguido paralizar el desalojo por el plazo de un mes. Eso no significa que la situación de los inquilinos se haya solucionado, sino que habrá que buscar otras soluciones antes de que transcurra la nueva fecha de lanzamiento.

¿Y qué pasa con los alquilados?

En este sentido, el juzgado ha determinado que las familias abandonen las viviendas si o si, aunque naturalmente podrán denunciar al ‘constructor’ por la práctica fraudulenta de alquilarles unos pisos que oficialmente ya no eran de su propiedad.

El drama no puede ser mayor para los inquilinos. Algunos podían sospechar que las cosas no estaban claras. Los otros no, nadie les había comunicado la situación y ellos se sentían seguros porque tenían un contrato de alquiler que pagaban todos los meses.

Entre los afectados hay niños, personas mayores, de hecho, una de las familias tiene 5 hijos… y nadie les ha dado soluciones.

Las mismas fuentes afirmaban esta mañana que no tenían quien los acogiera y que ni el ayuntamiento tenía donde meterlos.

Los inquilinos podrán denunciar si, pero para eso necesitan medios, asesoramiento y meterse en un proceso judicial... Y mientras tanto, ¿Qué pasará con ellos?

De momento, esta tarde, a una de las mujeres que en principio debía de abandonar su alojamiento, embarazada, había que atenderla por un ataque de nervios y de ansiedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí