Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

El PP eleva a la alcaldesa de Castelló las quejas vecinales por el incremento del tráfico en torno a la avenida de Lidón

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 48 segundos

Noticias Relacionadas

Se concentra principalmente en las calles estrechas que rodean la zona debido a su cierre a vehículos de motor

Castellón Información

Después de denunciar el aislamiento de 200 mayores y 45 trabajadoras de la residencia Hogar Virgen de Lidón, porque las obras de la avenida han dejado inutilizada la parada del autobús frente a la basílica, el Partido Popular eleva ahora a la alcaldesa, Amparo Marco, las quejas vecinales por el incremento del tráfico en las calles estrechas que rodena la emblemática avenida como consecuencia de su cierre a los vehículos de motor.

“Los coches que antes circulaban por ambos sentidos de la amplia avenida de Lidón ahora se concentran en las calles Peñíscola, Rafalafena, Miguel Servet, Benicarló o Columbretes llegando a causar parones en avenida Capuchinos. Hemos solicitado al equipo de gobierno un estudio de la variación del tráfico, comparando la afluencia de coches que había antes del cierre de la avenida de Lidón y la que hay ahora por las calles adyacentes. Lamentablemente hoy el tráfico está desviado por las obras, pero este cierre será definitivo una vez concluyan los trabajos que están en marcha ahora mismo”, explica la portavoz del PP, Begoña Carrasco.

En este sentido, añade: “Las consecuencias de esta obra, de 3,3 millones, que nadie quiere y que nadie ha pedido habiendo barrios sin aceras en la ciudad de Castellón y barrios degradados donde ese dinero sería de mayor utilidad, empiezan a afectar a los castellonenses que ya advertían que el CO2 de la avenida se trasladaría a las calles más estrechas de alrededor, como está pasando. Precisamente, los informes de la reducción de CO2 son una parte de la documentación que la Unión Europea ha requerido a la alcaldesa para justificar la obra, a raíz de la denuncia de la asociación de vecinos Rafalafena”, añade.

Fue el 17 de mayo cuando el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón, y concretamente la alcaldesa Amparo Marco en primera persona, se llevó un varapalo de la Unión Europea al estimarse la queja vecinal presentada ante la Comisión de Peticiones de la Unión Europea. Dicho órgano acordó requerir más documentación para justificar el dinero procedente de Europa que se ha solicitado para financiar una parte de la reforma de la avenida de Lidón.

Se pide a la alcaldesa Amparo Marco que acredite cuestiones como las modificaciones que se han hecho respecto al proyecto que inicialmente se aprobó y que alteran la propuesta inicial en un 90%; así como una relación de quién ha participado y cómo se ha llevado a cabo el proceso de participación ciudadana, preceptivo para este tipo de subvenciones europeas, además de los informes que acrediten que se cumplen los objetivos de disminución de las emisiones de CO2.

“La alcaldesa debe escuchar a los vecinos que se oponen a la obra y, antes de decidir por su cuenta a qué destinar el dinero procedente de Europa, de otras administraciones o del presupuesto municipal, debería plantearse convocar foros de participación ciudadana para que sean los castellonenses los que le indiquen las prioridades de inversión en la ciudad”, concluye Begoña Carrasco.