Miércoles, 23 de octubre, 2019  |  
El pleno se puso caliente con la compra de entradas de toros para la Beneficiencia El pleno se puso caliente con la compra de entradas de toros para la Beneficiencia

- 28 febrero, 2013 -

Los partidos dijeron no querer hablar de toros sino de hacienda pública y fondos para asistencia social, pero la feria taurina centró la sesión. El pleno se puso caliente con la compra de entradas de toros para la Beneficiencia

No se quería hablar de toros, pero se acabó en una charlotada

homework help online

La moción presentada por Izquierda Unida para que el Ayuntamiento de Castellón no comprara las entradas de toros de la Corrida de la Beneficencia acabó convirtiendo el pleno del ayuntamiento en un amago de charlotada, con espontáneos incluidos desde el público.  Los partidos dijeron no querer hablar de toros sino de hacienda pública y fondos para asistencia social, pero la feria taurina centró la sesión, que llego a calentarse por momentos hasta alcanzar momentos complicados. Izquierda Unida acusó a la diputación y al ayuntamiento de arcaicos y obsoletos; El Bloc denunció clientelismo político; el Psoe puso sobre la mesa los impagos a Ongs; y el grupo popular acusó a la oposición de hacer demagogia. En el público se levantaron las quejas ante situaciones de injusticia social… y al final la propuesta se aprobó con los votos del PP.

Que las instituciones organicen eventos para destinar el beneficio obtenido a la beneficencia no es ninguna novedad, y que algunos de estos eventos sean una Corrida de Beneficencia, también tiene su historia arraigada desde hace décadas. Pero en esta ocasión, la cosa dio para mucho en un pleno municipal, que hasta entonces había discurrido sin pena ni gloria y hasta con un cierto consenso. También en esta sesión hubo público, alumnos de periodismo de la UJI, y un grupo de personas mayores, adscritas al movimiento 15 M.

Este año la Corrida de la Beneficiencia no se organizará como tal, pero diputación aprovechará la primera corrida de Feria de la Magdalena, para poner a la venta 3.000 entradas con destino a estos fines sociales. Las entradas serán adquiridas por los ayuntamientos y repartidas después. El dinero recaudado será para benficencia.

Izquierda Unida pide el dinero de los toros para servicios sociales

La moción fue presentada por  Izquierda Unida, quien proponía que el ayuntamiento de Castellón rechazara comprar las entradas promovidas desde Diputación y que destinara el dinero para programas de servicios sociales.

A partir de entonces, se desarrolló un verdadero circo animado desde el público.

Bloc se suma por la eficiencia de la hacienda pública

Enric Nomdedeu, portavoz del Bloc – Compromís, declaró no querer hablar de toros sino de eficiencia de la hacienda pública y respaldó públicamente la moción. Quitando el 2012, en que se suprimió esta corrida, en los años 2010 y 2011 el Ayuntamiento gastó en este concepto 12.000 y 13.000 euros. Dinero que podría invertirse directamente en servicios sociales municipales donde falta dinero. Señaló también que no está claro cómo se reparten esas entradas, y destacó que resulta incomprensible que se invierta más dinero en el gasto que generan que en el beneficio que aportan. E incluso llego a habar de clientelismo político en el reparto de las entradas…

Carmen Carreras: la diputación es arcaica

Carmen Carreas, de Izquierda Unida fue tajante al afirmar que su grupo no apoya que se destine dinero público para corridas de toros, y acusó tanto al ayuntamiento como diputación de estar antiguos, de ser arcaicos en sus planteamientos: “entendemos que la atención social es un derecho, y no una limosna”. “la diputación está obsoleta, funcionan con criterios antiguos que nos e ajustan al siglo XXI. Se hace ver que se hace todo lo posible por los necesitados, pero organizar una feria taurina… es posible que queden bien con su conciencia pero no resuelven los problemas de la sociedad”.

Pspv- Psoe: el que quiera ir a los toros que se lo pague

El Pspv- Psoe por su parte insistió en los mismos argumentos al indicar “aquí no hablamos de toros”. Pero acusó al ayuntamiento del PP de comprar entradas de toros y desatender servicios sociales prioritarios como la gratuidad del transporte adaptado y de desmantelar el estado del bienestar… “compran entradas con dinero público para regalarlas luego a sus familias” “Si quieren ir a los toros que se lo paguen de su bolsillo”.

Surgen los espontáneos

Parta entonces, la temperatura de la sala había subido, entre el público. Un señor mayor con un manifiesto pegado al pecho se animaba progresivamente con exclamaciones en voz alta: “muy bien”, no hay derecho….”

Y entonces le tocó el turno al portavoz del Grupo Popular, Miguel Angel Mulet, y se acabó de armar el belén. No fue su mejor intervención. Mulet indicó que el Ayuntamiento siempre ha apoyado las iniciativas sociales de otras instituciones, como es en su caso la diputación. Acusó a la oposición de hacer demagogia, de manifestar en el pleno su apoyo a los servicios sociales y cuestionarlos después cuando se realizan propuestas. Afirmó que ya se han vendido muchas entradas, y acabó por culpar al gobierno del PSOe de haber creado la crisis económica  actual. “no están aquí para que nos den lecciones, primero deberían haberse dado cuenta cuando gobernaban, debían haber evitado llevar al país donde lo han llevado”.

Varios ancianos protestan

Entre el público estallaron las voces, dos ancianos protestaron desde la puerta por situaciones injustas que se están sucediendo diariamente, y el señor del manifiesto los apoyó desde su asiento.

El alcalde Alfonso Bataller se mostró comprensivo, dudó, sonrió pero no interrumpió el pleno. Pero dese las filas de la oposición increparon a las del equipo de gobierno.

Charlotada con toro bravo

Pero  la historia todavía dio para más. Fue entonces, cuando Enric Nomdedeu habló de charlotada, que es en lo que se estaba convirtiendo el pleno: “Esto es una charlotada. Se ha de tener valor ante el toro para tener que escuchar que usted me diga que nos dan lecciones” y  metido en  términos taurinos, indicó que él no había asistido a hablar de toros, pero que puestos a afrontar esta situación, el no toreaba con mansos sino con toros de primera….

El Grupo Socialista abundó sobre el tema para indicar que la compra de entradas era una indecencia cuando no se pagaban a entidades sociales que no pueden mantener ni a sus trabajadores.

Y el teléfono suena…

Para entonces y entre tanta tensión, el teléfono de un fotógrafo comenzó a sonar con una melodía fuera de lo común. La totalidad de los concejales se calló extrañado; ediles y público se volvieron se volvieron hacia el fotógrafo y éste, enrojeció hasta las orejas, paró el móvil y pidió disculpas.

Yo me caliento… usted se calienta…

El ambiente se relajó. Mulet, del grupo popular,  volvió a defender la posición de su grupo. “Dios me libre de dar lecciones, usted sabe lo que cuesta hacer las cosas y lo que trabajamos para llevar adelante estos temas sociales.”; pero indicó “como pensamos que es una buena  manera de contribuir a las acciones benéficas, las hacemos…”  Y Mulet pidió disculpas: “Usted se ha calentado, yo me he calentado… y le pido disculpas”.

Enric Nomdedeu también se sumó a las disculpas por lo que había dicho fuera de tono.

“Me suben los impuestos por encima de la pensión”

La compra de entradas se aprobó con los votos del grupo Popular, y entonces, el señor de la pancarta en el pecho se levantó y dijo en voz alta: ustedes me han subido los impuestos mucho más que la pensión. Siento vergüenza de que ese dinero vaya para pagar las corridas de toros”. Y abandonó la sala.- Esperanza Molina

Google+
Whatsapp Telegram