domingo, 28 de noviembre, 2021  |  

- 26 marzo, 2019 -

180 kilos de pólvora, secuencias rítmicas entre el cielo y la tierra, un terremoto potente y un gran remate aéreo

180 kilos de pólvora, secuencias rítmicas entre el cielo y la tierra, un terremoto potente y un gran remate aéreo

Pirotecnia Turis llegó con ganas de ganar y se dejó la piel en ello. Un gran disparo para el martes de Magdalena y en el Concurso de Mascletaes Ciutat de Castellón, que pronostica un enorme nivel para el resto de la semana. Mascletà Clásica con un toque digital, 180 kilos de pólvora, secuencias rítmicas de fuego aéreo y terrestre, fuerte terremoto final y gran remate aéreo. “Ha salido como la teníamos diseñada”.

Esperanza Molina/ Castellón Información

Será que hace buen tiempo, o que hay ganas de fiesta… o que la gente disfruta de las mascletaes, pero lo cierto es que hoy el entorno del recinto del primer Molí estaba al completo y el público cogía posiciones mientras las charangas añadían ritmo a la espera.

Disparaba Pirotecnia Turis en el martes de magdalena, en la segunda mascletà del Concurso Ciutat de Castelló.

La expectación era tanta, que la gente esperaba el comienzo reloj en mano, no estaba dispuesta a perdonar un segundo. Por eso, cuando sonó la última carcasa que anunciaba las dos de la tarde, ya hubo silbidos para alentar a las reinas, Natalia Palacio y Natalia Collazos a que prendieran la mecha. como novedad, ambas hicieron participar este año a sus compañeras.

Mascleta Turis prendido mecha 260319 2

Y apenas tardaron unos segundos, pero a algunos se le hicieron eternos, sobre todo, porque, prendida la mecha, el inicio de la traca hasta conectar con la mascletà dejó unos metros más de seguridad, unos segundos más que se interpretaron casi como horas por los impacientes.

Fue una mascletà clásica, con toques digitales, que enseguida demostró nivel. Disparos aéreos que comenzaron a añadir chispitas de colores, tronadas en el suelo, subiendo la intensidad en una cadencia preciosa, y que incluso se permitió efectos. Dos truenos, dos disparos aéreos, cuatro truenos cuatro disparos, ocho truenos, ocho respuestas aéreas, de esta forma se mantuvo un ritmo muy bonito que multiplicaba la potencia y se ganaba al público. Poco a poco la secuencia pasó a la algarabía de las retenciones y esta al fuerte y potente terremoto, tan fuerte que supo a poco, pero que enlazó sin pausa con un fenómeno remate aéreo.

Miembros de la Junta realizaba señales de victoria, el público estalló en aplausos, “esta si que si, ha sido perfecta”. Los pirotécnicos apenas tardaron unos minutos en llegar al recinto, ovacionados y gratamente halagados, las reinas y los invitados aplaudían.

Gaspar Guaita, pirotécnico de Turis, recibía los aplausos y los abrazos de las reinas Natalia Palacio y Natalia Collazos.

Estaba contentó con el disparo. “ha salido como lo teníamos diseñado, este año veníamos a por todas”, explicaba a los periodistas. Recibió agradecido los comentarios por los efectos, y explicó que el terremoto había discurrido según lo programado, aunque reconoció que el viento lo había acelerado mucho más y por es, quizá pudo saber a poco. ¿Las diferencias entre Valencia y Castellón?, dijo, el recinto. En Castellón hay que trabajarlo mucho más, pero también se disfruta más.

No hubo mucho tiempo para fotografías en el recinto de Mascletás, porque enseguida las reinas y sus cortes abandonaron la zona para dirigirse al recinto donde se celebraba la Paella Intercollas.

La gracia de Na Violant

Además de las reinas, Natalia Palacio y Natalia Collazos, la más aplaudida, Na Violant D’ Hongría y sus Dones de Companya, con sus impresionantes trajes medievales. LA gente pedía fotografiarse con ellas, y hasta los pirotécnicos quisieron llevarse la mejor foto de su paso por la Magdalena 2019 de Castellón. Enhorabuena a Turís, por el espectáculo pirotécnico y a la Germandat dels Cavallers por el sentido de la fiesta y su atención al público y a los medios de comunicación.

Los ausentes

Una vez que se supo que Ximo Puig estaba en Castellón, el recinto de mascletà esperó en vano la presencia del presidente. Estaba en las bodeguillas de Castellón, y no le dio tiempo. ¡Lástima!

Whatsapp Telegram