Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

Marco destaca el papel de la comunidad rumana en Castellón

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 45 segundos

Noticias Relacionadas

Castellón Información

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, junto a representantes de toda la corporación municipal, ha recibido hoy en el ayuntamiento al Ministro Delegado de Rumanía Angel Tîlvăr, para abordar la situación de los ciudadanos rumanos que viven en la ciudad de Castellón. El ministro ha estado acompañado por Alina Hagima, directora general del ministerio; Monica Ioan, consejera de relaciones publicas; el jefe de misión diplomática Dragos Viorel Tigau, y el cónsul de Rumania, Robert Hellvig.

La alcaldesa, que se ha reunido con el ministro delegado para las relaciones con los rumanos en el extranjero junto al vicealcalde Enric Nomdedéu y el teniente de alcaldía de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, ha destacado el papel que la comunidad rumana ha desarrollado en el crecimiento de Castellón en los últimos años. "Más de 17.000 personas de origen rumano viven en nuestra ciudad y su integración ejemplar ha enriquecido la cultura de Castellón y ha contribuido al mestizaje cultural en estos tiempos de la globalización y la universalización" ha explicado Marco quien ha añadido que "mujeres y hombres de origen rumano han impulsado negocios en la ciudad, son trabajadores de empresas de Castellón y han contribuido a dinamizar la economía".

La primera edil ha mostrado la voluntad del gobierno Local de fomentar las relaciones institucionales entre Castellón y Rumanía "porque creemos que la unión de objetivos puede redundar en un mayor grado de bienestar para todas y todos".

Por su parte, el ministro Angel Tîlvăr, se ha mostrado muy agradecido al ayuntamiento por su recibimiento y ha agradecido el interés del consistorio en encontrar nuevas fórmulas de colaboración entre ambas
administraciones. Tîlvăr ha explicado que la mayor parte de la población rumana que reside en Castellón tiene una media de edad de entre 30 y 35 años y ha coincidido con la alcaldesa en que este colectivo es un "importante motor para la economía de la ciudad".