Noticias Castellón
sábado, 04 de febrero del 2023 | Última actualización: 22:25

L’Alcora promocionará la Real Fábrica y el Museo de Cerámica en el Aeropuerto de Castellón

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 33 segundos

Noticias Relacionadas

Lo han anunciado el alcalde, Samuel Falomir, y la directora general del Aeropuerto, Blanca Marín, en la feria del turismo Fitur, en Madrid

El Ayuntamiento de l’Alcora ha llegado a un acuerdo con el Aeropuerto de Castellón para promocionar el municipio en sus instalaciones a través de diferentes soportes informativos. Así lo han anunciado el alcalde, Samuel Falomir, y la directora general del Aeropuerto, Blanca Marín, en la Feria Internacional de Turismo de Madrid - Fitur 2023.

Concretamente, se publicitarán dos de los reclamos turísticos más importantes de la capital de l’Alcalatén, el Museo de Cerámica y la Real Fábrica del Conde de Aranda.

Marín y Falomir han avanzado que en la Oficina de Turismo del Aeropuerto se podrán recoger invitaciones para poder visitar de manera gratuita los dos espacios.

La directora general ha destacado que “el aeropuerto de Castellón es la puerta de entrada para miles de personas que vienen a visitar la provincia. Por tanto, constituye un escaparate donde se pueden mostrar los activos turísticos del territorio. Por ello, nos parece una gran idea que la campaña promocional que va a desarrollar l’Alcora en las instalaciones.

En la misma línea, el primer edil ha resaltado que “con toda seguridad, esta acción repercutirá muy positivamente en la llegada de visitantes a nuestra localidad”.

Falomir ha agradecido a Marín la oportunidad de hacer realidad esta iniciativa y ha puesto en valor su “gran labor” en el impulso del aeropuerto. Por último, ha invitado a los presentes a visitar l’Alcora y disfrutar de su rico patrimonio industrial, cultural y natural.

“L’Alcora tiene muchos atractivos, pero, lo que nos define y nos diferencia es, sin lugar a dudas, la cerámica; alma, motor y orgullo de nuestro pueblo. Con más de 500 años de tradición alfarera, en sus calles, en sus edificios y en su entorno se puede ver, sentir y vivir la cerámica. En la Real Fábrica y en el Museo de Cerámica tenemos el reflejo de un esplendoroso pasado, un brillante presente y un futuro prometedor”, ha destacado.

Real Fábrica y Museo de Cerámica, dos referentes

Con la fundación de la Real Fábrica, en el año 1727, la capital de l'Alcalatén protagonizó el episodio de renovación de la cerámica más singular y de mayor trascendencia en la Edad Moderna de España y uno de los capítulos más brillantes de la historia de la cerámica europea, pues en sus instalaciones se produjo la que es considerada como mejor loza europea del siglo XVIII.

Su recuperación, en la que el Ayuntamiento de l’Alcora está inmerso desde 2016, “nos va a permitir diseñar una interesante oferta turística alrededor de nuestro patrimonio, con la que esperamos atraer a un importante número de visitantes. Algo que, a su vez, repercutirá en beneficio de la economía local, la hostelería, el comercio, etc.”.

Por su parte, el Museo de Cerámica es “un espacio vivo, todo un referente en su ámbito”. Nació en 1994 con la vocación de recuperar, exponer y divulgar el patrimonio cerámico de l’Alcora.

Cuenta con 800 m2 de exposición y cercade 1.000 piezas distribuidas en tres exposiciones permanentes: Cerámica de l’Alcora (la Real Fábrica del Conde de Aranda y producciones posteriores), Alfarería Popular de l’Alcora y Cerámica Contemporánea.

Las instalaciones cuentan también con dos salas de exposición temporal que permiten dinamizar la programación del museo con exposiciones de producción propia o ajena, con el Concurso Internacional de Cerámica como muestra de referencia.

El espacio más preciado se encuentra en la planta sótano, donde se ubica el taller cerámico, equipado para ofrecer todo tipo de actividades tanto al público escolar como grupos de todas las edades.

La visita a las exposiciones del museo se puede realizar de manera libre o mediante las diferentes propuestas que ofrece el departamento de didáctica, sumando a la experiencia la posibilidad de convertirse en un ceramista de varios periodos históricos.