Noticias Castellón
lunes, 20 de mayo de 2024 | Última actualización: 20:24

La Zona de Bajas Emisiones llega a la zona del Raval de la Trinidad ¿Qué tienes que saber?

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 57 segundos

Noticias Relacionadas

El concejal de Urbanismo se ha reunido con los vecinos para escuchar sus preguntas, explicar el proyecto y resolver sus dudas

Las obras para la aplicación del modelo de la Zona de Bajas Emisiones llegan a la calle Trinidad de Castellón. Por este motivo, el concejal de urbanismo se ha reunido con los vecinos para poder explicarles las líneas generales de esta actuación, las molestias que pueden sufrir, pero también las mejoras que van a disfrutar después.

El concejal de Urbanismo, Sergio Toledo, se ha reunido con la asociación de vecinos del Raval de la Trinidad para informar de las obras de la Zona de Bajas Emisiones que les van a afectar durante los próximos meses.

El modelo de la Zona de Bajas Emisiones responde a una directriz europea que obliga a las ciudades de más de 50.000 habitantes. En el caso de Castellón, además, su aplicación no admite lugar a duda, ya que, para ello, la ciudad ha recibido un puñado de millones de euros (ocho millones) de fondos europeos.

  • ZBE
  • Zona de Bajas Emisiones

El gobierno municipal anterior realizó un planteamiento de Zona de Bajas Emisiones que contemplaba, prácticamente, el cierre total al tráfico de la ciudad dentro de su ronda interior. Una superficie de 750.000 metros cuadrados.

El gobierno actual ha retomado el proyecto, pero ha introducido una serie de modificaciones que no atentan contra la directriz europea, pero que ‘suaviza’ su efecto sobre los vecinos que viven en la zona afectada.

En lo esencial, se prioriza el movimiento de las personas sobre la circulación de los vehículos, pero sin llegar a cerrar el tráfico salvo que los indicadores muestren un incremento de la contaminación por carbono o por ruido. Pero en cualquier caso, los residentes podrán acceder a sus aparcamientos.

De esta forma, se eliminan las aceras con desnivel, las actuales, para crear una plataforma única donde estarán delimitadas las zonas por donde pueden circular los coches y caminar los peatones. Las nuevas aceras serán mucho más anchas, se incorpora arbolado y maceteros con plantas. También “se recuperan 219 plazas de aparcamiento con respecto al proyecto heredado” del gobierno municipal anterior.

Ayuntamiento de Castellón

En la reunión con los vecinos del Raval de la Trinidad también estuvo su presidenta, Inma Roig, y los técnicos de la empresa que desarrolla los trabajos.

El concejal de Urbanismo, Sergio Toledo manifestaba: “Entendemos que las obras son muy molestas, por eso, agradecemos la compresión de los vecinos. Tratamos de informar al máximo para que sean conocedores de primera mano y nos ponemos a disposición de los vecinos y comerciantes para tratar de minimizar el impacto”.

No se equivoca el concejal, todas las obras generan molestias, y quien lo sufre lo sabe. Otra cosa será después, cuando se vea el resultado de esta intervención.

Por esta razón, en este como en casos anteriores los vecinos siempre han pedido al ayuntamiento que les facilite la mayor información, pero también que los avise con tiempo de cómo cuando y donde entrarán las máquinas para poder hacer sus propias previsiones. Sergio Toledo afirma que “vamos a tener en cuenta todas las propuestas que nos han trasladado para hacerles la vida lo más fácil posible”.

  • Zona de Bajas Emisiones
  • gran manzana

En este sentido, el concejal ha recordado que “desde el primer día estamos llevando a cabo múltiples reuniones periódicas con vecinos, comercios, restauración, pymes, autónomos, proveedores de servicios y colegios de profesionales para mantenerles informados en todo momento sobre la remodelación que vamos a llevar a cabo en nuestra ciudad”.

Para los vecinos en general, Toledo ha explicado que “no van a tener ningún problema para acceder a sus casas, solo que mientras estén las máquinas trabajando van a tener que contar ese tiempo de más que les puede costar entrar o salir de esa vía”.

En el caso de los vecinos que residen en la calle Navarra, cuyas obras comenzaron el 2 de abril, se solicita la salida de los vehículos de la zona antes de las 7:45 horas y pueden volver a entrar a partir de las 18:45 horas, momento en el que finalizarán los trabajos. Las obras en esta vía tienen una duración estimada de ocho meses.

¿Cómo va a cambiar la ciudad?

Las calles serán todas de plataforma única y con aceras más anchas para poder disfrutar de la ciudad y garantizar la accesibilidad, con un itinerario para personas invidentes. Como detalle a resaltar, se aplicarán materiales fonoabsorventes para reducir el ruido y fotocatalíticos para reducir la contaminación.

Además, con esta remodelación de la ciudad se recuperan 219 plazas de aparcamiento para los vecinos, respecto al proyecto del gobierno anterior y se incorpora más arbolado y zonas verdes que harán que sea más agradable pasear por Castellón.

Toledo recuerda que “por decisión de este gobierno, este proyecto no restringirá al tráfico de vehículos ninguna de las calles integradas en el perímetro de la ZBE, solo en momentos puntuales si los medidores de la calidad del aire lo indican y sin afectar a los residentes que van a poder acceder a sus viviendas en todo momento”.

Estas obras, que han empezado a ejecutarse por fases y deberán estar finalizadas el 31 de diciembre de 2025, forman parte del proyecto rediseñado de la Zona de Bajas Emisiones. Una actuación que se está llevando a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) financiado con los fondos europeos Next Generation, para mejorar la accesibilidad de la ciudad de Castellón.