Noticias Castellón
miércoles, 30 de noviembre del 2022 | Última actualización: 01:34

La retirada de la ‘Cruz del Ribalta’ de Castelló no pasará de Navidad

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 44 segundos

Noticias Relacionadas

El ayuntamiento rechaza las alegaciones presentadas contra la cesión al obispado por Abogados Cristianos y el concejal de VOX

La retirada de la Cruz del Ribalta “no pasará de Navidad”, y posiblemente no llegue incluso a vivir las fiestas en el parque. Así, al menos, lo ha confirmado el portavoz del equipo de Gobierno, José Luís López, después de comentar que la adjudicación de ‘la retirada’ es inminente.

Ayuntamiento Castelló

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Castelló ha rechazado los recursos presentados por Abogados Cristianos y el concejal de VOX, Luciano Ferrer, en contra de la cesión de la cruz latina del Parque Ribalta al obispado de la Diócesis Segorbe Castelló. En este sentido, se ha estimado, que las alegaciones se centran en la retirada de la Cruz de su ubicación actual sin entrar en la cesión al Obispado.

Y es que, ese es precisamente el tema de fondo, si la Cruz se queda o se va, y el hecho de que el Obispado de Segorbe-Castelló haya aceptado la entrega, no quiere decir que esté de acuerdo en que se retire de su ubicación actual. Lo que ocurre, es que entre las múltiples vueltas judiciales que ha dado ya el asunto por los tribunales, lo que se ha obviado puntualizar como toca, es que los tribunales consideran que se trata de una Cruz Latina, y como tal, es un elemento religioso cuya destrucción puede herir muchas sensibilidades.

La justicia no entra tampoco en si Memoria Histórica, Cruz del Ribalta o Cruz de los Caídos, solo en su simbología como cruz latina. Y con ello, el ayuntamiento puede trasladarla, pero no destruirla, y además debe velar porque no se rompa o deteriore durante el traspaso, porque deberá entregarla ‘en condiciones’ al obispado, para que sea instalada en otra ubicación, en este caso, el parque de la parroquia de Santo Tomás de Villanueva. Si judicialmente se hubiera considerado elemento ‘franquista’ no se quitaría de un sitio para ser instalada en otro.

Con todo, el portavoz del equipo de gobierno está convencido de que la Cruz del Ribalta no estará allí, en el parque, después de las fiestas de Navidad.

Dicen que a la tercer va la vencida… en el caso de la Cruz, desde que se inició el primer movimiento para su ‘eliminación’ en la legislatura de 2011-2015, los conflictos se han sucedido uno detrás de otro. Batalla en los tribunales, paralizaciones cautelares, decretos, concursos públicos y hasta empresas que se presentaban a llevar a cabo el traslado y luego desaparecían del mapa. Con esta excusa en la última gestión para adjudicar los trabajos el ayuntamiento se ha movido con ‘especial cautela’ para “evitar amenazas”, que parece ser que hubieran podido existir.

Hay dos empresas que han concurrido al último concurso: Torun Pine SA y Vainsa Infraestructuras SL, y la entidad municipal parece que ya ha determinado cuál de ellas será la adjudicataria. Solo falta adjudicar, formalizar, y… ejecutar. Y según José Luís López, con todas las seguridades y la cruz bien 'forradita' en un armazón de madera será entregada cuanto antes al Obispado de Segorbe Castelló.