Noticias Castellón
martes, 09 de agosto del 2022 | Última actualización: 00:18

La alcaldesa se reunirá por fin con los vecinos de la avenida de Lidón cuando la reforma ya pasa el ecuador

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 21 segundos

Noticias Relacionadas

El encuentro se ha fijado para el próximo martes por la tarde con dos años de retraso

Los vecinos de la avenida de Lidón serán recibidos por fin por la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, con más de dos años de retraso y cuando el desarrollo de la remodelación afronta ya el ecuador de las obras.

La cita ha sido concertada para el próximo martes por la tarde en el ayuntamiento de Castelló.

Los desencuentros entre la primera autoridad municipal y la Asociación de Vecinos de Rafalafena han sido constantes desde que se anunció la intención de remodelar la avenida de Lidón, con la cofinanciación de los fondos europeos.

El Ayuntamiento de Castelló anunció la intención de remodelar la avenida en el año 2020, y desde el principio los vecinos de la avenida rechazaron la propuesta.

La primera versión de estas obras consideraba la reducción del primer tramo, entre Mª Agustina y Tombatossals a un solo vial de salida de la ciudad. Las restricciones de tráfico y supresión de aparcamiento también afectaban a las otras dos fases, la situada entre Tombatossals y la rotonda, y la de la rotonda y la basílica.

Para cumplir con el condicionante de participación ciudadana, el ayuntamiento contrató a una empresa especializada en estas historias, que realizó una serie de campañas de consultas. Las conclusiones, según indicaron entonces, es que los vecinos tenían que pensar en el futuro y en la sostenibilidad.

También se comentó entonces, que se habían aceptado más del 60% de las sugerencias realizadas.

Lo cierto es, que ni los vecinos de la avenida de Lidón no pudieron participar de aquella participación ‘telemática’, ni consiguieron después poder trasladar a la alcaldesa las sugerencias realizadas desde el barrio.

Y lo peor de todo fue cuando se aprobó el anteproyecto en el que la primera fase se superaba con una reducción total del tráfico en la mayor parte de la avenida.

En ningún momento lograron ponerse de acuerdo el ‘gabinete’ de alcaldía y los vecinos, para poder dialogar sobre este proyecto, valorado en 3,3 millones de euros.

Recientemente, y ante una de las muchas críticas recibidas por no querer escuchar a los vecinos, la alcaldesa aprovechó un pleno para decirle a los vecinos que, si querían reunirse, los recibiría al acabar la sesión. Pero los interesados también fueron contundentes: “queremos una reunión en tiempo y forma”.

Ahora parece ser que si se producirá el encuentro, lo único que ocurre es que las opciones y alternativas que plantearon inicialmente los vecinos tendrán ya poco encaje en el proyecto definitivo, y que las dos partes se encuentran bastante confrontadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí