Noticias Castellón
viernes, 23 de febrero de 2024 | Última actualización: 03:42

El PP ‘abronca’ a su concejal pero no contempla su cese por la acumulación de más de 170 multas en un año

Tiempo de Lectura: 11 minutos, 7 segundos

Noticias Relacionadas

El PSOE pide la comparecencia pública de Ramírez y Compromís solicita su cese inmediato al frente de Movilidad. Los populares hablan de cacería política

El caso de ‘Las multas’ del concejal de Movilidad ha subido un tono más de temperatura. El Partido Popular reconoce que ‘le ha llamado la atención', pero no contempla su cese, además, señala que el concejal no había recibido notificaciones. El PSOE pide que dé explicaciones públicas; Compromís solicita su cese inmediato por parte de alcaldía, y el PP buscan cortinas de humo en una ‘cacería política’.

Lleno total en la rueda de prensa del portavoz del equipo de gobierno, Vicent Sales, para conocer más a fondo la posición del equipo de gobierno tras hacerse público que el concejal de Movilidad debía más de 140 multas de aparcamiento en tan solo un año.

La aplicación que mostraba los datos privados

Los hechos fueron denunciados ayer por el Grupo Municipal Socialista, primero en el pleno del ayuntamiento; y después ante los medios de comunicación. El PSOE tuvo acceso a los datos de las multas del concejal a través de la aplicación de la empresa que regula la Zona Azul de la ORA. Una aplicación, hasta ayer tarde, permitía a cualquier usuario consultar el histórico de sanciones de terceros, solo con introducir su matrícula.

A través de este histórico, al que también tuvo acceso Castellón Información, el concejal de Movilidad había acumulado un total de 174 multas entre enero de 2023 y 31 de enero de 2024, por aparcar indebidamente en zona Azul de la calle Cataluña. 34 de ellas fueron abonadas inmediatamente y figuran como pagadas. Pero las restantes 140 figuraban como impagadas.

El PP en estado de Shock hasta media tarde

En un primer instante, tras la denuncia del PSOE, el PP dijo no tener constancia y salió por la tangente, con otro escándalo atribuible al PSOE. Pero a medida que pasaban las horas se conocían más detalles y el mismo Partido Popular reconocía que el concejal, personado en la Oficina de recaudación, había pagado 29 multas. No tenía notificación de nada más.

El portavoz del PP siembra dudas sobre 'las casualidades'

Las explicaciones que daba hoy el portavoz del gobierno, Vicent Sales, señalaban que, hasta ayer, en el mismo momento en que el PSOE realizaba la denuncia, le eran notificadas 9 multas al concejal. Sales ha afirmado que “no cree en las casualidades”.

En La oficina de Recaudación comentaba Vicent Sales, salieron a relucir 20 multas que estaban en vía de apremio. Es decir, que no se habrían pagado de forma voluntaria y que llegarían con recargo. Estas 20 multas pertenecían a los años 2019, 2020, 2021 y 2022. El concejal las pagó todas.

Y, a su vez, pudo responder y abonar también las 9 multas del año 2023, de una época en la que todavía (según Sales), no estaba en el gobierno ni la delegación de Movilidad.

Es decir, que con esas primeras 20 anteriores a 2023, el número de sanciones acumuladas se cifraría ya en 194. 20 por vía de apremio, 30 pagadas con la mini sanción del 5,25 euros; 9 del 2023 pagadas ayer y las otras 131 que figuran en el histórico de sanciones de la aplicación, pero de las que no hay más constancia oficial.

Sales: “El concejal de movilidad tiene que entender qué puesto ocupa”

'La justificación'

Según parece, y ha apuntado Sales, el concejal habría justificado su actuación, por el hecho de que donde vivía solo había Zona Azul y no tenía un aparcamiento cercano. Algo que le ocurría a él y a otros residentes de la zona, que ‘jugaban con las horas’ gratuitas de la zona Azul.

"Los datos son los que son"

Con todo, el volumen de multas acumulado es de tal calibre, que el mismo portavoz del gobierno ha afirmado, que se mire por donde se mire, “los datos son los que son”, ha reconocido que “estéticamente no está bien”, y ha añadido que “el concejal de Movilidad tiene que entender qué puesto ocupa”.

Y así se lo habrían hecho saber los compañeros del gobierno de su partido. Lo que da a entender que, bronca interna ha tenido que haberla, y gorda.

El cese no está sobre la mesa

Pero, manifestó Sales, la dimisión o el cese del concejal de momento no está sobre la mesa. Él no la habría ofrecido, y el equipo de gobierno de momento no se lo plantea.

El largo camino de las multas y sus recovecos

Según ha expresado Sales, el procedimiento que siguen las multas por estacionamiento indebido en Zona Azul seguiría el siguiente camino: Los vigilantes de la empresa ORA comprueban los aparcamientos y los tickets horarios que figuran en el salpicadero. Si no figura el ticket o se ha sobrepasado el tiempo, se deja un aviso de sanción que el usuario del vehículo puede liquidar ese mismo día con una sanción mínima de 5,25 euros. Basta con dejar el aviso de multa junto con la sanción en el buzón de la Ora.

Cuando los vigilantes de ese tramo comprueban el buzón, anulan las multas pagadas, pero dan cuenta de las impagadas.

Las multas impagadas, señalaba el concejal, se 'agrupan' y son trasladas directamente a la oficina del Servicio de Recaudación para notificar a los infractores, con un plazo para que puedan ejercer su derecho de pago o alegar contra la sanción.

Dicho todo esto, el ayuntamiento, dice Sales, dice ignorar si constan otras infracciones cometidas por el concejal de Movilidad.

Lo que, si afirmaba Sales, es que al concejal no se le había notificado nada hasta la mañana de ayer, y reiteraba que, curiosamente, la notificación se realizaba en el mismo momento en el que el concejal del PSOE realizaba la acusación…

Dicho de otra manera, que con palabras no acusan directamente al concejal socialista, Jorge Ribes, de haber utilizado sus contactos o de disponer de información privilegiada… pero lo ponen a tiro y en bandeja para que los medios de comunicación se hagan eco y opten por usar este titular.

¿Por qué el concejal e Movilidad no recibía las notificaciones de las Multas?

Este es otro apartado que tampoco tiene desperdicio. Sales indicaba que el concejal cambió de domicilio, por lo que algunas comunicaciones podrían haberse perdido por el camino. Señala también, que el concejal de Movilidad tiene su coche adquirido en modalidad de ‘renting’, tipo alquiler, por lo que, dicen, hay multas que se habrían notificado a la empresa, en Boadilla del Monte o en Santander…

Y finalmente, señalaba que algunas se habrían extraviado o habrá quien las hubiera podido retirar del parabrisas… (una, vale, pero ¿todas?)

¿Pecó de ingenuidad el concejal de Movilidad?

Y aunque nadie lo dice, muchos piensan que quizá Ramírez pudo pecar de ‘ingenuo’. Y no sería ni el primero ni el único. Hay quien está convencido de que sus multas de aparcamiento si no se pagan no llegan a ninguna parte… lo que ignoran es que pronto o tarde, esas multas se cobran. Desconocen que las multas impagadas, aunque no se notifiquen, aunque no se encuentre al infractor, acaban en Hacienda, y Hacienda sí que localiza a los infractores y procede a un embargo de sus cuentas.

Denuncias por violar la confidencialidad y publicitar los datos

El portavoz del equipo de gobierno ha anunciado que Cristian Ramírez va a presentar (si no lo ha hecho ya esta mañana) una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos, por violar la confidencialidad de sus datos, que eran accesibles para cualquier usuario desde la aplicación de la ORA, hasta la tarde noche de ayer. Estiman, desde el PP, que la aplicación fue creada en la anterior legislatura, posiblemente por el socialista Jorge Ribes… (que sí, presentó una aplicación para pagar con tarjeta o desde el móvil, en 2022. Ribes ha destacado que la aplicación que presentó fue otra que sustituía a la de la ORA).

Además, Ramírez estudiaría presentar una denuncia también contra el PSOE o su concejal Ribes, por haber ‘publicitado’ sus datos confidenciales…

Defensa con ataque: La cacería del PSOE al concejal e Movilidad del PP

En cualquier caso, y como Sales y el PP son de ellos que piensan que la mejor defensa es un buen ataque, y que un escándalo tapa a otro, el portavoz del gobierno ha dado la cara y se ha sometido a todas las preguntas de los periodistas. Aunque sus explicaciones, como ya se ha visto, hacen aguas en muchos casos.

Esa defensa con ataque del PP ha pasado directamente por acusar al Grupo Socialista de haber llevado a cabo una ‘caza de brujas’, que comenzó en la anterior legislatura, ha dicho Sales, cuando desde el PP se destapó que el concejal de Movilidad, Jorge Ribes, había distribuido bonobuses gratuitos entre su novia y sus amigos.

El segundo capítulo, ha citado, se produjo con el tema de las pintadas de Corrupsoe, donde ya se intentó poner al concejal e Movilidad en el punto de mira, porque Ramírez era la persona que firmó el alquiler de una furgoneta negra para la campaña electoral del PP.

Y el tercero, ha señalado Sales, tiene que ver con ‘el escándalo’ de la escultura del pregonero que encargó Amparo Marco y cuyo autor sigue sin haber cobrado.

Claro, que Sales mantiene la versión más escabrosa de este ‘escándalo’ y mantiene su acusación de que tenía tintes electoralistas.

Y añadía Sales: “Al menos, Cristian Ramírez ha pagado sus multas de su propio bolsillo” (las que le han sido notificadas), “y no como la actual senadora que dejó un pufo de 130.000 euros con la escultura que tendrán que pagar ahora todos los vecinos”.

El Grupo Socialista pide la comparecencia del concejal de Movilidad

El Grupo Socialista, por su parte, manifestaba esta mañana, que esperan que el concejal de Movilidad comparezca públicamente para dar explicaciones.

El concejal Jorge Ribes ha negado la mayor ante las insinuaciones de Sales, por ‘la casualidad’ de haber denunciado las multas en el mismo instante en que se le notificaran a Ramírez.

La portavoz, Patricia Puerta, ha incidido en algunos de los detalles del ‘caso de las multas’, como el hecho de que el concejal colocara habitualmente en el salpicadero una tarjeta verde, para aparcar en las zonas donde así se permiten. Una tarjeta caducada, que no se corresponde con esta zona de Castellón y que no puede utilizarse en la calle Cataluña, porque allí todo es Zona Azul y no hay Zona Verde’

Los socialistas se defienden, no vulneraron la protección de datos del concejal, fue la propia aplicación municipal quien la suministraba… y en sus comunicados ya tuvieron mucho cuidado en que no se viera la matrícula del concejal en los pantallazos de sus notas de prensa.

No, el PSOE de momento no pedirá el cese, primero quiere explicaciones. Entienden que debe ser el concejal de Movilidad el que dimita y si no, el que sea cesado por la alcaldesa.

Compromís pide el cese del concejal de Movilidad porque el concejal no puede ser el principal infractor de la zona que regula

En cuanto a Compromís, si ayer guardaron un margen de reserva hasta conocer a fondo todos los hechos, hoy han solicitado el cese del concejal de Movilidad.

Compromís per Castelló ha pedido la dimisión del concejal de movilidad tras las últimas noticias publicadas sobre el impago de más de un centenar de multas que el propio Partido Popular ha admitido. Para Garcia “las pruebas presentadas por el concejal socialista, Jorge Ribes, son aplastantes" y por eso, el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Castelló ha manifestado que "el concejal del Partido Popular, Cristian Ramírez, no puede continuar ni un segundo más al frente de la concejalía de movilidad".

Garcia ha señalado que "si él no dimite, la alcaldesa, Begoña Carrasco, debe hacerlo dimitir", porque "no puede ser que el concejal del PP de movilidad sea seguramente el infractor más grande de la Zona Azul de Castelló", ha añadido el portavoz.

Desde Compromís recuerdan que desde que asumió su cargo, han sido muchas las "fechorías que se han llevado a cabo desde movilidad" como por ejemplo "ir improvisando con el apagado de las cámaras de acceso al centro de la ciudad". En este sentido, Garcia ha afirmado que "el gobierno de la derecha no tenía ningún plan y han ido haciendo a partir de ocurrencias".