Noticias Castellón
domingo, 27 de noviembre del 2022 | Última actualización: 03:09

Cómo bajar los impuestos en más de 10 millones de euros para aliviar la presión fiscal en Castelló

Tiempo de Lectura: 7 minutos, 45 segundos

Noticias Relacionadas

El Grupo Municipal Popular presenta un estudio que califican de ‘real’ y ‘posible’ sin que afecte a los servicios básicos de la capital de la Plana

Begoña Carrasco y Juan Carlos Redondo han presentado un ‘Plan de Alivio Fiscal’ con el que proponen bajar los impuestos en más de 10 millones de euros sin recortar los servicios básicos de la capital de la Plana. Esto es posible, indican, porque el ayuntamiento recauda mucho más que lo que gasta.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha presentado junto al concejal del PP encargado del área económica, Juan Carlos Redondo, una propuesta de alivio fiscal para ahorrar 10,1 millones de euros en impuestos a los castellonenses. El encuentro con los medios de comunicación se ha realizado ante el Mercado Central para evidenciar la dificultad que supone hoy llenar la cesta de la compra. Y es que, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) llenar la cesta de la compra es 830 euros más que el año pasado.

Según ha declarado Carrasco: “En un momento de extrema dificultad donde cuesta más llenar la nevera, se han disparado los precios de la luz, el gas, y la vuelta al cole es la más cara de los últimos 20 años, el ayuntamiento como administración más cercana debe ayudar. “La mejor manera es bajando impuestos para ayudar a las familias. Bajando impuestos se atrae inversión y se crea empleo, los castellonenses no quieren vivir de subvenciones, sino un empleo para pagar sus facturas. No hay mejor política social que el empleo que es nuestra prioridad”.

La de hoy no es una propuesta nueva por parte del PP, ya que este grupo municipal la presentó en el mes de febrero, de manera interna, en la comisión de estudio municipal de ordenanzas fiscales, de la que no se ha vuelto a saber nada.

En este sentido, Carrasco insistía: “El Partido Popular quiere bajar impuestos y sabe cómo hacerlo, con una propuesta real y factible. Llevamos ejercicio tras ejercicio solicitando ‘sensibilidad’ al gobierno municipal de Amparo Marco para que baje los impuestos a los vecinos, que perciben que pagan impuestos de primera y reciben servicios de tercera”.

¿Es posible bajar impuestos sin que se resistan los servicios básicos?

Presión Fiscal

Una de las críticas más comunes que reiteran desde el equipo de gobierno del ayuntamiento a las propuestas del PP, es que una reducción de impuestos repercutiría negativamente en la prestación de servicios que recibe la ciudad.

Los populares no comparten esta afirmación. La base de su razonamiento parte del hecho de que el Ayuntamiento recauda anualmente más de lo que gasta, como se demuestra en el cierre de cada ejercicio presupuestario. Sobre esta base entienden que, si se reduce la presión fiscal en aquello que ‘sobra’, los ciudadanos podrán disponer de más dinero en sus bolsillos para activar el consumo y activar la economía.

El Ayuntamiento de Castelló deja cada año millones de euros sin ejecutar. Indicaban los populares, que calculan en hasta 187 millones de euros sin ejecutar desde el año 2016. “Dinero que se recauda, que sale del bolsillo de los castellonenses y que luego no se transforma ni en servicios ni en inversiones. Si no son capaces de revertir en mejores servicios el dinero que recaudan, mejor dejarlo en el bolsillo de los castellonenses”.

¿Cómo se aplica la reducción de impuestos propuesta por el PP?

El concejal del PP Juan Carlos Redondo apunta que la solución está en eliminar gasto superfluo. “Los 10,1 millones de euros de ahorro en impuestos a los castellonenses los sacaríamos del dinero que acaba yéndose a los bancos a amortizar deuda de manera anticipada, como los 9 millones de euros en 2019 o los 7 millones en 2018. Y, además, y más interesante todavía, del dinero que se presupuesta en inversiones y que el equipo de gobierno nunca llega a gastar, de manera que no revierte en los castellonenses. De 2015 a 2021 este remanente de tesorería asciende a 236,36 millones de euros. En cambio, nuestra propuesta de rebaja fiscal de 10,1 millones de ahorro no supone ni el 5% del global del presupuesto de este Ayuntamiento”.

Como seguramente recordará el lector, El presupuesto municipal contempla dos apartados: de ingresos y de gastos y ambos deben estar cuadrados en la misma cifra.

El de ingresos suele estar mejor calculado que el segundo, en base a los impuestos directos e indirectos, y las trasferencias de capital que proceden de otras administraciones.

El de gastos, debe de estar ajustado con el primero. Tanto se ingresa, tanto se gasta. Sin embargo, algo no se hace bien, indicaba Redondo, cuando no se llega a gastar lo que se ha presupuestado a lo largo del año. El dinero ‘que sobra’ a final de año, en función de la ley debe dirigirse a amortizar la deuda municipal, los prestamos adquiridos en algún momento.

Pero durante los últimos años y tras la crisis de la pandemia de la Covid, el Gobierno autoriza a los ayuntamientos a ‘gastar’ esos remanentes en el ejercicio siguiente.

Sin embargo, desde el Partido Popular consideran que, si se demuestra, como ocurre durante los últimos años, que se ingresa más que lo que se gasta ¿No sería más razonable ingresar menos en impuestos y calcular mejor el presupuesto anual?

Plan de Ahorro Fiscal del Partido Popular para 2023

Presión Fiscal

Dentro de esta línea, las propuestas del PP para disminuir la presión fiscal se centran en los siguientes impuestos y tasas:

Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza urbana (IBI)

Presión Fiscal

Tal como relataba Juan Carlos Redondo: El artículo 72.1 de la Ley reguladora de las Haciendas Locales permite para los inmuebles urbanos un coeficiente mínimo del 0,40%. En la actualidad el Ayuntamiento de Castellón está aplicando el 0,69%. El Grupo Municipal Popular propone bajar dicho coeficiente en un 10%, con lo que quedaría fijado en el 0,62%, aun así, 0,22 puntos por encima del mínimo establecido. Y supondría un ahorro para alrededor de 100.000 propietarios de viviendas de Castellón.

Impuesto Bienes Inmuebles de características especiales (BICE)

La Ley permite para estos inmuebles un coeficiente entre 0,4 y 1,3%, en la actualidad se les está aplicando el 0,95%. El Grupo Municipal Popular, propone bajarlo al 0,85%, que era el tipo vigente antes de la subida, aun así, muy por encima del mínimo establecido legalmente del 0,4%; pero que supondría un ahorro importante para las empresas del Puerto.

Tasas por ocupación de vía pública

Se propone la prórroga de la exención del pago como mínimo hasta el 31 de diciembre de 2022, puesto que la recuperación del comercio y la hostelería todavía no se ha producido y en ningún caso se ha llegado a las cifras de facturación anteriores a la pandemia.

Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO)

La Ordenanza Reguladora del ICIO actualmente vigente desde enero del 2022, establece el tipo de gravamen para este impuesto en el 3,00%. El Grupo Municipal Popular, solicita para el año 2023 una rebaja del 20% de dicho impuesto para minimizar la caída de ingresos de las empresas del sector y que sirva también de estímulo para el establecimiento de nuevas empresas en nuestro territorio. Dicha bonificación situaría el nuevo tipo aplicable en el 2,4%, más acorde con los tipos que aplican los Ayuntamientos de nuestro entorno, en lugar del 3,00%, lo que provoca la huida de nuevas empresas para instalarse en localidades vecinas con tipos más bajos.

Impuesto sobre actividades económicas

La Ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Actividades Económicas, vigente desde enero de 2019, establece bonificaciones en función del año de actividad y de la tasa creación de empleo de la empresa. Se solicita la bonificación adicional del 25% del impuesto, para aquellas actividades golpeadas directamente por la pandemia como la hostelería, el ocio nocturno, el comercio y el turismo.

Tasas por vados

Presión Fiscal

El PP propone bajar la tasa genérica de vado de 395 euros, un 50%, quedando fijada en 197,5 euros, lo que supondría un ahorro importante para los titulares de vados permanentes.

Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica

Presión Fiscal

Se solicita revertir la subida de 1% en el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica para turismos de más de 16 Caballos Fiscales y motocicletas de más de 500 CC, del Artículo 12.1 de la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica que se aplicó en el año 2021. Y que se aplique una bajada del impuesto del 10% a los vehículos no bonificados.

Esta bajada, afectaría en el caso de los turismos, aproximadamente al 70% de los más de 100.000 vehículos que circulan por nuestra ciudad, lo que supondría un estímulo en un momento de grave crisis económica, para aquellos contribuyentes que no tienen poder adquisitivo para adquirir vehículos con etiqueta 0 o ECO, más caros que el resto de los turismos, y que son los que tienen bonificado el impuesto.