miércoles, 27 de octubre, 2021  |  
La portavoz popular en el Ayuntamiento de Castelló denuncia escasa empatía del gobierno municipal con sus ciudadanos La portavoz popular en el Ayuntamiento de Castelló denuncia escasa empatía del gobierno municipal con sus ciudadanos

- 29 agosto, 2021 -

Carrasco asegura que "el afán recaudatorio de Marco lleva a los castellonenses a seguir pagando el segundo Impuesto de Bienes Inmuebles más caro de... La portavoz popular en el Ayuntamiento de Castelló denuncia escasa empatía del gobierno municipal con sus ciudadanos

Carrasco asegura que “el afán recaudatorio de Marco lleva a los castellonenses a seguir pagando el segundo Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más caro de España”

Castellón Información

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia que ni en la peor crisis que vive la ciudad el gobierno de Amparo Marco “renuncia a seguir esquilmando el bolsillo de los castellonenses”. “El afán recaudatorio de Marco lleva a los castellonenses a seguir pagando el segundo Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más caro de España, porque ni siquiera en este escenario de pandemia el equipo de gobierno formado por PSOE, Compromís y Podemos ha contemplado una rebaja en su coeficiente para pagar menos”, señala.

En este sentido, denuncia que con el presupuesto de 2021, aprobado 8 meses tarde, “la alcaldesa Amparo Marco se ha propuesto recaudar 816.000 euros más respecto al año pasado en concepto de tasas, impuestos, multas, precios públicos o recargos”. “La mayor parte de este dinero provendrá del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), cuya partida se ha visto incrementada de 57,2 a 57,5 millones de euros respecto a 2020″, ha informado.

Carrasco recuerda que desde el Partido Popular ya lo advirtieron en la enmienda que presentaron a la totalidad del presupuesto. La partida genérica de impuestos directos ha pasado de 95 a 95,6 millones de euros en 2021 y la mayor aportación de impuestos directos llegará a través del IBI urbano. Un IBI que, con 402 euros de media es el segundo más caro de España, solo por detrás de Madrid y al mismo nivel que Barcelona, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

“Es algo que no alcanzamos a entender con la que está cayendo. Con una pandemia que se prolonga 18 meses, con el tarifazo de la luz que venimos soportando este mes de agosto, con miles de castellonenses parados y pymes y autónomos a quienes siguen sin llegarles las ayudas prometidas. Este presupuesto no ayuda en absoluto a quienes tratan de remontar en su día a día”, denuncia la portavoz Popular.

Y la concejal añade que por la gestión “lenta e ineficiente” del gobierno de Amparo Marco, el año pasado se quedaron sin gastar 35 millones de euros de un presupuesto que entró en vigor en septiembre, como éste. “Lo que augura que por falta de tiempo material para ejecutarlo les volverá a pasar lo mismo este año 2021 y, aún así, no renuncian a seguir recaudando más”, matiza la concejal.

“Este hecho unido a la situación de pandemia no ha servido para que el equipo de gobierno municipal, en un ejercicio de empatía con los castellonenses, rebaje la presión fiscal. Todo lo contrario. Desde el Partido Popular insistimos en la necesidad de bajar impuestos, si de verdad este gobierno quiere ser útil, si quiere ser parte de la recuperación económica y no un problema añadido, lo que deberían hacer es bajar los impuestos”, ha seguido explicando Carrasco.

Para la portavoz de los Populares en la ciudad de Castellón, este afán recaudatorio del gobierno de Amparo Marco “contrasta con el recorte de un 18% en políticas de empelo. El Pacto Local por el Empleo ha visto su presupuesto mermado respecto al año 2020 que acabó con 400.000 euros que no fueron capaces de gastar, con la con la cantidad de personas que se hubieran podido beneficiar”.

“Lamentamos que la alcaldesa Amparo Marco se cierre en banda a las propuestas útiles y factibles que desde el Partido Popular llevamos haciendo, desde el inicio de la pandemia, para salir unidos de esta crisis. Mientras el PP aboga por una bajada de impuestos, l’Acord de Fadrell, opta por seguir recaudando más en impuestos cada año y opta por gastos que no son prioritarios en estos momentos de crisis y por mantener las altas remuneraciones del equipo de gobierno, que se subió el sueldo un 50% al llegar y ni siquiera en pandemia se ha visto reducido”, concluye.

 

Whatsapp Telegram