Noticias Castellón
domingo, 19 de mayo de 2024 | Última actualización: 00:27

Carrasco: “Los bonos de comercio son insuficientes y la avenida de Lidón necesita ayudas directas”

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 21 segundos

Noticias Relacionadas

La portavoz del PP en Castelló pide más sensibilidad para con los comerciantes ante la difícil situación que atraviesan

Bonos de comercio insuficientes, ayudas que no llegan a la avenida de Lidón, alumbrado pobre y condiciones leoninas que obligan a devolver las medidas ‘anti covid’ de 2020. La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco ha pedido mayor sensibilidad para con los comerciantes de la capital de la Plana.

PP Castelló

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Castelló aprobaba el pasado viernes la emisión de 175.000 euros en bonos para el comercio de toda la ciudad y 50.000 para los comercios de la avenida de Lidón.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Begoña Carrasco, Ha dado el visto bueno a esta medida, pero ha destacado que es del todo insuficiente, no está bien articulada y no ha sido consultada previamente con los comerciantes para atender sus necesidades.

Los bonos al comercio son insuficientes

Y es que, indicaba Begoña Carrasco, el ayuntamiento tiene un remanente suficiente para poder incrementar esos bonos de ayuda, que se podría haber multiplicado por dos, y haberlos puesto a la venta antes del macro puente de diciembre. Prueba de ello, indicó es que se agotaron a los pocos momentos de iniciado el procedimiento.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha defendido la necesaria apuesta por la promoción y dinamización del comercio de Castellón. Y eso se traduce en la activación de muchos elementos, como los bonos que se han emitido, pero en mayor cuantía, pero también en una iluminación adecuada de la ciudad en estas fechas navideñas.

Alumbrado pobre y con contrato caducado

Y es que el alumbrado ha centrado algunas de las críticas de la concejal popular. “Parece mentira que el ayuntamiento no se percatara de que se acercaba la Navidad para haber sacado a concurso un contrato de iluminación suficiente para dinamizar la actividad comercial de la ciudad”.

Las calles, indicó, están oscuras, la iluminación navideña apenas llega a algunas calles de la ciudad y la sensación que se produce es de un total abandono.

Los comercios de la avenida de Lidón

En lo que concierne a la situación que atraviesan los comercios de la avenida de Lidón, mencionaba Carrasco, los bonos además de ser insuficientes no compensan las pérdidas que sufren los propietarios de los negocios de esta avenida, a los que las obras han dejado prácticamente en la ruina.

Por esta razón, apuntaba, hubiera sido mucho más rentable que se hubieran proporcionado ayudas directas en función de su facturación, y con una comparativa de lo que han ingresado durante los últimos meses y lo que era su actividad antes de que comenzara la remodelación de la avenida.

Además, indicaba, hay negocios que difícilmente se van a poder acoger a los bonos, como es el caso de los estancos o de las farmacias.

Porque, a juicio de Begoña Carrasco, la planificación se ha realizado sin hablar con ellos, sin conocer su situación real, y a ‘salto de mata’. “Estos bonos no garantizan que se gasten en los establecimientos de la avenida cuando las obras dificultan tantísimo el acceso. Si hablaran con los afectados, como lo hacemos nosotros, lo sabrían. Necesitan ayudas directas, como ya propusimos en septiembre, para que se baremaran las pérdidas de los últimos cinco años y se sufragaran directamente desde el consistorio. Ya que las obras las padecen aunque nadie las haya pedido”.

Desde el Grupo Popular del ayuntamiento han abogado porque también la Diputación asuma la defensa de los comercios de la provincia y de la capital de la Plana. “La inversión en bonos comerciales sigue estando por detrás de Ayuntamientos como Alicante que, junto a la Diputación alicantina, llevan destinados desde el mes de octubre 1,6 millones para impulsar de verdad el comercio. El PP de Castellón, con la presidenta provincial, Marta Barrachina, propusimos a Confecomerç activar, a través de la Diputación de Castellón, una línea de bonos comerciales por valor de 5 millones, así como un plan de apoyo a las familias, autónomos y pymes por valor de otros 5 millones”, recuerda.

Carrasco, que ha recordado las diferentes propuestas realizadas desde su grupo, ha evocado: “A través de nuestro plan Juntos, llevamos al pleno 16 propuestas que, en el ámbito del comercio se proponía la activación de una línea de ayudas al comercio por valor de 600.000 euros mediante bonos, además de crear una línea directa de ayudas para pymes y autónomos por más de tres millones de euros, tanto para el apoyo en el pago del alquiler, como en forma de avales extraordinarios para los años 2021, 2022 y 2023. Propuesta que fue desestimada”.

Devolución de ayudas con intereses

Y por si todo esto fuera poco, Carrasco se ha referido también a las ayudas anti-covid al sector del Comercio que se convocaron desde el ayuntamiento en 2020.

De las ayudas que se concedieron en el año 2020 para ayudar a los comercios, que oscilaban entre los 1.200 euros y los 300 euros, mencionaba, “hoy se confirman que 35 de ellos van a tener que devolverlas. No solo han de devolver los fondos, sino que además lo tendrán que hacer con casi 100 euros de intereses. Ya advertimos de las condiciones leoninas. Su pecado ha sido no continuar en activo a fecha de 31 de diciembre de 2021. Es decir, pedían al equipo de gobierno de Marco una ayuda para sobrevivir, y luego, cuando no han podido seguir pese al esfuerzo, no solo han tenido que devolverla, sino que además con intereses. Este es el modelo de rescate del gobierno de la alcaldesa socialista Amparo Marco”.

Según Carrasco, mientras otros municipios compiten por atraer clientes y visitantes, por alegrar la calles y plazas, como Peñíscola o Vila-real, “en Castellón volvemos a perder una nueva oportunidad de ejercer de capital, incluso este año, el árbol de Navidad en la Plaza Mayor es más pequeño que nunca, por no hablar del árbol de Navidad de la Puerta del Sol, al que han tenido que ponerle un añadido para frenar las críticas”.