Noticias Castellón
domingo, 27 de noviembre del 2022 | Última actualización: 10:11

Carrasco insiste en destinar los 80.000 euros que cuesta retirar la Cruz del Ribalta a cuestiones prioritarias

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 16 segundos

Noticias Relacionadas

La portavoz del PPCS explica que este dinero se puede invertir en ayudar a las familias a superar la cuesta de septiembre, con una vuelta al cole un 30% más cara que el año pasado

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, insta a la alcaldesa Amparo Marco y a su equipo de gobierno a dejar la Cruz del Ribalta donde está, para acabar con el sainete que ha protagonizado el mes de agosto y que todavía colea en septiembre. “Los 80.000 euros que cuesta su retirada y que vamos a sufragar todos los castellonenses serían más provechosos para ayudar a las familias a superar la cuesta de septiembre, con una vuelta al cole un 30% más cara que el año pasado. Además del asfaltado de calles que venimos solicitando desde hace meses”, explica.

Cabe recordar que la ciudadanía viene asistiendo desde los primeros días de agosto a un auténtico sainete con los planes del equipo de gobierno de derribo del monumento y retirada de la Cruz del Ribalta, por la negativa de la empresa que tenía encomendado estos trabajos y que ahora se niega a realizar. El monumento de la Cruz del Ribalta en su totalidad fue resignificado por acuerdo plenario en 1978 para rendir homenaje a todas las víctimas de la violencia.

Por tanto, “no incumple ninguna ley y no es una cuestión que pida una mayoría social, como tampoco lo es la reforma de la avenida de Lidón. Los 80.000 que no debemos olvidar que salen del bolsillo de los castellonenses a base de pagar elevados impuestos, deberían revertir en mejorar la calidad de vida de los vecinos. La retirada de la Cruz no cumple con este objetivo”, insiste.

Por otra parte, “hoy que se retoman las Comisiones Informativas hemos preguntado al equipo de gobierno que nos explique cuáles son los motivos que les han llevado a incumplir los planes planteados, ya que no hay nueva fecha para la retirada de la Cruz, tan solo un anuncio de una nueva licitación para seguir adelante con la retirada del monumento, sin que sepamos a día de hoy si se va a denunciar a la empresa adjudicataria de los trabajos que no ha cumplido, al tiempo que hemos solicitado una copia oficial del contrato que se firmó”, apunta la portavoz Popular. 

Y añade: “También hemos preguntado al equipo de gobierno si ha informado al Obispado de la Diócesis Segorbe-Castellón sobre los retrasos en el traslado de la cruz del Ribalta a su nuevo emplazamiento en la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva”.