Noticias Castellón
martes, 31 de enero del 2023 | Última actualización: 15:39

AVE participa en el Seminario Permanente de Ética Económica y Empresarial de Étnor

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 44 segundos

Noticias Relacionadas

Valores como la transparencia, la escucha activa, la cercanía, la honestidad, el respeto, la superación, la adaptación, la excelencia y la innovación son fundamentales para el éxito de las empresas y su perdurabilidad en el tiempo. Así se ha puesto de manifiesto en la mesa de debate “Valores empresariales en entornos globales” organizada por la Fundación Étnor y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) en el marco del XXXII Seminario Permanente de Ética Económica y Empresarial de Étnor “Valores humanistas para el siglo XXI: un reto también para las empresas”.

Agnès Noguera, consejera delegada de Libertas7,vocal de la ejecutiva y el patronato de Étnor y vicepresidenta de AVE, ha introducido el debate aludiendo a la colaboración de AVE y Étnor, que se remonta a 12 años atrás, para el fomento de la ética en las empresas y las organizaciones que “entronca con la misión de AVE de dignificar la figura del empresario”. A esta colaboración con AVE se ha referido también el presidente de Étnor, Pedro Coca, y en alusión a las empresas participantes en el debate, ha citado a Adela Cortina, directora académica de Étnor: “la ética en la empresa es rentable a largo plazo”.

Nuria Ballester, directora de Estrategia, Innovación y Comunicación de Logifruit; Bernardo Gregori, director de Sostenibilidad, Relaciones Institucionales, Riesgos, Compliance y presidente del Consejo de Familia de Grefusa y Vicent Server, director general de Rolser. han puesto sobre la mesa los valores que orientan las decisiones y acciones de sus respectivas empresas de larga y consolidada trayectoria y su relevancia en la pervivencia de las compañías. El debate ha sido moderado por José Félix Lozano, profesor de Ética Empresarial y Responsabilidad Corporativa de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), que considera que “la ética para las empresas es necesaria, rentable y útil”.

Valores y éxito empresarial

Vicent Server, director general de Rolser, empresa familiar fundada hace 57 añosy que cuenta hoy con más de 250 empleados y presencia en más de 60 países,ha aludido a valores como la excelencia y al espíritu innovador, en lo que se refiere a uno de los pilares de la empresa: los clientes. Al respeto, la confianza, la retención del talento y la promoción interna en lo que se refiere a los trabajadores. A la “vinculación emocional” con el territorio y con el medio ambiente en su compromiso con la sociedad, ya la responsabilidadde los accionistas para legar una empresa sólida y solvente a futuras generaciones.

Por su parte, los valores de Logifruit -fundada hace 26 años y dedicada al alquiler, gestión y almacenado de envases reutilizables para el transporte de bienes de consumo que cuenta con más 1.200 empleados-, se aplican a todos los trabajadores en su relación con todos los grupos de interés con los que interactúan, expone Nuria Ballester. Estos valores son el liderazgo, la innovación, la colaboración, el compromiso y la transparencia. Guían las decisiones en el día a día y también las acciones, porque “a la gente lo que realmente le mueve es el ejemplo”, asegura.

Grefusa, fabricante de frutos secos y snacks de cereales con más de 90 años de historia y más de 700 empleados, tiene entre sus valores la cercanía, la escucha y ser transparente y accesible. “Creemos mucho en el respeto de todos los empleados sin importar la responsabilidad de cada uno”, afirma Bernardo Gregori. Los valores de Grefusa, a los que la empresa denomina “grefuvalores”, “son los que guían nuestra manera de ser y nos hacen únicos, forman parte de nuestra identidad”.

Los tres ponentes confirman que los valores han sido fundamentales para el éxito de las empresas y que en su esencia se mantienen vigentes con el cambio generacional. “Cada generación ha ido aportando unos valores a la siguiente y se ha ido enriqueciendo”, apunta Gregori, que considera “importante identificar qué valores ha ido aportado cada generación porque en su día no estaban escritos”.

Para mantener los valores Rolser promueve que los clientes visiten la fábrica y hacen participes a los trabajadores de los planes de la empresa. Además, desarrolla diversas iniciativas orientadas a la sociedad y los accionistas reinvierten los beneficios en la empresa. Por su parte, Logifruit realiza “una selección de personal consciente” tomando como referencia los valores del grupo. “A partir de ahí, invertimos también en formación para contar con un equipo de directivos que viva, trabaje y sepa trasladar esos valores aguas abajo. Lo fundamental es el ejemplo, el buen hacer y que se visualice que los líderes se comportan de acuerdo con esos valores”, explica Ballester. Respecto a Grefusa, todas las acciones internas están asociadas a los valores. “Dedicamos mucho tiempo y recursos a formar a las personas y lo hacemos en nuestros valores”, explica Gregori.

Nuria Ballester destaca, a modo de conclusión, la importancia de la escucha activa y la cercanía con los empleados. Vicent Server asegura que “una empresa sin valores está abocada al fracaso y, como empresa y como sociedad nos tenemos que comprometer a fomentar y transmitir estos valores”. Bernardo Gregori concluye que para realizar una gestión por valores en la empresa “se tiene que creer en ello y contar con el apoyo de la dirección, que debe predicar con el ejemplo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí