jueves, 13 de mayo, 2021  |  
Sin plan B en Lidón Sin plan B en Lidón

- 23 abril, 2021 -

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón y Presidenta del PP de Castellón de la Plana No hay plan... Sin plan B en Lidón

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón y Presidenta del PP de Castellón de la Plana

No hay plan B. Solo el empecinamiento personal de la alcaldesa de Castellón Amparo Marco de querer destrozar la avenida de Lidón, uno de los ejes de nuestra ciudad más bonitos y queridos por los castellonenses, con un proyecto que nos va a costar 3,3 millones de euros, que nadie ha pedido y que no tiene en cuento las demandas y necesidades de vecinos, comerciantes y usuarios.

Uno de los ejemplos más claros es el problema que se va a generar en el colegio Consolación, una de las infraestructuras de referencia en esta avenida. El centro educativo cuenta con 1.200 alumnos, a los que se suman otras 100 entre personal docente y profesionales. Esta misma semana me he reunido con la dirección del centro para abordar el problema que va a suponer el corte al tráfico de vehículos del carril de entrada a la ciudad desde la rotonda de Tombatossals hasta la plaza María Agustina, así como las trabas que se van a poner en el sentido inverso. La obra va a dejar fuera de circulación de casi 5.400 vehículos que diariamente transitan por esta vía. Más de 450 solo en la hora punta de entrada matinal al colegio Consolación.

Y lo peor de todo es que no hay plan B. “No se ha tenido en cuenta en el presente análisis la afección que tendrá esta solución en el acceso al colegio Consolación por Perot de Grañana y su salida por Avenida Capuchinos o Castelldefels”. Esto es lo que dice textualmente el informe técnico en el que se analiza el tráfico, un documento que forma parte del anteproyecto de reforma de la avenida Lidón que impulsa el gobierno de izquierdas de la capital de la Plana. O traducido: que cortan la calle, pero que no tienen prevista solución para las familias y usuarios del colegio Consolación porque, básicamente, si cortan la calle, no la hay.

Así está gobernando el PSOE, Compromís y Podemos Castellón, a golpe de ocurrencia, a golpe de capricho, a golpes contra los vecinos. Sin comerlo ni beberlo, el proyecto no solo va a bloquear el tráfico de vehículos en una de las principales arterias de acceso y salida a la ciudad por el noreste, sino que además el tráfico en las calles adyacentes será en zig-zag, nunca en sentido directo, y lo que es peor, la reforma supondrá un muro que dividirá la ciudad en dos, ya que se van a eliminar los actuales cruces con las calles perpendiculares, de manera que los vehículos no podrán atravesar la avenida.

También se va a eliminar por completo la actual rotonda del gigante Tombatossals, de manera que los actuales dos carriles de la amplia avenida María Rosa Molás se convierten en uno solo. Un nuevo embudo.

¿A esto le llama la alcaldesa mejorar la calidad de vida? Desde el Partido Popular entendemos que no. Por eso hemos presentado una moción en el próximo pleno instando a la paralización definitiva de un proyecto que nadie quiere y que todos consideran innecesario. También exigimos a la alcaldesa que abra un proceso de diálogo transparente y sincero con los vecinos, para resolver las cuestiones puntuales que puedan existir. Y por último, para que esos 3,3 millones de euros se inviertan en otros puntos de la ciudad donde sí hace falta una actuación por parte del gobierno municipal y que, ahora, ni está ni se le espera. No a la reforma de la avenida Lidón. El capricho de la alcaldesa no puede salirle tan caro a los castellonenses.

Whatsapp Telegram